Probamos los MySticker Décor, un vinilo para tu MacBook Pro

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Decorar nuestros aparatos de la manzana mordida es algo importante para muchos de nosotros: desde una modificación con grabado láser hasta cambiar las carcasas de un iPhone. Por desgracia, muchas de estas modificaciones anulan la garantía del aparato. Pero los vinilos permiten decorar nuestros equipos sin necesidad de esto, dándoles muchas veces un acabado muy bueno y elegante.

Vinilo una vez aplicado sobre el equipo

A muchos de vosotros seguro que os gusta decorar vuestros dispositivos de la manzana mordida con un toque personal: desde un cambio de carcasa por una de color, hasta grabados en láser que hacen a vuestro equipo único e irrepetible.

Pero por desgracia, estos métodos muchas veces implican modificar el dispositivo de tal forma que anulamos automáticamente la garantía del mismo, lo que implica que si tenemos algún fallo deberemos abonar el 100% del coste de la reparación.

Uno de los métodos que hay para no incurrir en este tipo de acciones son los vinilos, de los cuales hablaremos hoy tras haber probado los MySticker Décor para MacBook Pro de 15 pulgadas, un vinilo de calidad que que sin duda alguna da un toque diferente a nuestro portátil a la vez que no anula la garantía.

Primeras impresiones

Foto del vinilo y la carta explicativa

El vinilo nos llega por correo ordinario, en un sobre de cartón grueso, lo que lo protege bastante frente a dobleces y desperfectos durante el proceso de envío. Dentro del sobre, encontraremos una carta del vendedor (en la cual nos explica los pasos para su aplicación), junto con el vinilo propiamente dicho.

A primera vista, parece de fácil colocación, a parte de limpia y sin necesitar ninguna herramienta especial, ya que para ello tan solo necesitaremos una tarjeta de crédito o similar y un buen rato para aplicarlo, ya que no siempre se transfiere al primer intento.

Disponibilidad y precios

Los MySticker Décor se pueden adquirir en la página del vendedor a un precio de 8,95€ el modelo para MacBook.

Si queremos un vinilo para otros dispositivos, el precio varia en función del modelo y de si lo queremos personalizado o no.

Presentación y colocación del vinilo

Vinilo aplicado

El vinilo viene colocado entre dos superficies adecuadas para ello, quedando por tanto protegidas tanto la cara que quedará al descubierto como la que se pegará sobre el portátil.

Para colocarlo, deberemos primero transferir el vinilo a una de las dos superficies haciendo uso de una tarjeta de crédito o similar. Para ello, deberemos llevar cierto cuidado ya que de aplicar presión puede doblarse, pudiendo doblar y estropear la tarjeta.

Una vez creamos que lo hemos pasado correctamente, deberemos separar la otra cara con cuidado, y si vemos que queda alguna parte para transferir lo recolocaremos y seguiremos aplicando presión hasta poderlo pasar totalmente.

Una vez lo hemos conseguido transferir a la capa de aplicación, procederemos a agarrar la superfície con mucho cuidado de no tocar el vinilo (debemos tener en cuenta que en este momento la parte del vinilo con pegamento está al descubierto), y a continuación lo colocaremos sobre el portátil, el cual habremos limpiado rigurosamente con anterioridad.

Finalmente, con el mismo procedimiento que hemos usado anteriormente para pasar el vinilo de capa a capa, lo transferiremos al aluminio de nuestro equipo, para finalmente retirar el papel y que este quede adherido perfectamente.

Resistencia y limpieza

Uno de mis temores a la hora de poner el vinilo sobre el portátil era que al limpiarlo se quitase o deteriorase, pero he de decir que tras diversas limpiezas del equipo el material sigue intacto y pegado tan bien como el primer día, sin ninguna muestra aparente de deterioro.

En cuanto a la resistencia, hay que decir que se agarra fuertemente al aluminio, ya que he probado diversos métodos para arrancarlo, y se ha resistido incluso a la cinta adhesiva más fuerte que he encontrado.

El grueso, un punto a mejorar

Si algo negativo he encontrado a este vinilo ha sido sin dudarlo el grueso del material, ya que se nota mucho al tacto a la hora de coger el equipo.

Conclusión

80

La verdad es que el vinilo cumple perfectamente con lo que promete: es resistente, suave, y se puede aplicar con bastante facilidad (lo que no significa que sea rápido).

Tan solo le he encontrado un punto negativo: su grosor resulta excesivo, aunque no resulta un inconveniente si no nos importa que la superfície del ordenador deje de ser tan fina como estamos acostumbrados. Es una decoración perfecta si lo que buscamos es exclusivamente decorar nuestro equipo.

Archivado en Reviews
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs