La aplicación de mapas, algo no previsto en el primer iPhone

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Se está hablando largo y tendido estos días de la nueva aplicación de mapas lanzada por Apple para iOS 6 hace exactamente 10 días y, a decir verdad, no por sus bondades. Hoy en día no puede entenderse un teléfono inteligente sin una aplicación de mapas, algo que no estaba tan claro para Steve Jobs y su equipo en el año 2007, quienes decidieron introducir a última hora la aplicación Mapas en la primera generación del archiconocido teléfono.

Aspecto del primer iPhone lanzado en 2007

Llevamos tiempo informándoos del divorcio que está teniendo lugar entre los dos grandes de la informática: Apple y Google. Una ruptura a mi parecer muy acertada, pues no sería nada recomendable a la larga que los de Cupertino se atasen a su máximo rival. Sin embargo, a pesar de que el acuerdo cerrado con la empresa dirigida por Eric Schmidt hacía que ésta no ofreciera a Apple características avanzadas como turn-by-turn, pienso que quizá Apple debería haber consumido el año de contrato que le unía a la empresa de la gran G y no haber lanzado una aplicación tan en pañales.

Ayer Tim Cook, en una decisión creo que sin precedentes, se dirigió a toda la comunidad de usuarios para pedirle disculpas por los cuantiosos fallos que innundan la nueva aplicación de mapas. Una carta en la que reconoce que no han estado a la altura, actitud muy de aplaudir a mí parecer.

Todos vemos la aplicación Mapas como algo evidente, intrínseco a iOS, pues siempre ha estado ahí desde sus inicios, pero esto pudo no haber sido así. Aunque no os lo parezca, incluir una aplicación de mapas en el iPhone original fue una decisión de última hora, algo que no entraba en el plan inicial diseñado para el primer teléfono inteligente de la compañía californiana.

Semanas antes del evento, Steve ordenó a dos ingenieros crear una aplicación de mapas para mostrar las capacidades de la pantalla táctil del nuevo dispositivo, quienes en tres semanas la consiguieron tener lista mientras él se apresuraba a cerrar un trato con Google con el que abastecerla de datos. A medida que el iPhone empezó a calar entre el público, en Cupertino se sorprendieron de la popularidad de la aplicación y se dieron cuenta de lo importante que este tipo de servicios iba a resultar en el futuro.

MobileMe, Ping y la aplicación de mapas han sido duros reveses en la incursión de Apple en el mundo de los servicios basados en Internet; fracasos paliados en buena medida por los elogios recibidos por iCloud. Los servicios de geolocalización se han convertido en críticos hoy en día, lo que hace casi seguro que tengamos novedades al respecto en no mucho tiempo. Al fin y al cabo, Apple se juega mucho en esta batalla.

Archivado en Google, iOS, Mapas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion