El papel de Steve Jobs en que Apple se haya convertido en la segunda marca mejor valorada

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Apple ha ascendido recientemente al segundo puesto de marcas más valoradas, entrando en el selecto top five de marcas formado por Coca-Cola, la propia Apple, IBM, Google y Microsoft. Los datos además muestran que la marca de la manzana mordida ha escalado 18 posiciones desde 2009, cifra nada desdeñable que nos da una idea aproximada del buen trabajo que se ha hecho en Cupertino durante los últimos años. Gran parte de este mérito lo tiene el difunto Jobs, así pues la incógnita es saber cómo Apple aguantará el tipo con Cook al frente.

Comparativa Interbrand de la evolución de la marca Apple

Ayer se cumplía un año desde que conociéramos la triste noticia del fallecimiento de Steve Jobs. Al ex CEO de Apple, denostado y admirado a partes iguales, se lo llevaba una enfermedad con un maldito nombre que no merece la pena pronunciar, dejando huérfana a la compañía que creó allá por 1976 y que prescindió de él posteriormente, y a la que finalmente rescató para reflotarla después de un período sombrío, convirtiéndola en lo que es hoy.

Parece ser que, con motivo del fallecimiento de Jobs, la empresa Interbrand, especializada en marcas, ha publicado los resultados de su último estudio en el que la compañía Apple se sitúa como la segunda marca más valorada, alcanzando los 76.568 millones de dólares. Pero al margen de los resultados económicos, Apple se encuadra en ese selecto grupo de empresas que transmiten una sensación de creatividad, devoción en su trabajo y espíritu revolucionario como pocas. Lo que define a Apple son sus productos, su código de valores y ese inconfundible halo de humanidad que desprende cada producto, lo que la convierte en una marca que ha transcendido en las vidas de muchos de sus usuarios, creando una conexión cliente-marca que va mucho más allá de lo puramente comercial.

Gran parte de esa mística que envuelve al mundo de la manzana tiene que ver con la muerte de Jobs, hecho que propició que los usuarios de Apple reforzaran el vínculo, con las repercusiones comerciales que eso conlleva. Pero dejando a un lado la influencia de la muerte de Jobs, es más que palpable la influencia que este tipo algo déspota con pinta de geek y gafas de cristales redondos ejerció en vida sobre los clientes de Apple, simplificando y democratizando la tecnología de forma que todo el mundo fuera capaz de manejar un dispositivo tecnológicamente avanzado sin apenas conocimientos de informática. Si a lo anterior añadimos una fuerte convicción en una determinada marca, el resultado es Apple. Creedme, nadie mejor que Jobs ha sabido mezclar los ingredientes del cóctel que ha convertido a Apple en la segunda marca mejor valorada.

Una marca es mucho más que un logo, es un sentimiento

Logotipo Apple con la silueta de Steve Jobs

Steve Jobs centró una parte importante de su trabajo en crear ese sentimiento, haciendo que estuviera presente cada vez que alguno de los clientes comprara un nuevo producto de Apple, que estuviera presente cada vez que un cliente entrara a una tienda Apple, que estuviera presenta cada vez que alguien entrara en la página web. Sabía que los pilares que hacen a una marca poderosa son sus empleados y la capacidad de conectar a nivel de emociones con los clientes, dando ese calculado toque de humanidad que caracteriza a Apple y convirtiendo a muchos de los usuarios de la manzana en fervientes defensores de la marca. Visión comercial, vaya. Y revolucionaria. La misma visión que hizo a Apple crecer un 129% durante el año 2011.

Que Jobs nos dejara en 2011 no quiere decir que lo hiciera su creatividad, ya que antes de morir Jobs trazó un plan que garantizaría el futuro de Apple durante los cuatro años posteriores a su muerte, dejando como legado iCloud y las actualizaciones de los productos más representativos de la marca. Según las propias palabras de Jobs:

Creo que la época más brillante e innovadora de Apple está por llegar.

Apple se mantiene a nivel comercial, pero baja en creatividad e innovación

Apple siempre ha destacado por su creatividad

De momento, a nivel comercial, Apple está mejor que nunca, pero a nivel de creatividad e innovación la sensación general es que está perdiendo enteros. Se está tildando a Apple de ser demasiado continuista y de que sus productos ya no son tan revolucionarios. Pero lo más chocante es que muchos de los que tienen esa opinión son incapaces de proponer mejoras sensatas para paliar la situación que denuncian. Es cierto que puede que algo esté pasando en Apple, al igual que es cierto que no se pueden hacer juicios precipitados.

Personalmente, creo que el espíritu de Jobs está perdiendo fuerza en Apple, al igual que creo que muchos de los que están atacando ahora mismo a Apple no son más que borregos que siguen los dictámenes de lo que se considera socialmente como lo más moderno, correcto y guay, careciendo de cualquier atisbo de personalidad y sentido crítico constructivo. Y que nadie me malinterprete, ya que dentro del sector más crítico con la actual Apple se encuentran críticas bastante interesantes, aunque sean las menos abundantes. Igualmente, encontramos a una ingente masa de fanboys que pecan de exactamente la misma falta de personalidad y sentido crítico que muchos de los que están atacando a Apple.

El que escribe se mantiene dentro de la más absoluta independencia. ¿Y vosotros?

InterbrandBest Global Brands 2012: Apple

Archivado en Steve Jobs
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • José dice:

    En realidad deberíamos : Dejar

    partir al pasado vivir intensamente el presente y creer que lo mejor esta por llegar. Con est quiero decir que Steve dejo una gran y rica herencia y los herederos la tienen que administrar con mucha sabiduría , pero que dejémonos de comparar y tener fe que la gran marca seguirá el camino trazado igual o mejor

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion