¿Cómo funcionan los ventiladores asimétricos de los nuevos MacBook?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una de las grandes novedades de los MacBook Pro con pantalla Retina ha sido la inclusión de un nuevo sistema de ventilación asimétrico. Estos nuevos ventiladores tienen las aspas dispuestas de manera irregular, generando distintas frecuencias de ruido en su funcionamiento. Al generarse distintas frecuencias, el oído humano percibe menos ruido del real, generando una sensación de confort superior.

Ventilador asimétrico del nuevo MacBook Pro

Todos sabemos que Apple es una compañía que casi no inventa nada. Simplemente son unos auténticos genios para componer un puzzle inmejorable con las piezas y tecnologías que les ofrece el mercado.

Un claro ejemplo más de esto que digo es el nuevo tipo de ventiladores que usan los nuevos MacBook Air y MacBook Pro con pantalla Retina. Se trata de ventiladores asimétricos; no es un sistema nuevo que haya inventado Apple ni mucho menos.

En realidad la ventilación asimétrica está patentada desde el año 2003 y su uso lo comenzó el fabricante de soluciones de refrigeración informática Cooler Master en sus ventiladores de gama más alta. A pesar de todo no ha sido un sistema que goce de gran popularidad, siendo los más usados los ventiladores convencionales y la refrigeración líquida.

Apple lo monta en su última generación de portátiles

Flujo de aire circulando por el ventilador asimétrico

La refrigeración ha sido siempre una asignatura pendiente en los portátiles de Apple. Su diseño ultra delgado hacía que los de Cupertino montaran ventiladores muy pequeños que no expulsaban el aire todo lo bien que debieran. Si a eso le sumamos la carcasa de aluminio que expulsa el calor hacia fuera, nuestros MacBook Pro se convierten en tostadoras.

Un sistema de refrigeración líquida habría sido muy caro, poco fiable y difícil de integrar en un diseño tan delgado. La refrigeración iónica aún no deja de ser un concepto sin mucho futuro, así que los de Cupertino tenían poco más donde elegir. El sistema de ventiladores asimétricos se postula como una opción muy barata y con algunas ventajas.

El nuevo MacBook Air también monta un ventilador asimétrico, pero de menor tamaño que los dos que monta el MacBook Pro con pantalla Retina. También tenemos que tener en cuenta que es un equipo bastante menos potente y al que se le va a exigir menos potencia. Los MacBook Pro de 13″ y 15″ en cambio no montan ventiladores asimétricos.

¿Cómo funciona la refrigeración asimétrica?

Explicación gráfica de cómo genera el ruido un ventilador asimétrico

En realidad los ventiladores asimétricos no dejan de ser ventiladores convencionales con rotores normales y corrientes. La única diferencia entre éstos y los clásicos ventiladores es la disposición de sus componentes. Las aspas y el centro de rotación en este caso están colocados de manera asimétrica (de ahí el nombre), de manera que el ruido se produce a varias frecuencias en vez de una única frecuencia.

Lo que con esto conseguimos exactamente es engañar al oído humano haciendo menos distinguible el sonido que producen los ventiladores. La cantidad de flujo de aire y la velocidad de éstos es exactamente igual, por lo que lo que conseguimos es que los ventiladores puedan girar a más velocidad sin que nos moleste a nosotros, consiguiendo un confort mayor.

Otra de las mejoras que Apple ha incorporado en su nuevo sistema de refrigeración es que el aire caliente no solo sale del equipo, sino que también tiene una especie de branquias laterales que absorben el aire del ambiente para optimizar el enfriamiento del interior. El aire caliente como siempre, sale por la bisagra de la pantalla. El principal inconveniente de que pueda entrar aire frío del exterior es que el interior de los nuevos MacBook Pro con pantalla Retina se va a llenar de polvo en cuestión de poco tiempo.

Pruebas de uso real

Zonas de mayor calor en el MacBook Pro con pantalla Retina

Metiéndole caña es cuestión de minutos que la base del MacBook Pro se vuelva caliente. Si seguimos pidiéndole rendimiento máximo el calor sigue aumentando, pero los ventiladores empiezan a aumentar de velocidad para mantener el calor a raya.

Mientras las revoluciones de los ventiladores aumentan, el ruido no lo hace de manera tan directa. El ruido es bastante menos molesto a 6000 rpm en un MacBook Pro con pantalla Retina que en un MacBook Pro de 15″. Realmente a nivel de decibelios el ruido no es muy inferior, pero es menos intrusivo, y el oído humano lo percibe de manera menos directa.

Lo mejor de todo es que a pesar de que el cuerpo del equipo es de aluminio, la carcasa ya no quema cuando el equipo se pone al máximo, sino que sólo está caliente, lo que es muy de agradecer para aquellos que se ponen el portátil entre las piernas.

Archivado en MacBook Pro, Silencio
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion