El aumento de la información y nuestra inteligencia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hay quien piensa que el aumento de gente que usa las nuevas tecnologías y el exceso de información a la que tenemos acceso a diario nos hace menos inteligentes de lo que éramos hace unos años. ¿Es eso así? ¿Crees que la inteligencia colectiva aumenta proporcionalmente con el aumento de información? Después del salto te doy mi opinión al respecto.

Hombre de negocios usando su BlackBerry

El otro día iba a trabajar en el metro, uno de esos días en los que vas mirando a la fauna humana que te rodea y, abarrotado el metro como iba, me fije en que casi la mitad del vagón estaba utilizando las nuevas tecnologías: smartphones, tablets, libros electrónicos… Tanto era así, que una mujer mayor que iba sentada a mi lado haciendo unos crucigramas de papel comentó a su compañera de asiento: “esta juventud de hoy día cada vez está más idiotizada con tanto usar el móvil”.

Este suceso aislado muestra lo que piensa la gran mayoría de las personas adultas o mayores, como queramos denominarlas (aquellas personas que nacieron antes de que el teléfono móvil apareciese en escena). Sin embargo, ¿es esto cierto? ¿El uso de las nuevas tecnologías nos vuelve menos inteligentes o por el contrario nos muestra otra manera de manejar las neuronas? Como yo no soy científico, voy a dar mi opinión sobre este asunto, y como tal debe ser tratado este artículo.

Asumo que la mayoría de los lectores de este blog saben usar las nuevas tecnologías, totalmente o en parte, y estoy totalmente convencido que no se consideran más o menos listos que los demás por hacerlo. Sin embargo, estarán de acuerdo conmigo en que las cosas ya no las ven como antes, y que han cambiado su manera de hacer ciertas cosas, aún sin darse cuenta de ello.

Por ejemplo: cuando antes teníamos cualquier duda, de cualquier tipo, ¿qué hacíamos? Nos íbamos a investigar en enciclopedias, libros o donde fuese. Incluso le preguntábamos al profesor para que nos sacase de dudas. Hoy, por el contrario, ya no nos esforzamos en buscar la respuesta, porque sabemos que “San Google” nos la da fácilmente y sin esfuerzo.

Niño usando un iPad en una Apple Store

Eso nos demuestra que nuestro cerebro ya no se preocupa por saber más, sino por saber donde encontrar la información que necesita. ¿Nos hace eso menos inteligentes? Hay quien podría pensar que sí, pero yo prefiero pensar que hemos cambiado nuestra manera de usar el cerebro. Ya no almacenamos información en él, sino la ruta para buscar esa información.

Y ese es otro handicap de la vida moderna: el exceso de información. Antes aprendíamos lo que necesitábamos para vivir y cumplir bien con nuestro trabajo. Hoy día sabemos hasta para qué sirve la prima de riesgo, y no porque nos lo expliquen en la televisión, sino porque nosotros mismos hemos buscado la respuesta. Hago la misma pregunta: ese exceso de información, ¿nos hace mas inteligentes? Creo que no, tan solo nos hace tener mas conocimientos sin sentido ni utilidad en la cabeza.

La inteligencia no viene de la cantidad de conocimientos que se tenga, sino del buen uso que demos a esos conocimientos. Por eso no creo que seamos más tontos que antes por ser buenos usando las nuevas tecnologías, pero tampoco creo que seamos mas inteligentes que antes por tener más conocimientos al alcance.

Nuestros iPhone y iPad, entre otros smartphones o tablets del mercado, nos facilitan toda esta información necesaria al instante. Las herramientas de Apple son, sin lugar a dudas, una ventana al conocimiento instantáneo y a la actualidad, gracias a sus posibilidades y a las infinitas aplicaciones en la App Store que podemos descargar. Si realmente usásemos ese conocimiento como es debido el mundo no estaría como está en la actualidad, ¿no te parece?

Archivado en Opinión, Smartphone
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Aida dice:

    Yo creo q tener tanta información a nuestro alcance o tantos aparatos para acceder a él nos está volviendo más vagos y antisociales. Si antes querías saber algo te desplazabas a la biblioteca donde tenías contacto humano. Si tenías un problema te espabilabas más y usabas más la mente , en cambio, ahora, hasta para ir al baño tienes que pedir permiso al San Google como algunos le llaman.. Pero esta es mi opinión!

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion