Probamos el iPhone 5s, cuando lo importante es el interior

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La prueba exhaustiva del nuevo iPhone 5s ya está aquí. Nos hemos hecho con el nuevo buque insignia de Apple y tras probarlo durante unos días, os traemos nuestra toma de contacto. Tenemos una de cal y otra de arena con este iPhone, ya que hay cosas que nos encanta, pero otras que nos dejan un tanto indiferentes. Sigue leyendo si quieres conocer nuestra experiencia.

iPhone 5s

Hace pocos días que está a la venta en España el iPhone 5s. Aunque lleva algo más de un mes a la venta en Estados Unidos y varios países de Europa, no ha sido hasta ahora cuando hemos podido ponerle la mano encima los españoles.

Ya lo sabemos casi todo, desde qué opina la prensa extranjera, cómo es por dentro y el rendimiento tanto de su cámara como su nuevo procesador Apple A7. Así que como ya sabemos todo esto, vamos a centrar nuestro análisis en lo que se siente de primera mano al convivir con un iPhone 5s, y las sensaciones que uno tiene en el día a día.

Primeras impresiones

Lo primero que vemos nada más sacarlo de la caja es que estamos ante un viejo conocido. Vengo de un iPhone 5 negro de 16 GB, y me he hecho con un iPhone 5s space gray también de 16 GB.

La caja ha pasado de ser negra a ser blanca, independientemente del color elegido, y los elementos incluidos son los de siempre: auriculares, cable Lightning, adaptador de corriente, instrucciones y el teléfono.

El tacto en la mano y la sensación de robustez son idénticas respecto al iPhone 5; se nota que seguimos ante un producto de altísimo nivel con un nivel de acabados exquisito, digno de un Rolls Royce, una cámara Leica o un reloj suizo.

Especificaciones técnicas

Acabado Space gray
Capacidad 16 GB
Dimensiones y peso Alto: 12,38 cm, Ancho: 5,86 cm, Grosor: 0,76 cm
Peso: 112 g
Chips Procesador A7 de 64 bits
Coprocesador de movimiento M7
Redes móviles e inalámbricas UMTS/HSPA+/DC-HSDPA; GSM/EDGE; LTE (bandas 1, 2, 3, 5, 7, 8 y 20)
Pantalla Pantalla Retina LED IPS
Resolución: 1136×640 píxeles, 326ppp
Cámara Cámara trasera de 8 megapíxeles, f/2,2
Flash True Tone, Modo slow-motion a 120 fps
Cámara frontal de 1,2 megapíxeles
Batería 1570 mAh
Tiempo en conversación: hasta 10 horas con 3G
Tiempo en reposo: hasta 250 horas
Navegación por Internet: hasta 8 horas con 3G y hasta 10 horas con Wi-Fi
Contenido de la caja iPhone 5s
Auriculares EarPodsConector Lightning
Adaptador de corriente USB
Documentación

Disponibilidad y precios

iPhone 5s en la Apple Store

Podemos encontrar el iPhone 5s libre en la Apple Store desde 699 euros, en el modelo de 16 GB. Los modelos de 32 GB y 64 GB tienen un precio de 799 euros y 899 euros, respectivamente. Los colores disponibles actualmente son space gray, oro y plata.

Además, las operadoras españolas también han ofrecido sus precios en los que ofertan dicho teléfono. Aún así, mi consejo es que si no tenéis permanencia intentéis apretar las tuercas a vuestra compañía a ver por cuánto son capaces de ofrecer el iPhone 5s.

Diseño

Lateral del iPhone 5s

He tenido la suerte de elegir el color con menos aceptación de todos los disponibles, lo que me permitió hacerme con uno antes de que se agotaran las existencias. A pesar de las críticas que levantó cuando se rumoreaban los iPhone dorados, el iPhone 5s gold ha sido con diferencia el modelo más demandado y del que menos stock ha habido en todas las tiendas.

Como digo, para mi el blanco no me dice nada, y el dorado es demasiado femenino para mi. Así que el space gray es un color perfecto para mi, he seguido fiel a mis principios y me he hecho con uno de este color. Pensaba que no sería tan bonito como el negro grafito del iPhone 5, pero realmente en vivo gana muchos enteros respecto a lo que podemos ver en fotos.

Ahora que lo tengo en mano, me quedo con este color antes que con el grafito, que tiene un acabado muy superior al anterior, ya que ahora el color se consigue anodizando el aluminio, y no con una capa de pintura como en el modelo anterior, lo que probablemente haga que la aparición de rayones y picados se retrase un tiempo.

Como con todos los modelos S, las diferencias exteriores son mínimas, y solo los más observadores podrán diferenciar un modelo de otro. A pesar de todo es el iPhone S más fácil de diferenciar de su predecesor: en este caso se aprecia claramente el cambio de color, la sustitución del clásico botón Home por el Touch ID y el doble flash LED es ahora más alargado. Mi experiencia personal es que gente que me conoce y a la que no le he dicho nada, ni se han enterado que llevo un teléfono nuevo.

Touch ID

El Touch ID en el iPhone 5s

El Touch ID ha dado mucho que hablar, y los que lo han probado solo hablan bondades del mismo; yo puedo dar fe de ello. Reconoce realmente bien la huella, da igual cómo la pongamos, o si no llevamos las manos limpias, el sensor biométrico funciona a las mil maravillas.

El único problema es que le cuesta bastante configurarlas, ya que tenemos que poner nuestro dedo repetidas veces sobre la superficie del Touch ID, debido a que es realmente pequeño y de una pasada sería incapaz de reconocer nuestra huella. Esto permitirá que la huella se reconozca sin problemas sea cual sea la posición que utilicemos cuando desbloqueemos el teléfono.

La tasa de acierto es de casi el 100%. Bien es cierto que el gesto de deslizar para desbloquear es más rápido, ya que tarda unas décimas de segundo en reconocer nuestro dedo, pero la seguridad que ganamos realmente merece la pena; desde luego es infinitamente más cómodo que el código de 4 dígitos, que siempre está presente en caso de que el lector falle –o que nos corten el dedo–.

Cámara

Cámara del iPhone 5s

La cámara, junto al Touch ID es una de las partes que más ha mejorado con el nuevo iPhone 5s. Y es que aunque se mantienen los 8 megapíxeles desde el iPhone 4s, el sensor ha evolucionado mucho y ahora es más grande junto a una lente más luminosa. Esto, sumado a un avanzado procesamiento de imagen con el Apple A7, nos proporciona un ruido muy contenido en condiciones de baja luz.

El Apple A7 también mejora la velocidad de enfoque, que se demoraba algo más de un segundo en el iPhone 5 y que ahora se puede decir que el enfoque es prácticamente instantáneo.

El flash True Tone es un avance en la fotografía que no existía hasta ahora, y que nos permite conseguir un balance de blancos perfecto en tomas con flash, lo que aumenta de una manera increíble la calidad de las fotografías en interiores o de noche. El iPhone 5s por fin se convierte en un teléfono que hace fotos de calidad en ambientes nocturnos, donde hasta el iPhone 5 se veía superado por terminales de gama baja Android, como el viejo Samsung Galaxy Ace –basado en hechos reales–.

El modo slow-mo es otra de las cosas más espectaculares que se haya visto en mucho tiempo en un teléfono móvil, que nos permite grabar vídeos en alta velocidad a 120 fotogramas por segundo, lo que dará un efecto muy profesional a nuestros vídeos con movimientos rápidos. Una de las cosas que más impresiona es precisamente la velocidad a la que se ve la previsualización en pantalla de la cámara cuando la ponemos en modo slow-mo, y que cuando volvemos al modo clásico de grabación de vídeo da la sensación de verse casi a trompicones.

A continuación os dejo con un vídeo de cómo se ve una secuencia en alta velocidad y una galería de fotos demostrando de lo que la cámara de este iPhone 5s es capaz:

Rendimiento

La pantalla del iPhone 5s

El procesador Apple A7 es sin duda una mejora muy importante en lo que conocíamos hasta ahora en procesadores móviles. Los 64 bits realmente se notan en la realización de trabajos pesados, como la carga de presentaciones complejas de Keynote o la exportación de películas en iMovie. Además, gracias a las aplicaciones que cada día se van adaptando a los 64 bits, la mejora de rendimiento irá aumentando sucesivamente.

Pero esta es la teoría, que con números se demuestra. Sin embargo, en un uso diario, común, donde no requerimos de tanta potencia para escribir un tweet, ver Facebook o mandar mensajes, la diferencia de velocidad respecto al iPhone 5 es casi inapreciable. Pero no es porque los 64 bit no valgan para nada, es que la velocidad del 5 ya era muy buena, y en el uso común, unos milisegundos más que menos –a estos niveles de fluidez–, son inapreciables.

Sin embargo en el iPhone 4s y en el iPhone 5 sí noté un cambio grandísimo de rendimiento entre terminales anteriores, ya que estos aún pecaban de ralentizaciones en según qué ocasiones. Pero Apple lo hizo tan bien con el iPhone 5, que con el iPhone 5s la diferencia no es tan notable. Quizás la explicación del por qué el iPad 2 se venda tan bien es precisamente porque la potencia no lo es todo.

Batería

Batería del iPhone 5s

El iPhone ha tenido un punto débil desde siempre, y no es otro que la batería. La competencia ha superado ampliamente este aspecto poniendo baterías mucho más grandes en sus terminales comprometiendo el grosor. Sin embargo, Apple siempre ha preferido reducir el grosor cuando ha sido posible, manteniendo la misma batería y compensando la autonomía con una electrónica más eficiente.

La realidad es que desde el iPhone 4s era imposible pasar un día entero fuera de casa y que la batería aguantase. En el iPhone 5, con un aumento de ocho ridículos mAh la historia era la misma. Sin embargo, parece que el iPhone 5s vuelve a la gloriosa autonomía del iPhone 4, el cual aguantaba todo el día gracias a su austero procesador Apple A4 a 1 GHz de un solo núcleo, vamos un mechero.

Pues bien, el nuevo terminal de Apple hereda la gran autonomía de su bisabuelo gracias a que el Apple A7 está capado en velocidad, que es más eficiente y que la batería tiene una capacidad de 130 mAh más. Así pues, no es ninguna locura estar toda la mañana fuera de casa, conectado por 4G y haciendo un uso intensivo del teléfono, llegando a la hora de la comida con más de la mitad de batería.

Conclusiones

Parte trasera del iPhone 5s

90

Como hemos podido ver, el iPhone 5s realmente cuenta con un montón de cambios de pequeño y alto nivel respecto a su antecesor. Y objetivamente, estamos ante el iPhone que más ha cambiado entre generaciones.

Y realmente en este iPhone se puede decir que se han solventado las tres carencias más importantes del iPhone: autonomía, cobertura y cámara en fotos nocturnas. Ahora es fácil llegar al final del día con batería restante, tener 3G donde antes ni lo soñabas y hacer fotos decentes en interiores oscuros.

Si tienes el iPhone 5 el cambio no lo vas a notar mucho. Sin embargo, si tienes un iPhone de generaciones pasadas, la diferencia va a ser abismal. Pero si tu presupuesto no es muy holgado, te recomiendo que busques un iPhone 5 de segunda mano, un grandísimo teléfono aún existiendo el iPhone 5s y que podremos encontrar por poco más de 400 euros.

Si hay alguna inquietud que tengas y que se me haya escapado comentar, no dudes en preguntarla en los comentarios. También queremos saber qué te ha parecido el nuevo terminal de Apple en caso de que ya te hayas hecho con uno.

Archivado en iPhone 5s, Reviews
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs