Qué hacer si no te funciona bien el ratón en el Mac

COMPARTIR 0 TWITTEAR

iMac con teclado y Magic Mouse

Muchas de las personas que trabajamos continuamente con Mac, hemos notado que, en diferentes situaciones, el cursor del ratón se mueve con dificultad o dando unos pequeños saltos. En general, este problema se produce al utilizar un ratón conectado por Bluetooth. Nos podemos encontrar que dicho periférico va lento, entrecortado. Esta circunstancia, si ocurre de forma frecuente, puede llegar a producirnos desesperación y provocarnos una pérdida de tiempo cada vez que nos ocurra.

Esta situación se produce de forma muy habitual y, a buen seguro, que hay bastantes alternativas que habrás probado para solucionar este problema. Si no hubiese sido así, prueba primero a poner remedio a las causas más probables que pueden haber provocado dicho problema tal y como nos apuntan desde iDownloadBlog:

  1. Cambia las pilas del ratón, igual tienes problemas porque se le están agotando las pilas a tu Magic Mouse.
  2. Reinicia el Mac. Si al reiniciar va todo correcto, puedes haber puesto solución al problema.
  3. Elimina los residuos de la abertura láser del ratón.
  4. Desconecta cualquier otro dispositivo electrónico inalámbrico cercano al lugar donde se encuentre tu Mac, ya que puede ser la causa de la interferencia

Magic Mouse con parte trasera

Si ya has intentado todos esos pasos, y ninguno te ha sido de utilidad, no desesperes, aún queda una última oportunidad de hacer que tu ratón deje de ir a saltos, y sea tan veloz como de costumbre. La propia Apple, en su servicio de soporte informa de este tipo de inconvenientes y nos explica los diferentes problemas que se vienen produciendo con dispositivos Bluetooth en puertos USB 3. Incluso podemos ver que esta anomalía no es algo nuevo, sino que ya en el año 2012 se elaboró un informe explicando estos fallos, al que nos remiten para obtener mayor información.

Como se explica, si tienes algún dispositivo USB 3 conectado al Mac, en especial un disco duro, ésta puede ser la causa del problema, ya que que el conflicto se produce por la interferencia de la radiofrecuencia generada por la unidad de disco duro USB 3 con otros periféricos. Si tienes un disco duro externo de estas caracteríticas, prueba a retirarlo del entorno del Mac, en especial de la zona cercana a donde se encuentra ubicado el Bluetooth, para así poder solucionar el problema.

Ya ves que, en ocasiones, la causa de tus problemas puede estar en algo que no te esperas, puedes probar cambiando configuraciones, controladores u otros remedios y no dar con la solución. Algo tan simple como lo que te hemos contado en este artículo, puede hacer que tu ratón se vuelva loco y, si no estás bien informado sobre este aspecto, puede llegar a volverte loco a ti.

Archivado en Mac, Magic Mouse, Tutoriales
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion