La evolución de las baterías en los productos de Apple

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Apple es pionera en innovar las tecnologías de sus productos. Nunca inventan nada nuevo, pero se esmeran por hacer y mejorar al máximo las tecnologías presentes en el mercado, y a su vez integrarlas en sus productos. Las baterías no se escapan de esta innovación. Y es que mientras la competencia sigue usando baterías AA de litio encarcasadas en módulos rectangulares, Apple ha ido unos pasos más allá en los últimos años.

El gran cuello de botella que existe hoy día entre los dispositivos móviles son las baterías. La tecnología de iones de litio lleva entre nosotros casi veinte años, y casi no ha variado en todo este tiempo; al menos en lo que se refiere a su concepción de diseño.

Los fabricantes han conseguido evolucionar un poco esta tecnología, quizás aprovechando el espacio que ocupan las celdas o los sistemas de carga, pero todo lo demás sigue exactamente igual. Ha sido Apple la única que se ha propuesto aprovechar hasta el último electrón de las baterías de iones de litio.

Aún quedan demasiado lejos las futuras baterías de células de combustible o de hidrógeno. Veamos cómo los de Cupertino han decidido ir más allá con la tecnología presente.

Batería no intercambiable

Espacio que se aprovecha al eliminar los mecanismos de la batería no removible

Es la primera innovación que se conoce en cuanto a las baterías de litio en Apple. El primer equipo en hacer uso de esta innovación fue el MacBook Air. Mucha gente lo veía como un atraso, lo ideal sería tener la posibilidad de quitar la batería y poder cambiarla si se rompía.

Es gracioso que todo el mundo se queje de que es un fallo tener batería no intercambiable, cuando el 99,9999% de las personas cuando se les rompe la batería del portátil/móvil no compran una de sustitución, sino que compran un equipo nuevo o aguantan con éste mientras dure.

Apple explicó casi dos años después las ventajas de este método, cuando presentaron la nueva generación de MacBook Pro. Como bien se puede apreciar en la imagen, los mecanismos de fijación y conexiones de la batería quitan muchísimo espacio útil que podría ser aprovechado para tener celdas más grandes y dar mayor autonomía a los ordenadores.

1000 ciclos de carga

Batería de 1000 cargas

Fue allá en 2009 con esos nuevos MacBook Pro cuando se introdujeron una serie de cambios que dejó a la competencia atrás en cuanto a baterías. Una batería de iones de litio tiene unos 300 ciclos de media en el que ésta funcionará a un 100% de rendimiento. A partir de ese número de cargas la capacidad irá reduciéndose poco a poco hasta que muera.

Apple consiguió gracias a un chip que se comunicaba con cada una de las celdas individualmente que las cargas se optimizaran y la batería sufriera mucho menos en este proceso, alargando su vida útil hasta los 1000 ciclos, más de tres veces lo normal.

Así, tenían cubierto otro argumento de por qué encerrar las baterías dentro de los equipos; y es que con un uso normal la batería podría funcionar a pleno rendimiento durante cinco años. Al ser una batería más grande, la autonomía era mayor, y sumando el reducido número de veces que habría que cargar el equipo y más de mil ciclos, la vida útil aumentaba exponencialmente.

Celdas rectangulares

Animación de celdas cilíndricas a celdas planas

Si eliminar los mecanismos de sujeción de las baterías intercambiables suponía un aumento del tamaño de las celdas, la forma cilíndrica en forma de pila desaprovecha muchísimo espacio útil. En la imagen vemos en color rosa la cantidad de espacio aprovechable que se desperdicia en una batería de litio al uso.

Si convertimos esas celdas cilíndricas en otras de forma rectangular mantenemos la capacidad de la batería y conseguimos una mucho más delgada, perfecta para los portátiles de Apple, que son bastante delgados en comparación con la competencia.

Múltiples baterías

Esquema que muestra la batería del nuevo MacBook Pro

Fue un sistema que se implementó por primera vez en los nuevos MacBook Air y en el iPad. Consistía en distribuir a lo largo del chasis del dispositivo varias baterías para cubrir todos los huecos con ellas. Por lo visto las celdas de una batería sólo pueden tener forma rectangular, así que la solución que propone Apple es montar varias en serie de varios tamaños y capacidades.

El siguiente paso a alcanzar para los de Cupertino será una batería unibody, la cual pueda disponer de grandes celdas que puedan moldear su tamaño según las exigencias de espacio que la circuitería del dispositivo deje libre. Viendo su empeño por mejorar la autonomía de sus dispositivos lo veo algo factible a medio plazo.

Batería de doble densidad

Batería más grande del nuevo iPad

Esta nueva batería la vimos por primera vez en el nuevo iPad, el cual monta una batería con más del doble de capacidad que el iPad 2 siendo escasos milímetros más grande. Los altos requerimientos del A5X y la Retina Display no han dejado aumentar la autonomía, así que se ha quedado igual que estaba.

En el caso del MacBook Pro con pantalla Retina, parece que Apple no monta baterías de doble densidad, pues su capacidad es ligeramente superior respecto al MacBook Pro, pero también es más grande. Monta un sistema de baterías en serie al igual que el MacBook Air.

Archivado en Autonomía, Batería, Duración, Evolución
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion