3 razones por las que usar el iPhone frente a una cámara de gama media-alta y viceversa

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Tema delicado el que abordamos hoy en nuestra sección X razones por las que…, pero que intentaremos enfocar de la manera más práctica posible. ¿Uso el iPhone o uso la cámara réflex? La cuestión no es decantarse por uno o por otro, sino ser un poco práctico y saber distinguir un poco las situaciones en las que necesitaremos la cámara de fotos de aquellas en las que el iPhone nos baste. A continuación os expongo mis tres razones, muy personales y, como todo, discutibles.

X razones por las que

Los últimos avances tecnológicos que incorporan los iPhone los convierten en un dispositivo todo en uno con el que, además de las funciones propias de un teléfono, podemos disfrutar de extras como reproductores multimedia o navegar por internet. Aunque quizá el extra que más se use sea la cámara de fotos, que nos sacará de un aprieto en más de una ocasión. Se ha avanzado mucho desde que se presentara el primer iPhone allá por 2007, y los nuevos modelo de iPhone ofrecen una calidad fotográfica más que aceptable, aunque claro está que nunca será comparable a la ofrecida por las cámaras de fotos de gama media-alta.

Las siguientes son mis tres razones por las que usar el iPhone frente a una cámara fotográfica, y viceversa. Como digo, las razones son mías, así que están cargadas de subjetividad y, por lo tanto, son personales y discutibles.

Tres razones por las que usar el iPhone frente a una cámara de fotos de gama media-alta

iPhone 5, mejor gadget del año

Comodidad

Son muchos los usuarios para los que supone un engorro transportar una cámara de fotos y un smartphone. Y más si, por ejemplo, se trata de una cámara semirréflex, cuyas dimensiones hacen que sea indispensable llevar un bolso o una mochila para transportarla. ¿Para qué quiero llevar la cámara si el iPhone toma instantáneas de calidad aceptable? Además, si la fotografía no se va a revelar en papel sino que se va a almacenar como imagen digital, tampoco tiene mucho sentido para esos usuarios cargar con ambos dispositivos.

El proceso para tomar una fotografía con el iPhone es bastante más sencillo y rápido: teléfono fuera del bolsillo, apretamos un botoncito y listo. Con una cámara de fotos, si la tenemos guardada, tenemos que sacarla de la funda, esperar a que se encienda, seleccionar el modo fotografía y… probablemente hayamos perdido ya la foto por el tiempo que hemos tardado en hacer todo esto.

Finalidad

La moda del internet en el móvil está haciendo que muchos usuarios ya no tengan necesidad de pasar por el ordenador para poder compartir una fotografía: aplicaciones como Instagram están diseñadas para compartir fotografías tomadas desde el teléfono. El fenómeno Facebook también se nota, ya que muchos usuarios toman una fotografía y lo primero que hacen es compartirla en esta red, o en Twitter: estoy en tal sitio y me lo estoy pasando de muerte, miradme desde el mundo virtual. El tema del WhatsApp es bastante parecido y más directo aún: le mando la imagen a la persona o grupo que yo quiera.

Tipos de usuario

Hay usuarios para los que las fotografías son recuerdos, instantáneas de un momento de sus vidas que merece la pena recoger. Para ellos lo que importa es el contenido de la foto, y les da un poco igual el enfoque, las líneas, el ruido o los píxeles. Y para estos tipos de usuario lo que ofrece un iPhone va sobrado, ya que en condiciones óptimas de luz la cámara toma unas fotos de bastante calidad, mientras que con poca luz, aunque se note bastante el cambio, el iPhone no deja de desempeñar su función.

Tres razones por las que usar una cámara de fotos de gama media-alta frente al iPhone

Cámara Semirréflex Canon SX30 IS

Calidad

Hay usuarios para los que la calidad prima sobre todo lo demás. Sí, un iPhone puede tomar buenas fotos, pero una buena lente Canon ofrece unas prestaciones que un teléfono jamás podrá igualar, más que nada por cuestiones físicas de tamaños de lente. Si no queremos ni ruidos ni desenfoques tendremos que apostar por las cámaras de gama media-alta, ya no estoy hablando de réflex, sino de cámaras compactas que cumplen su tarea a la perfección. Aquí el tipo de usuario es el que manda y, temas artísticos aparte, hay muchos a los que nos importa tanto el contenido como la forma. El momento que representa una fotografía nos gusta que quede reflejado de la mejor manera posible, y para esto a veces no basta con un iPhone.

Finalidad

Anteriormente hablábamos de que el iPhone se convierte en el dispositivo ideal para compartir fotos de manera instantánea. Y eso está bien. No obstante, hay usuarios para los que la finalidad de tomar una fotografía no es compartirla en las redes sociales ni decir dónde y con quién están. Es algo más, es disfrutar tomando instantáneas, hacer fotos como un fin en sí mismo. Y aquí, sin duda, la cámara es la mejor opción, ya que ofrece unas prestaciones que el iPhone no proporciona, como el hecho de poder mirar por el visor, que es algo que a muchos nos hace decantarnos por una cámara de fotos tradicional.

Tipos de usuario

Este es quizá el factor más importante. Si somos de los tipos de usuarios a los que nos gusta combinar la calidad con los momentos que fotografiamos, una cámara de fotos será nuestra opción. Sí, con el iPhone se pueden hacer maravillas, pero aquí influyen mucho los gustos personales y la subjetividad, que al fin y al cabo es el componente principal de las artes.

Si quiero revelar una fotografía en papel, una cámara de fotos es lo mejor. Me quedo con esta frase porque los colores se ven más naturales y, sobre todo, la sensación de manejar una buena cámara de fotos es incomparable a manejar un teléfono. Esto sí que es algo ya muy personal: para mí, la sensación de usar las manos para acariciar el objetivo y enfocar o apretar un botón y sentir en el dedo el click no se equipara con lo que ofrece ningún teléfono. Y si la cámara es analógica, mejor que mejor.

Como veis, no os he engañado al decir que las razones son subjetivas y personales. Aunque un iPhone nos puede sacar en más de una ocasión de un apuro y toma unas fotografías de muy buena calidad, las posibilidades que nos ofrece una cámara de gama media-alta son bastante superiores. No obstante, el tipo de usuario y la finalidad de las fotografías inclinarán la balanza a un lado o a otro.

¿Con qué os quedáis vosotros? ¡Animaos y participad con comentarios!

Archivado en Cámaras de Fotos, Facebook, Instagram, Twitter, WhatsApp, X Razones por las que
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (6)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion