Apple Vintage: Power Macintosh G3, el equipo considerado como el precursor del Mac Pro

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Regresamos una semana más con Apple Vintage, sección en la que viajaremos al pasado con la intención de rendir un pequeño homenaje a los productos que Apple ha ido lanzando a lo largo de su historia. Hoy retrocederemos hasta el año 1999 para rescatar un remozado Power Macintosh G3, cuyo inconfundible diseño, que facilitaba el acceso a sus componentes internos, hizo las delicias de un gran número de usuarios.

Apple Vintage: Power Macintosh G3

Ya estamos de vuelta, una semana más, en Apple Vintage, la sección retro de Applesencia en la que recuperaremos los productos que han ido marcando la evolución de Apple hasta convertirse en la compañía que todos conocemos hoy en día. Hoy abriremos el baúl de los recuerdos para desempolvar el Power Macintosh G3, el ordenador profesional de la fima californiana que hacía gala de una carcasa translúcida, y que consiguió trascender como el auténtico precursor del actual Mac Pro.

El que fuera popularmente conocido como G3 Blanco y Azul, en una clara alusión a su remozado chasis, vio la luz en enero de 1999 para tomar el testigo del Power Macintosh G3 original, con el que apenas compartía nomenclatura y arquitectura del procesador.

El primer equipo de la familia Power Mac en llegar al mercado, tras el lanzamiento del primer iMac, heredó ciertos rasgos característicos de éste. No obstante, también estrenó una serie de interesantes características, como su nueva carcasa, que facilitaba el acceso a la placa base y al resto de componentes, el soporte FireWire, o la implementación de puertos USB.

Características del Power Macintosh G3

Vista trasera del Power Macintosh G3

En el interior de su tan alabada caja, debido en gran medida a las opciones de manipulación y expansión que brindaba al usuario, se hallaba un procesador PowerPC G3 750 a 300 MHz, con 512k de caché L2. La configuración base, incluía 64 MB de memoria PC100 SDRAM –ampliables hasta 1 GB–, y un disco duro Ultra ATA/33 de 6 GB, ampliable hasta un máximo de 128 GB en dos discos, aunque si bien es cierto, a la hora de la compra era posible configurarlo con dos unidades SCSI Ultra2. El apartado gráfico, por su parte, quedaba cubierto por una tarjeta PCI, ATI Rage 128 GL con 16 MB de memoria SDRAM.

En lo que a conexiones y conectividad respecta, lo cierto es que el Power Macintosh G3 se desenvolvía de forma sobresaliente y contaba con salida VGA de 15 pines, 1 puerto de legado ADB, 2 puertos FireWire 400, 2 puertos USB 1.1, un puerto Ethernet 10/100Base-T, y la posibilidad de incluir un módem de 56k.

Para la parte dedicada a la unidad óptica, se optó por introducir un lector de CD de 32X ATA-3, aunque existía la posibilidad de sustituirlo bajo demanda, por un lector de DVD 5X. Con todo ello, sus dimensiones totales se mantuvieron en unos comedidos 43,2 x 22,6 x 46,7 centímetros, y 13,6 kg de peso.

Como buen ordenador de gama profesional, el G3 Blanco y Azul no cojeaba en lo que a slots de expansión se refiere, y buena muestra de ello eran los 3 puertos PCI a 33 MHz –existía incluso un cuarto a 66 MHz, aunque ocupado por defecto por la tarjeta de vídeo– y 4 puertos para unidades de 3,5 pulgadas, de las cuales, tres eran internos y estaban destinados a discos duros, mientras que el cuarto, externo, había sido pensado para unidades Zip.

Fotografía de la caja del Power Macintosh G3

Sus posibles configuraciones se comercializaron desde los 1.599 dólares, correspondientes al modelo de entrada, hasta los 5.000 dólares, para la más completa, la configuración como servidor. No cabe duda de que sus precios podían llegar a intimidar a los bolsillos más holgados, y sin embargo, a la vez era considerada un máquina brillantemente construida, y un atrezo indispensable en cualquier escritorio que se preciase.

La vuelta de Steve Jobs al timón de la nave, la famosa campaña Think Different, y la creación de una serie de equipos dotados de especificaciones notables y diseños sencillamente insuperables, dieron pie a que la multinacional californiana volviese por sus fueros.

Y precisamente, de haber contribuido en dicha empresa puede presumir orgulloso un Power Macintosh G3, que sería descontinuado en agosto de 1999, con la llegada de los procesadores PowerPC G4, en general, y el Power Mac G4, en particular.

Antes de despedirnos, os dejamos con una extensa galería de fotos por cortesía de la web Shrine of Apple.

Hasta aquí hemos llegado por hoy. Dentro de 7 días continuaremos con nuestro particular repaso por la fructífera historia de Apple. ¡No os lo perdáis! Si ansiáis que desempolvemos algún producto en particular o si tenéis en casa alguno que os gustaría que incluyésemos en futuras entregas, os invitamos a que lo compartáis con nosotros.

Archivado en Apple Vintage, Historia
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion