DisplayMate califica al Samsung Galaxy S7 como el smartphone con mejor pantalla

DisplayMate califica al Samsung Galaxy S7 como el smartphone con mejor pantalla

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pantalla del Samsung Galaxy S7

DisplayMate acaba de publicar hoy su análisis de la pantalla del nuevo Samsung Galaxy S7, al cual han calificado como el smartphone con mejor pantalla que jamás han probado. Esto debería ser un indicativo para Apple de que el OLED está lo suficientemente maduro como para dejar a la tecnología LCD IPS de los iPhone a un lado, tecnología que lleva años al límite de sus posibilidades, y donde hay poco margen de mejora.

El OLED ya no es el futuro, es el presente. Atrás quedaron esas pantallas con colores saturados y falsos, y que no se veían apenas a la luz del sol. Ahora tienen lo mejor de la fidelidad de color de los LCD IPS, y los negros puros que las primeras jamás podrán ofrecer. Ya el Galaxy S6 y el Note 5 tenían las mejores pantallas del momento, y el Galaxy S7 se vuelve a superar. Apple sin embargo, no ha hecho ningún cambio en la pantalla del iPhone 6s respecto a la del iPhone 6.

Ahora el S7 ofrece más brillo que el Note 5, una mayor fidelidad de color y mayor contraste a plena luz del día. Estos resultados son realmente increíbles, pues hay que considerar que la pantalla del S7 es un 20% más pequeña que la del Note 5, y el esfuerzo para conseguir esto es extra.

Parte de esta mejora también es gracias al renderizado de sub-píxeles, que mejora la definición de la imagen haciendo un tratamiento en los sub-píxeles rojo, verde y azul. Según DisplayMate, con esta tecnología tenemos la sensación de que la pantalla tiene tres veces más resolución de los que tiene.

¿Por qué el OLED ya supera en todo al LCD?

Distribución de píxeles del iMac con pantalla Retina

Las mejoras van directamente relacionadas con los avances en la tecnología OLED donde aún queda mucho por mejorar, mientras que el LCD está estancado, y ni la propia Apple tiene ya mucho margen de mejora. El OLED permite marcos más finos y ligeros, ofrece tiempos de respuesta menores, mejores ángulos de visión, etc. Esto ocurre porque en el LCD todo se aplica al panel entero, mientras que en OLED cada sub-píxel está alimentado y controlado de forma individual, y gracias a esto se permite mayor fidelidad de color, contraste y uniformidad en la imagen.

Y gracias a que cada pixel se enciende y apaga individualmente, las pantallas OLED son mucho más eficientes energéticamente que las LCD. Gracias a esto, ofrecen también un brillo mucho más alto que las LCD —cosa que antaño era completamente al revés—. En el único punto en el que una pantalla LCD seguirá siendo más eficiente que una OLED es en imágenes donde predomina mucho el blanco, pues todos los píxeles estarán iluminados, consumiendo en conjunto más energía que unas simples lámparas LED, que siempre están retroiluminando el panel.

Pero parece ser que al iPhone aún le queda camino por recorrer con pantallas LCD. Desde 2007 la pantalla del iPhone ha mejorado muchísimo, pero Apple no tiene pensamientos de cambiar de tecnología seguramente hasta finales de 2018, por lo que tendríamos que esperar ya al iPhone 8. Recordemos que a día de hoy, el único dispositivo de Apple con pantalla OLED es el Apple Watch, que por cuestiones de tamaño no puede equipar un panel LCD.

Archivado en DisplayMate, iPhone 6s, OLED, Pantallas, Samsung Galaxy S7
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs