Analizamos Parallels Desktop 9, más fluido que nunca

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hoy mismo se ha presentado al público Parallels Desktop 9, la nueva versión del software de virtualización para Mac y no hemos podido resistir la tentación de echarle las manos encima y probarlo por nosotros mismos. En este análisis os comentaremos las nuevas características de este programa, sus mejoras, su funcionamiento, su apariencia y lo que más nos ha gustado y lo que peor nos ha parecido. ¡No te lo pierdas!

Parallels Desktop 9

Hoy mismo se ponía a la venta la nueva versión de Parallels Desktop, ni más ni menos que la 9, la cual prometía numerosas mejoras en cuanto a rendimiento y a integración con Windows 8 y 8.1. Como somos gente muy impaciente y ávida de probar las novedades, no hemos podido resistir la tentación de probar la nueva versión del conocido software de virtualización para Mac.

Descripción

En este análisis hemos probado Parallels Desktop 9, una de las mejores aplicaciones de virtualización existentes en la actualidad para OS X. Se trata de la nueva versión de esta, la número 9, que ha sido lanzada a día de hoy, 5 de septiembre. Está desarrollada por Parallels y sólo se encuentra disponible para sistemas operativos OS X.

Su precio es de 79,99 euros si compramos la nueva versión y de 49,99 euros si actualizamos desde una de las versiones previas. Tenemos a nuestra disposición una versión de prueba descargable desde la página web por si queremos probar la aplicación antes de comprarla. Esta versión de prueba no posee limitaciones, tan sólo la posibilidad de usar el programa durante 14 días.

La nueva versión de Parallels Desktop destaca de las demás por su gran rendimiento, soporte para Windows 8 y 8.1, soporte para PowerNap, con el que tener las aplicaciones de Windows y Mac actualizadas al mismo tiempo, posibilidad de usar los gestos de OS X en Windows… En definitiva la nueva versión viene cargada de novedades, tal y como os contaremos a continuación.

Uso de la aplicación

Ventana de descarga de Windows 8.1

La aplicación es sencilla de utilizar desde el primer uso, en el que nos aparecerá un diálogo en el que se nos pedirá qué sistema operativo instalar, si instalar desde una imagen de un pendrive, si coger una máquina virtual existente… Es muy interesante que se nos da la posibilidad de instalar cualquier sistema operativo.

Una vez seleccionada la máquina virtual que queremos usar no tendremos que configurar demasiado, sólo elegir el comportamiento del sistema operativo virtualizado, si queremos que las aplicaciones de Windows se comporten como aplicaciones de Mac o si por el contrario queremos ver el escritorio de Windows y usarlo como un sistema operativo aparte.

Por otro lado también tendremos que seleccionar si queremos que Windows se comporte como Windows 8, mostrando la interfaz Metro y todas sus peculiaridades o si, por el contrario, somos más conservadores y lo que queremos ver de Windows es siempre el escritorio y sus aplicaciones, al más puro estilo Windows 7.

Una vez configuradas estas opciones, podremos disfrutar de nuestro Windows, Ubuntu… como si delante de un PC nos encontráramos, realmente el rendimiento ha mejorado notablemente y si nuestro ordenador es medianamente solvente, podremos usar en nuestro día a día nuestras máquinas virtuales sin mayores problemas.

Interfaz de usuario

Ventana de preferencias de Parallels

La interfaz de la aplicación es similar a la de otras de virtualización para Mac como VMware. Es realmente sencilla y en ella destaca el sistema operativo virtualizado, dejando en un segundo plano las opciones de la aplicación y su configuración. De esta manera, si usamos Windows en una ventana, veremos las opciones en la barra superior de nuestro Mac, no estorbando en el uso del sistema operativo de Microsoft, pero accesibles en cualquier momento por el usuario.

Entre las opciones cabe destacar la posibilidad de instalar diferentes sistemas operativos, poder configurar el comportamiento y la conexión de dispositivos de nuestro Mac, las opciones de apariencia de la ventana, bien a pantalla completa, en una ventana…

Esto es realmente importante, ya que la experiencia del usuario se ve tremendamente reforzada al sólo tener que concentrarse en el sistema operativo que estemos usando y no en las opciones de configuración de la máquina virtual. Una de las grandes características de esta versión de Parallels es la gran integración de los sistemas operativos con la máquina en la que los estamos usando, compartiendo gestos y atajos de teclado en ambos sistemas, algo, que facilita enormemente la utilización de estos y mejora la productividad del usuario al no tener que estar pensando en cual de ellos se encuentra y qué gesto o atajo usar en cada caso.

Launchpad usando Parallels

Por otro lado, la integración de este software con herramientas de almacenamiento en la nube nos permiten disponer de todos nuestros archivos estemos en el sistema operativo que estemos. Esto supone una gran comodidad a la hora de trabajar con nuestros ficheros en ambos sistemas operativos que nos permitirá modificar nuestros documentos con diferentes herramientas y en diferentes sistemas, para poder dar a estos la apariencia y el trabajo que queramos, sin importar plataformas y programas.

También es digna de destacar la posibilidad de usar las herramientas de dictado de OS X y el diccionario de Mac en Windows en aplicaciones como Word, como si nos encontráramos delante de Pages. Realmente estas opciones funcionan de manera muy fluida no notándose que no son nativas del sistema operativo en el que se está trabajando.

Si queremos imprimir cualquier ventana de nuestro Windows, podemos hacerlo en PDF, aunque esa aplicación o Windows no tengan la opción de imprimir. También se ha incorporado soporte para dispositivos de almacenamiento Thunderbolt y FireWire, lo cual nos permitirá usarlos en sistemas operativos distintos a Mac.

Por último también se ha mejorado la integración con sistemas operativos Linux y el funcionamiento de las pantallas externas en las máquinas virtuales, las cuales recordarán nuestras preferencias al conectar una al ordenador y, por ejemplo, si siempre lo hacemos así, pondrá Windows en una pantalla y nos dejará Mac en la otra.

Alternativas

Alternativa a Parallels Desktop 9

Sin duda la gran alternativa es VMware Fusion 6, un software de virtualización con características similares a Parallels Desktop 9 pero con un soporte de Windows 8 menor y un rendimiento sensiblemente peor y un precio de 53,95 euros. Hay que destacar, que esta herramienta fue lanzada hace bastantes meses, con lo cual quizás deberíamos esperar a una nueva versión para comparar en igualdad de condiciones.

La gran ventaja que ofrecía VMware Fusion era la posibilidad de trabajar con nuestros programas de Windows como si de aplicaciones de Mac se tratara, algo que con Parallels Desktop 9 ya podemos hacer en esta versión. Por último la integración de VMware Fusion con los gestos y atajos de Mac es bastante peor, con lo cual será más incómodo de alternar el uso entre sistemas operativos.

La alternativa gratuita es VirtualBox, una aplicación que funciona de manera muy fluida pero que no cuenta con alguna de las características de estos otros dos programas. No obstante, si no queremos gastarnos el dinero y no nos importa usar las aplicaciones de Windows en las de Windows y las de Mac en Mac, con este programa nos podremos arreglar sin problemas, con el plus de que su uso es tremendamente sencillo.

Conclusiones

Aplicación de virtualización para Mac

90

Nos encontramos ante una de las aplicaciones de virtualización para Mac más solventes de la actualidad, cuya última versión incorpora gran cantidad de mejoras que permitirán que el uso de las máquinas virtuales junto a nuestro sistema operativo instalado en el ordenador, sea muy eficaz y que tengamos la posibilidad de trabajar conjuntamente con dos sistemas.

Me llama poderosamente la atención la posibilidad de poder usar los gestos y atajos de teclado de Mac en Windows o cualquier otro sistema operativo ya que es algo que siempre he echado de menos a la hora de usar software de este tipo, ya que me incomodaba tener que pasar de usar Comando+C a usar Control+C, por ejemplo, a la hora de copiar un texto al portapapeles.

Por otro lado, uno de los pocos fallos que le veo es la imposibilidad de acceder a los archivos de Mac directamente desde la máquina virtual sin hacer uso de servicios de almacenamiento en la nube, algo que ahorraría bastante tiempo y que, por ejemplo, arrastrando un fichero a nuestro Windows, pudiéramos acceder a él.

En definitiva, si poseéis versiones anteriores de Parallels Desktop, creo que esta actualización es casi obligatoria, ya que las novedades incluidas en esta son muchas y muy buenas. Notaremos un mejor funcionamiento global de las máquinas y creo que el precio es acorde con lo que se ofrece.

Archivado en Parallels, Parallels Desktop 9, Reviews, Virtualización, Windows
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs