Cómo usar dos Mac con un solo teclado y ratón

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Existen switchs para controlar dos ordenadores desde una misma pareja de teclado y ratón, pero si usamos OS X en ambos ordenadores no hace falta recurrir a periféricos externos, y gracias al propio sistema operativo podremos controlar dos ordenadores con nuestro teclado y ratón, sin necesidad si quiera de aplicaciones de terceros, aprovechándonos del propio sistema operativo.

Aplicación de Compartir pantalla

El truco que os voy a contar acabo de descubrirlo esta misma tarde, haciendo uso de mi MacBook y mi Hackintosh. Resulta que tengo ambos conectados al mismo monitor, uno por DisplayPort y el otro por VGA (el DVI lo reservo para la Xbox 360). Normalmente el ordenador principal es el portátil, y es desde éste desde el que controlo el Hackintosh, que tiene instalado OS X Snow Leopard, y que lo uso principalmente para descargar Torrent o virtualizar Windows 8 desde VMware –sí, tengo un PC y virtualizo Windows desde el mismo–.

Para controlar un Mac desde otro, tan solo tenemos que irnos al Finder, buscarlo en la barra lateral en Compartido y seleccionar la opción de Compartir pantalla.

Ventana del Finder para Compartir pantalla

A continuación se lanzará una aplicación llamada Compartir pantalla que nos dejará acceder al otro Mac como si estuviéramos en él. Todo ocurre a través de la red local, y funciona con una fluidez bastante buena, con una tasa de refresco correcta. Si trabajamos a través de Ethernet la cadencia de fotogramas sería casi perfecta. Se podría decir que estamos usando “AirPlay” entre dos Mac para usar uno desde otro.

El paso entre uno y otro es completamente transparente y el teclado se activará automáticamente en función de qué ventana esté activa. En cuanto saquemos el cursor fuera y pulsemos sobre nuestro OS X interno, dejaremos de controlar el otro Mac.

Pero el truco viene justo aquí, si nos quedamos controlando el otro Mac desde Compartir pantalla y cambiamos la entrada del monitor para usar el otro ordenador, si seguimos usando el teclado y el ratón parecerá que estamos haciéndolo sobre el otro ordenador, pero no. En este caso es el MacBook el que está controlando el Hackintosh, de manera transparente para nosotros y a través de la red local de nuestra casa, por lo que la velocidad de respuesta es muy buena, aún a través de Wi-Fi.

Pensarás que en cuanto te salgas de la pantalla el truco se irá al traste, pero dentro de la ventana de nuestro Mac maestro la velocidad del cursor disminuye para que no nos salgamos, por lo que usando el Mac secundario desde el monitor en nativo, tendremos el mismo movimiento natural de siempre.

Archivado en Compartir pantalla, Mac, OS X, Ratón, Teclado, Tutoriales
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion