Apple, dispuesto a hacer a Hollywood una oferta que no podrá rechazar

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cuando el CEO de una compañía, mucho más grande y poderosa que toda tu industria, deja entrever que planea reinventarla, solo existen dos opciones: aceptar sus términos o fenecer; una situación para nada deseable, en la que podrían llegar a encontrarse los principales estudios de Hollywood en un futuro no muy lejano. Fue el propio Tim Cook quien hizo saltar las alarmas declarando que el negocio de la televisión actual se había quedado obsoleto ¿Qué pasaría si Apple decidiese lanzar un órdago y concentrar sus esfuerzos en la televisión?

Log de Apple sobre el cartel de Hollywood

Al más puro estilo de la obra maestra de Francis Ford Coppola, Apple estaría en disposición de hacer a Hollywood una oferta que no podrá rechazar. O al menos eso fue lo que dejaron entrever las pasadas declaraciones en una entrevista concedida por Tim Cook a NBC, en las que puso de manifiesto su intención de concentrar los esfuerzos de la compañía hacia la televisión, medio de difusión al que calificó como un área de gran interés.

Cuando entro en mi sala de estar y enciendo la televisión, me siento como si hubiera retrocedido entre 20 y 30 años en el tiempo.

¿Qué quiso decir Cook con esta críptica afirmación? En realidad, el mensaje fue claro y conciso: los estudios, cadenas y productoras de televisión son cosa del pasado, estando su futuro en manos de Apple. Pero lo cierto es que lo más importante de la exposición no fue su contenido, sino que iba dirigida a los estudios de Hollywood.

Continuando con la analogía de El Padrino, podremos entender fácilmente la situación. ¿Quién no recuerda la escena, en la que Don Vito Corleone envía a un productor de Hollywood la cabeza de su caballo de carreras, como incentivo para conseguir un papel protagonista en su próxima película a su ahijado, el cantante Johnny Fontane? Una oferta que representaba un aviso inconfundible e irrechazable: si haces lo que queremos que hagas, no te mataremos.

Pues bien, como si del temido capo se tratase, el CEO de la multinacional de Cupertino está haciendo la misma propuesta a los estudios de Hollywood. Éstos, disponen de numerosas licencias de propiedad intelectual que constituyen, precisamente, el grueso de su negocio y por ende, de donde viene el dinero; desde su perspectiva, el trabajo creativo de hacer programas de televisión es simplemente el medio a través del cual se consiguen los acuerdos por licencias más beneficiosos.

¿Y acaso habría alguna más ventajosa que Apple entre todas las licencias potenciales? Teniendo en cuenta que está valorada en más de 500.000 millones de dólares –contando además con más de 122.000 millones en activos líquidos– y que, por sí sola vale mucho más que Walt Disney, Comcast, Time-Warner, Sony y el resto de estudios de cine y televisión de Hollywood combinados, sería complicado encontrar una opción de negocio más conveniente.

Por supuesto, los planes de Apple para reinventar la televisión incluirían nuevas tecnologías, nuevas interfaces y nuevos diseños de software y hardware, pero también deberían incluir una nuevas formas de descubrir, explorar, adquirir, grabar y reproducir contenidos de televisión; unos métodos de interacción que a su vez, requerirían nuevos tipos de contratos de licencia con los estudios.

Es por ello que cuando Apple contacte con los principales estudios de Hollywood para discutir los términos mediante los que tanto series de televisión como largometrajes, desembarquen en iTunes, iPod, iPhone, iPad, Apple TV y la futura iTV, se antoja complicado que aquéllos pudieran declinar la proposición.

Archivado en iTV, NBC, Televisión, Tim Cook
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion