Badland para iOS, el juego indie del año que debes tener

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Badland es un juego para iPhone y iPad que ha logrado motivarme y entusiasmarme de nuevo por jugar en iOS. Real Racing exprime la potencia de los procesadores, sí, pero es un género conocido. En cambio Badland es un juego indie muy original, con una mecánica muy sencilla y que gracias a sus puzzles y a sus fantásticos entornos logra enganchar a cualquiera. Me atrevería a decir que es el juego del año para iOS.

Hemos podido jugar a Badland para iOS y vale mucho la pena

Badland es un juego increíble. Llevo ya más de una semana jugando a él y solo puedo decir cosas buenas sobre él. Ningún detalle dejado al azar, buenos gráficos, banda sonora original, físicas, puzzles de ingenio, punto social y multijugador… ¡Lo tiene todo! Hacía mucho tiempo que un juego no me sorprendía de esta forma.

Primeras impresiones

Lo primero que piensas al ver las capturas del juego es: ¿qué es esta cosa? ¿Me tengo que gastar 4 euros en esta cosa rara? ¿En serio? Sí, en serio lo vale. Eso es lo primero qué pensé al ver las coloridas pero a la vez oscuras capturas de pantalla que había visto en muchos sitios. Hasta que no encontré un vídeo de gameplay no cambió mi concepto del juego.

Al principio es raro pero familiar. Es un juego que no requiere de muchos tutoriales: únicamente con pulsar sobre la pantalla nuestro amorfo bicho subirá, y con dejar de pulsar bajará por efecto de la gravedad. Nada más, estos son los controles de Badland. El juego se basa en ir avanzando de izquierda a derecha sorteando todo tipo de obstáculos.

Disponibilidad y precio

El juego está ya disponible en la App Store de Apple por 3,59 euros. Es universal para iPad iPod touch y iPhone y goza de sincronización de progreso entre dispositivos a través de iCloud de forma totalmente transparente para el usuario.

Captura de pantalla de la parte final de un nivel

Análisis

Como digo el juego carece de tutoriales pero es totalmente intuitivo. A medida que vayamos avanzando iremos descubriendo todo lo que necesitamos saber para sobrevivir. Básicamente es eso, el objetivo del juego es sobrevivir. Badland empieza con una corta secuencia en donde salimos de una tubería entre otros escombros. Ahí es donde hay el primer contacto y descubrimos la mecánica de nuestro personaje.

A partir de aquí la dificultad irá en aumento nivel a nivel. En los primeros niveles la dificultad es sencilla y reside en que no te salgas de la pantalla, es decir, el escenario va avanzando automáticamente y si te pilla el final mueres. No hay más dificultad que esa. Más adelante sí que iremos encontraremos por ejemplo minas explosivas que en algunos casos deberemos evitar o nos serán de ayuda para avanzar.

Nuestro personaje es de lo más curioso. Puede sufrir transformaciones gracias a mejoras que nos iremos encontrando por el camino dispuestas estratégicamente. Podremos encogernos para pasar por sitios pequeños, hacernos grandes para mover otros objetos, avanzar más rápido o más lento, incluso hay mejoras que nos hacen ir a cámara lenta, muy útil según el nivel. Y lo más divertido de todo son los clones: nuestro personaje multiplicado, cuantos más mejor, alguno llegará al final.

Con todo eso entra la lógica y el puzzle que os decía al principio. En algunos niveles será necesario tener un clon para que tomen distintos caminos: uno que active algún mecanismo y el otro que pueda pasar. ¿Qué pasa si morimos? Iremos al checkpoint más cercano y seguimos desde allí. Los chekpoints son siempre interesantes porqué nunca te dejan demasiado lejos, aunque a veces pienso si esto facilita demasiado el juego.

Captura de pantalla de Badland con clones

Es posible que alguien que aún no ha avanzado mucho sienta que el juego va solo: voy por aquí, me encuentro la mejora para hacerme pequeño porqué deberé pasar por un lugar estrecho, y así todo cantado y seguido. Tranquilos, todo llega. Más adelante no podrás llegar a la mejora porqué tendrás que hacer marcha atrás y volver rápidamente hacía delante. También puede ser tomado como un momento de relax para fijarse en el escenario y el genial y colorido decorado de algún planeta.

Multijugador

El juego no solo tiene un modo historia con un solo jugador, sino que también tiene modo multijugador y en local, lo que lo convierte en un juego tremendamente divertido también con amigos. Hay niveles del modo multijugador que sí son parecidos al modo de un solo jugador pero también hay niveles que prodríamos decir que son como minijuegos en el que gana por ejemplo el más rápido.

Modo multijugador en Badland para iOS

El manejo también es lo más simple: la pantalla se divide en tantas zonas como jugadores haya –máximo cuatro–, cada jugador tiene una zona asignada y cuando pulse controlará su personajillo. Se puede jugar en iPhone aunque es recomendable jugar en un iPad ya que la superficie evidentemente es mayor.

Conclusión

95

Es un juego que no os arrepentiréis de comprar. No hay dos niveles iguales. Yo voy más o menos por tres cuartos del día 1, el primer capítulo del juego, y solo pienso en jugar más. No he encotrado ningún nivel igual, por decirlo así, no me he aburrido ni un momento. Incluso en algún nivel me he estancado por no encontrar solución al acertijo planteado, pero siempre hay un camino a tomar y debes encontrarlo para seguir.

Está lleno de detalles y los gráficos, aunque no sean realistas, son geniales y divertidos. Como he dicho, se agradecen los momentos en el que el nivel se va desarrollando por sí solo y puedes prestar atención a todo el ambiente alrededor de nuestro amorfo personaje. Hay niveles muy difíciles, lo reconozco, pero seguro que tienen solución ya que el duo desarrolladores finlandeses no han dejado nada a su surte. Además nos prometen más niveles en próximas actualizaciones, ¿qué más se puede pedir?

App Store | Badland (3,49 euros)

Archivado en App Store, Badland, iOS, Reviews
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs