El iPhone 5, cuando Apple dejó a los audiófilos de lado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Aunque el iPhone 5 fue un enorme salto en calidad, su extrema delgadez y ligereza le pasó factura en algunos aspectos. Además de que en Cupertino no pudieron aumentar el tamaño de la batería y la cámara mejoró tímidamente, el sonido también perdió algunos enteros en lo que se refiere a calidad e intensidad de volumen. En este post te lo contamos a fondo.

iPhone con auriculares Denon

Los dispositivos portátiles no han sido nunca demasiado amigos de la alta fidelidad. A pesar de que durante años hemos visto etiquetas de Dolby o Beats Audio en diversos teléfonos móviles, la calidad de sus diminutos altavoces nunca estará a la altura de un buen equipo de alta fidelidad.

Sin embargo, los iPod siempre han gozado de una buena fama junto a unos buenos auriculares para los más audiófilos andantes. Los iPhone tampoco son menos, que siempre han llevado su procesador de audio dedicado para ofrecer la mejor calidad de audio posible.

No fue hasta hace poco cuando me interesé por investigar el aspecto de la calidad de sonido de los smartphones, cuando me di cuenta que mi iPhone 5 sonaba bastante más flojo y con un poco menos de calidad, con las mismas canciones y los mismos auriculares, los Denon AH-C700 que podéis ver en la foto que acompaña al post.

Así pues, me encontré con esta comparativa que hacen en Engadget, donde ponen cara a cara el iPhone 4, iPhone 4S, iPhone 5, Samsung Galaxy S III y el HTC One. Aquí se paran a analizar diversos aspectos, como la respuesta a distintas frecuencias, la distorsión armónica, rango dinámico, etc.

El sonido a examen

Altavoz del iPhone 5

Las pruebas muestran en general que los dos teléfonos que mejor rinden con diferencia son el iPhone 4 y 4S, quedando este último un poco por encima de su hermano. El HTC sin embargo, se mostraba más brusco en los cambios entre los canales izquierdo y derecho y cambios de ritmo, y es ahí donde se nota el toque de Beats Audio.

El iPhone 5 por su parte, muestra una carencia bastante grave de volumen. Como decía más arriba, en las mismas condiciones, el iPhone 5 requiere varios puntos más de volumen para llegar al mismo nivel de sonido. Es por ello que con el último terminal de Apple nos veremos obligados a tener el volumen casi siempre al máximo. Para colmo, iOS nos advierte de que puede ser peligroso poner el volumen tan alto con rallas rojas, pero realmente con un iPhone 5 apenas se escucha la música con el volumen a la mitad.

Y este problema se magnifica aún más cuando la impedancia de los auriculares aumenta o tenemos que alimentar unos auriculares de casco en vez de unos de botón o intrauditivos, lo que se vuelve tarea imposible para el iPhone 5. Con unos cascos de 250 Ohms de impedancia, los únicos capaces de darles potencia fueron el iPhone 4 y 4S.

El culpable de esta carencia viene a ser el chip DAC (Digital to Analog Converter) incluido en el nuevo iPhone 5, que aún siendo de Cirrus Logic, es de peor calidad, o que al ser más pequeño para reducir el tamaño de la circuitería pierde en potencia y calidad.

¿Será Apple capaz de volver a llevar al iPhone a los bolsillos de los amantes de la alta fidelidad? El iPhone 5, desde luego que nos ha decepcionado a muchos en este aspecto.

Archivado en Auriculares, Comparativa, Sonido
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • gaescobarc dice:

    Y el sonido comparado con el ipod touch 5G ?.

  • masterofgabos dice:

    El sonido del iPhone 5 es asqueroso, lo digo por experiencia propia, ademas usa un chip Cirrus Logic, que es bastante inferior al Wolfson que montan los HTC, los iPhone 4/4S y el Galaxy S3 que son de mucha mejor calidad de audio, y eso se nota muchisimo, lo dice el feliz poseedor de un HTC One, ex poseedor de un Galaxy S3 y primo del dueño de un iPhone 5

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion