El gasto de Apple y Google en patentes excedió al realizado en I+D

El gasto de Apple y Google en patentes excedió al realizado en I+D

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Uno de los temas que más he tratado este año que está llegando a su fin, es el de las patentes. Como blog de Apple es un asunto que, aunque en ocasiones nos hubiese gustado esquivar, no siempre ha sido posible. En referencia al mismo, en el diario New York Times han publicado un reportaje donde nos cuentan como funciona este mecanismo, los participantes y como hemos llegado a esta situación

Patentes y como hemos llegado a esta situación

Si ha habido una nota predominante en el último año han sido las patentes. Pero no solo las relacionadas con Apple, sino también las mismas que afectan al gigante de las búsquedas, a Google. Y es que el año pasado ambas compañías invirtieron más dinero en la adquisición de patentes que el realizado en la investigación y desarrollo de nuevos productos. Y no es una afirmación fruto de un estudio de dudosa procedencia. En un amplio reportaje aparecido en el New York Times, se dan datos y se habla abiertamente del tema.

Dos hechos como ejemplo de la política que más tarde en Apple han llevado a cabo. Un caso se refiere a Vlingo, que es la empresa que estaba tras el motor de S-Voice de Samsung, competidor directo de Siri. Esta empresa casi fue a la quiebra para defenderse de Nuance, empresa rival que luego compró Apple. En la lucha tremenda con Nuance, casi termina arruinada, por lo que no le quedó más remedio que venderse al final a Nuance para salvar deudas. Otro ejemplo es el movimiento de Apple con Creative, otro creador de muy buenos reproductores de MP3. Ambas empresas se vieron involucradas en líos de patentes durante el desarrollo del iPod. En 2006, Apple se vio obligada a pagar a Creative una cifra de 100 millones de dólares por el uso de una patente de estos últimos en el iPod de Apple, si bien los de Cupertino podían recuperar parte de este dinero si desde Creative se licenciaba a más empresas el producto. Steve Jobs dijo entonces:

Creative ha tenido suerte por haber registrado esta patente temprano.

Desde ese momento, en Apple tuvieron una idea. Patentar todo aquello que pudiesen y así el número de solicitudes para el registro de patentes se ha multiplicado pro 10 en los últimos tiempos.

Si no podemos proteger nuestra propiedad intelectual, entonces no debemos gastar millones de dólares creando productos como el iPhone.

Son palabras de un ex ejecutivo de Apple, que señaló como el desarrollo de algunas funciones aparentemente sencillas habían llevado tras de sí años desarrollo y mucho dinero en investigación, usando para el ejemplo slide to unlock. Algo, según este ex ejecutivo, que parece muy sencillo, pero que hasta ahora nadie había hecho, por lo que se ven obligados a proteger su creación.

La patente de Siri # 8086604 necesitó de 10 intentos de aprobación por la Uspto antes de poder ser usada. Además, esta función quedó fuera del juicio que mantuvieron Vlingo y Nuance, por lo que los de Cupertino han decidido protegerla contra viento y marea. Estamos hablando de uno de los pilares que ha usado Apple para el desarrollo del iPhone, de una nueva forma de interactuar con el dispositivo y de la que quiere hacer uso para defenderse frente a terceros.

En marzo de 2010, Apple demandó a HTC, empresa muy relacionada con Google y su sistema operativo Android. Sin mucho interés por negociar algún tipo de acuerdo, desde Apple se inició el proceso de demanda. Y es que si hay algo que no se puede ocultar, es que Apple ha visto a Google como el enemigo, el verdadero objetivo, algo que corroboran algunas opiniones salidas de Cupertino, como es el caso de Nancy R. Heinen, consejera general en Apple hasta 2006.

En el reportaje del diario estadounidense, no solo citan declaraciones de ejecutivos de las empresas, en este caso de Apple. Una parte importante es la Uspto, que se encarga de aprobar o rechazar todas las solicitudes de patentes presentadas. Robert Budens, uno de los responsables de la gestión de esas solicites declara:

Cuando llega una aplicación, tenemos básicamente dos días para investigar y escribir un texto de 10 a 20 páginas sobre por qué creo que debe ser aprobada o rechazada.

Entre todas las declaraciones que aparecen en el reportaje, algunas parecen arrojar una gota se sensatez, como en el caso de James Besen, experto en leyes en Harvard.

Hay cientos de maneras de escribir el mismo programa informático. Las solicitudes de patentes a menudo tratan de abarcar todos los aspectos posibles de una nueva tecnología.

Ya hablamos en su día del problema que puede suponer focalizar muchas patentes en una sola empresa. El sistema de registro de patentes en los Estados Unidos estaba bien en su origen, pues pretendía proteger a los pequeños creadores. Sin embargo, con la aparición de las grandes empresas, estas registran gran cantidad de patentes, ya sean bien desarrolladas por ellas mismas o compradas a otras empresas. Por lo tanto, puede llegar a hacerse difícil desarrollar un producto que no afecte a tal o cual patente, limitando mucho así la capacidad de innovación, desarrollo y crecimiento.

En el caso de Apple podría darse, como así parece que intentan, que se produzca un estancamiento en el desarrollo de la telefonía móvil tal y como la conocemos y para muestras los innumerables frentes que tiene abiertos que como objetivo ultimo solo pretenden frenar la ventas de empresas rivales. No son palabras mías, sino de Tim O’Reilly, editor de guías de ordenador y un crítico de patentes de software.:

Apple podría conseguir un estrangulamiento en la industria de teléfonos inteligentes.

Desde Cupertino dan su punto de vista en el reportaje aparecido en New York times:

Para proteger nuestras invenciones, hemos patentado gran cantidad de nuevas tecnologías en estos productos innovadores. En los raros casos en que tomamos la acción legal por una disputa de patentes, es sólo como último recurso.

También hay palabras en clara alusión a la coreana Samsung:

Creemos que las empresas deben idear sus propios productos en vez de copiar deliberadamente los nuestros, y en agosto un jurado de California llegó a la misma conclusión.

Como vemos y por muy feo que parezca, el tema de las patentes es algo que va a dar aún mucho que hablar. En este artículo me he centrado en Apple, si bien el original de New York Times ofrece una lectura muy interesante ampliando mucho los datos. Si te gusta el tema te recomiendo que lo leas, puesto que no tiene desperdicio.

Archivado en Google, Siri, The New York Times
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs