WIRED ha cubierto el CES solo con smartphones y estas son sus impresiones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Desafío del Wired en el CES

Hoy el CES, la feria de electrónica de consumo, llega a su fin por este año. Ha sido por un lado la feria de los wearables, y como pasa cada año, Apple ha estado ahí sin estar ahí como empresa. Se han presentado cantidad de gadgets compatibles con iOS y mucho más. Pero uno de los experimentos interesantes que se ha llevado a cabo alrededor del CES ha sido el de WIRED.

Si te acabas de unir a nuestro live blog del CES 2014, puede que te hayas dado cuenta que no tiene el mismo aspecto que nuestra última cobertura. Eso es porqué este año solo estamos permitiendo a nuestros periodistas usar smartphones. Todo –colgar fotos, escribir artículos, todas las comunicaciones de apoyo– tiene que hacerse desde un teléfono móvil. Los portátiles no están permitidos. Lo mejor de todo es que es un juego. Los puntos de supervivencia son asignados cada día, y el crédito extra puede ser ganado completando desafíos diarios. El periodista con más puntos al finalizar este duelo llamado “Smartpone Thunderdome” ganará una “extravagante comida”, cortesía de los editores de WIRED.

Durante este live blog los diferentes reporteros han ido posteando las actualidades desde la feria, y entre novedad y novedad, nos contaban sus experiencias de cada una de las plataformas. De los cuatro enviados de WIRED cada uno va equipado con un smartphone distinto.

Roberto Baldwin, el mister Windows Phone, nos cuenta que durante estos días de CES ha acabado decepcionado con las versiones de sus aplicaciones favoritas de iPhone para WP. Destaca por ejemplo Instagram, que aún está en fase beta, o la falta de un centro de notificaciones. A pesar de eso los Live Tiles dice que son algo muy bueno. Conforme han ido pasando los días el teléfono le ha ido gustando más –necesitó reiniciarlo– pero no tanto las aplicaciones.

Por otro lado, inexplicablemente, Mat Honan reventó la pantalla de su Moto X poniéndolo o sacándolo del bolsillo, sin saber cómo exactamente. Incluso los de Motorola le ofrecerion otro de sustitución. Pero él intentó seguir el desafio con la pantalla así. Finalmente desistió por multiples problemas con el terminal: batería, sobrecalientamentos, desconexiones a pesar de estar en 4G… Descalificado.

Wired

Moynihan va más allá pasando de comentar su experiencia con la Blackberry. Lo mejor de trabajar desde un terminal así es la independencia que te da estés donde estés. Por contra nos comenta que debes elegir el terminal correcto, entrevistar a alguien con la cabeza hacia abajo no es lo más correcto, y además un smartphone no invita a desarrollar historias muy largas y profundas, lo que dependiendo del punto de vista puede ser positivo.

Por lo que respecta al iPhone, Christina Bonnington escribe que el reto de cubrir el evento con un smartphone es liberador a la vez que frustrante. No hace falta llevar bolsa todo el día para la cámara o el portátil pero hay que cargar al menos tres veces el terminal. Y sí, los dedos se ven afectados por trabajar así. Al cabo del cuarto día de CES este era el recuento de palabras:

  • Christina Bonnington: 1,540 palabras

  • Roberto Baldwin: 506 palabras

  • Tim Moynihan: 2,369 palabras

Cabe destacar que durante el desafío de “hackear” el concurso, el Smartphone Thunderstorm, Christina fue una de las más avispadas: creó una receta con IFTTT para dictar a Siri el post y enviarlo por mail para ser colgado. Evidentemente ganó el challenge.

Todos los redactores coinciden en que se echa en falta las múltiples ventanas a la vez para poder trabajar con los recursos necesarios en la misma pantalla. Puede que un smartphone no sea del todo posible o cómodo pero sí lo puede ser en un tablet.

Estas son las puntuaciones finales:

  • En cuarto lugar Mat Honan con 100 puntos
  • En tercer lugar Robbie Baldwin con 145 puntos
  • En segundo lugar Christina Bonnington con 147,75 puntos
  • En primer lugar Tim Moynihan con 257,5 puntos

Smartphone Thundedome

Sorprendentemente Tim con su flamante BlackBerry Z30 fue quien se llevó la palma, totalmente inesperado. Como nos cuenta él mismo “no era el más sofisticado del concurso [el Z30], aparentemente. ¿Pero sabéis qué? No importa. Sigue siendo un teléfono que puede ser usado para cubrir una gran feria de electrónica. Esto es bastante increíble. La tecnología es impresionante en general estos días, sabéis? ¡Estas cosas caben en tu bolsillo! Y son como ordenadores portátiles pero mejores.

En definitiva: en plena era post-PC el smartphone puede ser una potente herramienta de trabajo: en cuanto a fotos o a productividad se refiere. Es sí, para trabajar en según qué no puede ser cómodo, ya dependerá de cada uno. El siguiente paso que veo lógico sería hacer el mismo desafio uniendo el smartphone con un tablet, sería algo más fácil a día de hoy. ¿Qué opináis del desafío?

Archivado en CES 2014, Curiosidades, iPhone 5s, Nokia Lumia 1020, Wired
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion