Steve Jobs fue el culpable de los fallos de MobileMe

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Un tiempo después de la muerte de Steve Jobs, muchas de las personas que trabajaron con él hablan acerca de la experiencia que han podido sacar de ello. Algunos hablan muy bien, mientras que otros alegan que sufrieron lo indecible. Una de estas personas es Erin Caton, ex-ingeniero al cargo de la fracasada MobileMe, que nos cuenta cuales fueron algunos de los factores que hicieron fracasar ese servicio.

Página de inicio de MobileMe

Todos sabemos que Steve Jobs era una persona muy difícil. No era fácil complacerle, entenderle e incluso soportarle, ya que sus cambios de humor eran, en ocasiones, inaguantables. Sin embargo, su campo de distorsión de la realidad hacía que cualquier cosa que dijese se convirtiese en un deseo, no suyo, sino propio, de la persona que escuchaba. Eso hizo que Apple tuviese a los mejores trabajando mucho tiempo sin apenas quejarse.

Ha pasado ya un tiempo desde que Jobs desapareció. Su campo de distorsión de la realidad ha perdido toda su fuerza (pues duró aun después de su muerte) y muchos de los que trabajaron para él hablan acerca de lo que tuvieron que sufrir y padecer. Pueden parecernos palabras que sirven para desprestigiar a un verdadero icono en el mundo de la tecnología, pero creo que sirven para entender un poco más en qué se basa el ecosistema Apple.

Erin CatonUno de estos ingenieros que habla es Erin Caton, una Engineering Project Manager del proyecto MobileMe, uno de los fracasos de Apple más sonados y odiados por los usuarios. Erin comentó que, aunque Steve Jobs culpó a los desarrolladores e ingenieros por el fracaso de este producto, en realidad fue él el verdadero culpable. Ella misma nos explica lo que ocurrió en un artículo publicado en Medium en el que intenta advertir a los jóvenes CEOs de Silicon Valley que piensan que Steve Jobs es un líder digno de imitar.

Al parecer, los ingenieros no estaban seguros de las fechas de lanzamiento del servicio, ya que veían muchos problemas en su funcionamiento. Intentaron avisar a Jobs, mostrarle otra forma de sacar el servicio, pero en vez de hacerlo en una producción gigantesca, hacerlo poco a poco, para ver la estabilidad del servicio, pero este ni siquiera les escuchó, así que hicieron lo posible por seguir trabajando y sacarlo en las fechas previstas. Como sabemos fue un auténtico fracaso. La misma noche de la presentación todo el servicio se cayó, dejando a Apple en muy mala posición.

Los ingenieros trabajaron durante 24 horas 7 días a la semana para hacer copias de seguridad de todo el servicio. Caton nos explica:

Cuando por fin lo conseguimos, por lo menos un centenar de nosotros fuimos llamados a una reunión con Steve Jobs. Todos nosotros caminamos hasta el edificio como si nos dirigiésemos a la guillotina. Él se puso delante de nosotros y nos gritó, nos dijo que debíamos estar locos, que podríamos haber hecho un lanzamiento escalonado y se quejó de que ni siquiera tratáramos de hacer todas las cosas que nosotros habíamos estado pidiendo hacer. Fue el mejor discurso de desmotivación del mundo.

Y es que el campo de distorsión de la realidad terminó afectando al propio Steve. Según Caton:

Incluso Steve Jobs no era Steve Jobs inicialmente. Él solo se marginó a sí mismo, convirtiéndose en un idiota enorme que tenía una empresa que podía permitirse el lujo de tener un gran volumen de ventas, y tenía un montón de secuaces que lo adoraban como a un héroe sin importar lo que hiciese.

Steve Jobs fue un gran visionario que supo estar en lo alto de la ola tecnológica avanzándose al tiempo en el que estaba, y creo que por eso debemos recordarle. No siempre sabremos lo que se mueve en los intrincados pasillos de la empresa de la manzana mordida, pero sí sabemos que Jobs no fue un jefe amable y comprensivo, pero sí supo motivar a las personas a sacar de sí mismas lo que ni siquiera sabían que tenían. Posiblemente gracias a eso Apple está donde esta. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Archivado en Historia, MobileMe, Steve Jobs
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion