Cómo me convertí en un fanboy

COMPARTIR 0 TWITTEAR

“Fanboy” es una palabra extrema. Define a un seguidor como un radical de una marca. Muchos conceptos pueden acabar por definirte así, aunque puedes llegar a este término a causa de comprobar que una marca te ofrece una experiencia inigualable por las demás. Aquí se definen mis andaduras por Apple, desde principio a fin.

Lamentablemente, no tengo la fortuna de comunicaros que soy un fiel seguidor de la famosa manzana mordida desde sus inicios. Tampoco tengo el placer de informaros que sigo a Apple desde los primeros Mac o iPod. Soy un fiel seguidor de la manzana que como muchos empezó en Apple gracias al iPhone.

Antes de…

Recuerdo hace cuatro años aproximadamente, saliendo del trabajo, un debate en la radio en el cual comparaban un Nokia contra un teléfono que recién había salido en Estados Unidos llamado iPhone, cuya principal característica (o la más llamativa para mí) era su pantalla táctil. Lo que se me quedó clavado en la mente fue la comparación de la cámara de 5 Mpx del Nokia frente a los 2 Mpx que traía el primer iPhone. Pensé que el teléfono de esa empresa llamada Apple tenía los días contados. Otro rival de Nokia que se quedaría en eso, simple rival. Pero en mi interior indagaba la duda. ¿Cómo podía un teléfono táctil llamar tanto la atención de nuestros vecinos americanos?

Cómo me convertí en un fanboy

La misma tarde, al llegar a casa, conecté mi Acer a internet para entrar en Youtube y ver qué pasaba con ese tal “iPhone”. Al ver el primer video, quedé prendado como un niño de aquél nuevo juguete que esa empresa de Cupertino había inventado. Cuantos más vídeos pasaban frente a mi retina, más feliz me sentía por dentro. Vi en ese momento que el futuro iba a pegar un cambio, y que el iPhone sería el responsable claro de ello. Sin más dilación, entró en mi lista prioridades, ocupando directamente el primer lugar. Lamentablemente, la única forma de hacerme con él era importándolo a España, con unos costes elevadísimos a parte de firmar contrato con una compañía desconocida para mí por aquellos tiempos.

Durante más de medio año, estuve viendo las habilidades de ese magnífico teléfono. La poca eficacia de la cámara me importaba bien poco. Lo que yo quería era tocarlo, notar su fluidez y adquirir esas fantásticas aplicaciones provinentes de esa tienda llamada App Store.

Me puse las pilas y descargue iTunes para mi Acer Aspire. Recuerdo que el registrarme en la tienda musical de Apple me dio miedo, pero di el paso y compré mi primer CD (Maná). Quedé maravillado por la rapidez de la compra y obtención de datos.

El iPhone

Al poco tiempo, ya estaba siguiendo el blog sobre Apple más importante a nivel nacional, llamado Applesfera. En esa web me enteré de que se preparaba la presentación del sustituto del primer iPhone, y me apunté a seguirla. Vi la presentación y, si cabía, me enamoré más de ese iPhone 3G. La cámara seguía igual, y no estaba a la altura del mercado. El diseño era precioso y la respuesta del gadget mucho más rápida. Sin pensármelo, el primer día que se ponía a la venta decidí volver a Movistar (muy a mi pesar) para adquirir esa joya.

Cómo me convertí en un fanboy

Empecé a pagar internet en un teléfono, cosa que hasta entonces no había hecho en la vida. Aún retumban en mi cabeza aquellas voces que me llamaron derrochador y pijo por poseer ese servicio en el terminal. Pero de nada sirvió. Descubrí una nueva forma de comunicación, de navegación, de uso. Entendí que la tecnología no debía ser complicada para ser útil. Todo lo contrario. La sencillez al completo era lo que hacía de ese gadget la mejor compra que habría realizado en años. Tuve el primer iPhone, y fue el principio de un gran camino en Apple. Está claro que el iPhone ha supuesto muchísimo para la manzana.

Después del iPhone

Lógicamente, y siguiendo los mismos pasos por los que habrán andado gran parte de nuestros lectores, vino el salto del PC al Mac. Nada más poseer el iPhone, la investigación sobre los productos que Apple ofrecía se pronunció. De esa forma se mostró ante mi ese ordenador que ya había visto en varios sitios, pero que jamás le había prestado la atención que se merecía. Conocí así el iMac. Más sencillez a raudales, diseño atractivo cuyo sistema operativo era alabado por la mayoría de sus usuarios.

Sí, a principios de 2009 y al medio año de poseer el iPhone compré un iMac 24″. Adquirí el más potente de todos, y me complace decir que aún lo conservo y rinde prácticamente igual que el primer día que lo saqué de la caja, cosa que nunca antes había experimentado con un PC. Junto al iMac, añadí al carrito de la compra un iPod Classic y entré así en el mundo musical de Apple. Insisto con la facilidad de uso y el hermoso diseño del aparato. Majestuoso, como todo lo que Apple tenía en el mercado.

Pasaron los años hasta el día de hoy, y como muchos que me conocéis ya sabréis, casi no hay producto de la manzana al que me haya resistido. He tenido todos los iPhone lanzados hasta la fecha exceptuando el 4S. Dos generaciones de iPod Nano, los dos iPad y la última compra el MacBook Air. Precioso.

Fanboy

Rápidamente me tacharéis de eso mismo, fanboy. Bajo esta carcasa de gran usuario de la manzana no es todo oro lo que reluce. He tenido mis problemas y quejas frente a Apple. Como el clarísimo ejemplo de las vergonzosas fugas de luz que poseen la gran mayoría de iPad 2. Pero sigo fiel a Apple por una sencilla razón: exclusividad en el producto.

Cómo me convertí en un fanboy

He probado Windows y me quedo en Mac. He tocado Android y prefiero seguir en iOS. Nunca antes había experimentado la experiencia de usuario que brinda un iPad, y Apple me ha dado esa oportunidad antes que nadie. Uso la tecnología en su máxima expresión con mi MacBook Air y vivo en un ecosistema que iCloud se ha encargado de proclamar como el mejor existente hasta el momento.

Señores, no es que sea un fanboy, es que no logro tener una experiencia mejor con otras marcas. Apple es la única que sabe lo que queremos antes de que nosotros mismos lo sepamos. Apple crea y los demás copian. Esto es así, le pique a quien pique. Siempre van un paso por delante.

Archivado en Fanboy, iOS, iPad, iPod, MacBook Air
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Jomadogi dice:

    Yo suscribo lo que leemos. Yo empecé por el IMac y de ahí a todo lo lo demás . Lo ultimo, iPhone 4s

  • Jaume Estruch dice:

    Muy chulo el post! siempre es curioso leer como los demás comenzaron a comer manzanas…. En mi caso empecé con el primer iPod Nano, luego Macbook, IMac, iPhone… jejejje como dices, yo tampoco me considero Fanboy (quizá un poquito con el iPhone), pero es salir del pc del curro, llegar al imac y que todo sea más fácil.. también tuve android y me quedo con iOs…

    Productos sencillos para gente a la que le gusta lo sencillo (aunque eso si, en general, algo más caro).

    un saludo!

  • Rafael dice:

    Yo empecé con Ipad, después de la positiva experiencia que he tenido, me compré macbook pro 13”.., más adelante me gustaría comprarme el iphone (cuanto tenga + money claro está)

  • Jaja, yo tambien tuve un Acer (bueno todavia lo tengo y funciona) antes que el Mac Yo la verdad es que llevaba tiempo deseando los productos de la manzana, de hecho cuando me compre el Acer alla por el 2007 mi primera intención hera comprarme un mac pero por aquella epoca tampoco entendia mucho y al final cometi el error de comprarme un Acer, aunque siendo sinceros tampoco me puedo quejar, no me ha salido tan malo.

    Casi un año después por mi cumpleaños me regalaron un iPod classic de 80GB, en principio queria el nano 3G de 8GB pero como cuando fui a la tienda no quedaban (solo quedaban de 4GB y eso a mi se me quedaba corto) por un poco mas me compraron el classic de 80GB que me iba a sobrar XD (lo malo es que a los 15 dias salió el nano 4G que me gustaba bastante y lo había de 16GB, menos mal que no me compre el nano 3G que hay si que ya me habría enfadado con migo mismo).

    Después en clase tenia mos unos iMac y empece a usar MAC OSX y empece a enamorarme de la manzana, y ya haciendo las practicas en un MAC 5G que ya tendría sus años y iba de maravilla me acabe de enamorar de la manzana.

    Luego me dieron un iPone 3GS porque tenia la pantalla rota, yo lo arregle y por poco mas 100€ tengo iPhone para rato, va de maravilla XD

    Y por fin este verano di el paso definitivo, el de PC a MAC con mi MBP de 15″, que maravilla de ordenador y que diferencia con Windows, cada dia me gusta mas, su trackpad (antes nunca usaba los de los portátiles, ahora casi no uso el raton), su potencia, su sencillez, su todo.

    Si tuviera mas pasta me encantaria tener un iPad y mi proximo movi, evidentemente otro iPod, no se si un 4S o a lo mejor ya espero al siguiente.

  • […] fanboy son seres simples, en su mente sólo cabe una empresa hacia la que profesan toda su admiración, y sólo ven cosas buenas en ella, al tiempo que desprecian a sus rivales, sin que ninguno de los […]

  • […] febrero hasta septiembre u octubre, fecha en la que se podría lanzar el dispositivo. Hay incluso testimonios de cómo algunas personas han llegado a convertirse en fanboys de […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion