Tres razones por las que Apple debería mantener el grosor de sus dispositivos y aumentar baterías

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Si bien es cierto que uno de los puntos en los que destaca Apple a la hora de crear sus productos es su apariencia y diseño, también es cierto que hay otros aspectos que vemos mermados y que muchas veces no son del agrado de sus clientes. Por ejemplo, la autonomía. ¿Debería Apple dejar de adelgazar sus productos para ampliar sus baterías? En este artículo os damos tres razones por las cuales debería pensárselo dos veces a la hora de seguir con esta práctica, que a pesar de ser muy buena, puede llevarle con el tiempo al fracaso.

Cabecera sección X razones

Actualmente todos llevamos unas vidas estresadas, todo el día de un lugar para otro y muchas veces hacemos un uso intensivo de nuestros iPad o iPhone (por hablar concretamente de los dispositivos de Apple). Pero… ¿no nos pasa que muchas veces nos encontramos que debemos ir buscando cargadores por todas partes? ¿Debería Apple dejar de hacer sus productos más finos para meter baterías en esos espacios sobrantes?

Mejorar la movilidad

Sin duda alguna Apple empezó fuerte en la carrera de los smartphone y de las tablet con su iPhone y su iPad, con un diseño un tanto sencillo si lo comparamos con los actuales: el iPhone era bastante más gordo que hoy en día y el iPad doblaba el grosor del actual tablet de Apple.

Pero las tablet evolucionan, y Apple sigue con su empeño de reducir cada vez más y más el grosor de sus dispositivos, manteniendo simplemente su autonomía. El problema viene cuando utilizamos nuestros dispositivos móviles de una manera regular a lo largo de un día: a mitad de la jornada debemos buscar un enchufe para cargar, ya que nos estaremos quedando sin batería.

Un problema que para algunos no lo será realmente, debido a que tendrán su despacho u oficina (o incluso su propia casa) para hacerlo, pero para los que nos vamos moviendo de arriba abajo contínuamente esto puede ser un auténtico quebradero de cabeza.

Alcanzar y superar a la competencia

Como ya he comentado antes, el iPhone requiere volver a ser cargado a la mitad de nuestra jornada, mientras que otros terminales de telefonía móvil y con superiores características aguantan perfectamente, incluso un par de días sin requerir de ser cargados nuevamente (o al menos, en una desesperada situación de emergencia).

Por otra parte, esto beneficia a Apple, obligándonos (en cierta manera) a comprar baterías externas para nuestros dispositivos a través de su página web o tiendas físicas (aunque se pueden encontrar en otros distribuidores a mucho mejor precio).

Dar mayor tranquilidad y confianza al usuario

Finalmente, la razón que creo que debe importar más a Apple para dejar de adelgazar sus dispositivos y aprovechar el espacio sobrante para incluir en ellos baterías más grandes, y por tanto, dotarlos de mayor autonomía: la confianza y tranquilidad para el usuario (y sobretodo a sus nuevos clientes).

Cuando un usuario va a comprar un nuevo dispositivo que depende de una batería (y más como en este caso, la cual no es accesible por el usuario, lo que impide poder llevar una de repuesto) lo primero que se pregunta es: ¿Y cuánto me durará la batería? Personalmente, pienso que es un punto flaco en los dispositivos portátiles (exceptuando los ordenadores) de los de Cupertino, y a la larga, el que les puede hacer más clientes.

Estas son mis tres razones por las cuáles debería de empezar a abandonar su obsesión por hacer dispositivos más y más finos y decantarse por incluir baterías en los espacios sobrantes. Algo que sin duda daría mucha mejor acogida a sus productos, y por tanto, aumentaría las ventas.

Y vosotros, ¿qué creéis que debe hacer Apple al respecto?

Archivado en Batería, Opinión, X Razones por las que
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • José dice:

    Hace tiempo que lo vengo diciendo. Una buena batería ya pues no tiene sentido tantas mejoras y apps, sin una buena batería que te dure lo más posible

  • Arkaitz dice:

    Respecto al tema de las baterías, la mejor opción es idear una forma de que las baterías no se descargue tan rápidamente, consiguiendo por ejemplo que los procesadores sean mas eficientes y no hagan procesos innecesarios a la hora de realizar dichos procesos. Por el tema de adelgazar un dispositivo, no habría problema si cada vez que adelgazáramos una batería pues alargáramos o mantuviésemos la misma duración que la anterior batería. Yo no veo nada inconveniente adelgazar un dispositivo si va a hacer lo mismo que el anterior o incluso se ha a poder utilizar mejor, mas portabilidad y esas cosas.

    En cuanto al diseño por ejemplo del nuevo imac, pues si es un toque minimalista, pero a su vez por mucho que quieran quitar la unidad óptica, podrían haber mantenido el mismo grosor sin dicha unidad, y haber utilizado el interior sobrante para nuevas características en cuanto a potencia me refiero.

    Este sistema de adelgazamiento masivo, lo veo solo práctico en dispositivos portátiles, no de sobremesa, y siendo en portátiles siempre y cuando la batería integrada cuente con la posibilidad de dar un buen servicio, duración ya de 10 horas mínimo con el dispositivo usándolo al máximo de sus posibilidades.

    Un saludo.

    • Exacto Arkaitz, pero el problema es que si no se pueden conseguir mejores baterías a la vez que se reduce el tamaño, no tiene sentido hacer esto. Simplemente es que muchos usuarios tenemos el problema que debido a la obsesión de la marca de adelgazar el dispositivo, nos encontramos que pasamos por problemas para llegar al final del día. Es por ello que defiendo que Apple debería de dejar esta práctica y a la vez que mejora sus dispositivos, darles un extra de autonomía.

  • zaxtron dice:

    El problema es que hoy día apple vende sobre todo diseño, en características técnicas ya no destaca y el diseño choca con la practicidad a veces, el caso de la batería es una de ellas.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion