Un día cualquiera con mi Mac | Lucas J. Caro

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hace ya bastante tiempo que los Mac irrumpieron en el mercado como la mejor alternativa que podemos encontrar en lo que se refiere a ordenadores. Ya sean portátiles, sobremesa o todo en uno, las posibilidades y el rendimiento que nos ofrecen bien merecen nuestro reconocimiento, que desde Applesencia vamos a mostrar mediante la sección Un día cualquiera con mi Mac, en la que los editores explicaremos nuestra rutina diaria con el Mac. Comenzamos.

Lucas J Caro: Sección Un día cualquiera con mi Mac

Los usuarios de ordenadores, ya sean portátiles, todo en uno o sobremesa podemos encontrar en los Mac una potente herramienta de trabajo, tanto para gestionar nuestro día a día a nivel personal como profesional. Desde la aparición de estos equipos y su posterior popularización, muchas son las tareas que podemos desarrollar con ellos, de ahí el pequeño homenaje que desde Applesencia queremos rendirles. Para eso, nace la sección Un día cualquiera con mi Mac, que se inspira en los anteriores homenaje al iPhone y al iPad: Un día cualquiera con mi iPhone y Un día cualquiera con mi iPad. De esta forma los editores de Applesencia os contaremos el papel del Mac en nuestra vida diaria.

Hoy me toca a mí, Lucas J. Caro, así que empecemos. Uso un MacBook Pro 15″ de 2009, con procesador Intel Core 2 Duo de 2.53 GHz, con 8 GB de RAM y un SSD de 180 GB. Aunque algo antiguo, el ordenador funciona a las mil maravillas bajo OS X Mountain Lion, que como sistema operativo no lo cambio por nada.

Hora de levantarse

Despertador digital

A las 8:00 de la mañana suena el despertador, abro los ojos y me doy cinco minutos antes de levantarme de la cama. Después del aseo personal y de un buen desayuno enciendo el Mac y lo primero que hago es abrir el gestor de correo Sparrow, que es el que uso por su sencillez e integración total con las cuentas de Gmail. Echo un vistazo a las bandejas de entrada de mi correo personal, respondo lo más urgente y a continuación le toca el turno al correo de Difoosion, donde miro los correos de Applesencia y otros blogs de Difoosion. Sparrow seguirá abierto durante el resto del día.

A continuación, empiezan a aparecer avisos de la aplicación Calendario en el Centro de Notificaciones, que me recuerda todas las tareas pendientes que tengo para el día, organizadas en distintos calendarios: personal, trabajo, etc. Hago las más urgentes, como la del mantenimiento del ordenador, que toca una vez a la semana, así que abro CleanMyMac y lo pongo a trabajar.

Es hora de abrir Mensajes, la aplicación de mensajería instantánea nativa de OS X, a la que tengo varias cuentas asociadas y que queda abierta durante el resto del día. Como me gusta estar informado de lo que más me interesa, abro Reeder, que para mí es el mejor lector de feeds para Mac. Toca ver la actualidad de Apple, las noticias y los contenidos de las páginas que sigo habitualmente.

Nos ponemos en marcha

Un día con mi Mac

Sobre las 08:30 ó 09:00 es hora de ponerse a trabajar y a preparar las clases que voy a impartir durante el día, así que abro Evernote para ver las tareas pendientes y por dónde voy con cada uno de mis alumnos. Casi todo lo que preparo lo subo a Google Drive, pero como no me gusta la interfaz web uso una aplicación llamada Insync, que nos permite crear, modificar y subir documentos a Google Drive desde una carpeta de nuestro ordenador. La principal ventaja es que podemos trabajar directamente desde el Mac con Word, Excel y demás programas de ofimática, y los cambios se quedarán registrados en Google Drive.

Una vez que se han preparado las clases toca recibir a los alumnos y explicarles los contenidos de las diferentes asignaturas. Uso el Mac para las presentaciones que he preparado y para hacer actividades.

A eso de las 13:00 las clases de por la mañana han terminado, así que toca echarle un vistazo al Twitter, para lo que uso la aplicación Tweetbot, que a día de hoy es la mejor para gestionar nuestra cuenta, grupos, etc. Lástima que en Twitter sean tan cerrados en el tema API y las aplicaciones de terceros.

Vuelta al trabajo y a preparar las clases de por la tarde, así que a abrir Evernote para ver lo que hay pendiente y a buscar material para subir a Google Drive mediante Insync.

Terminando de comer

Trackpad MacBook Pro

Después de comer, como buen español, hay que echarse la siesta de rigor, así que ordenador fuera durante media hora. Ya con las pilas cargadas, empiezan las clases de la tarde, en las que, como ya os comenté anteriormente, el Mac es mi instrumento de trabajo. Una vez terminadas las clases, toca relajarse un poco, así que otro vistazo a Reeder, a Tweetbot y a Mensajes.

Después toca seguir trabajando, preparar clases y demás quehaceres. Si me han encargado algún vídeo abro Final Cut Pro X, que es el programa de edición de vídeo que uso, y sigo trabajando con esta maravilla de programa. Ha llegado el turno para Applesencia y los demás blogs de Difoosion, así que a mirar el correo y escribir los posts que se publicarán para el día siguiente, lo que supone un momento de relax para los que somos aficionados a escribir.

Hora de cenar

macbook pro

Después de cenar y si las obligaciones me lo permiten, toca relajarse, escuchar música un ratito con iTunes y organizar un poco la biblioteca de iPhoto, que los que tenemos bastantes fotos sabemos que el mantenimiento es algo muy importante si queremos disfrutar de todas las ventajas que nos ofrece. Ahora toca poner un poco de orden en el Mac, eliminando los archivos acumulados en el escritorio y almacenando todo lo que ya no vaya a usar en el día a día en un disco duro auxiliar. Como sabéis, los discos SSD van muy rápido pero no ofrecen gran capacidad de almacenamiento, así que es conveniente mantener a raya el espacio de almacenamiento. Salta el aviso de Time Machine, toca la copia de seguridad de cada tres días: conecto el disco duro de las copias de seguridad, y otra cosa hecha.

El día ya está acabando, y nada mejor que disfrutar de la familia, amigos y seres queridos. Si no se puede quedar en persona, la aplicación Mensajes y Skype hacen su papel. Después de un rato de charla, apago el Mac y a dormir, el día se acaba. Hasta aquí llega mi día a día con el Mac, animaros y contarnos el vuestro, las aplicaciones que usáis y todo lo que queráis.

Archivado en MacBook Pro, OS X Mountain Lion, Un día con mi Mac
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion