Apple Vintage: PowerCD, los primeros pasos de la división Mac Like Things

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Regresamos una semana más con Apple Vintage, sección en la que viajaremos al pasado con la intención de rendir un pequeño homenaje a los productos que Apple ha ido lanzando a lo largo de su historia. Hoy retrocederemos hasta 1993 para recuperar el PowerCD, un potente y elegante reproductor de CD concebido con la intención de dejar huella en un mercado en pleno auge, y cuya trascendencia terminó siendo meramente anecdótica.

Apple Vintage: PowerCD

Ya estamos de vuelta, una semana más, en Apple Vintage, la sección retro de Applesencia en la que recuperaremos los productos que han ido marcando la evolución de Apple hasta convertirse en la compañía que todos conocemos hoy en día.

En esta nueva entrega, abriremos el baúl de los recuerdos para desempolvar el PowerCD, un potente, elegante y, por qué no decirlo, controvertido reproductor de CD y CD-ROM, desarrollado por los de Infinite Loop para tratar de consolidarse en un mercado emergente como era el de los reproductores electrónicos, tras el boom del Compact Disc.

Una fuerte apuesta que quedó patente tras su presentación, a tenor de las declaraciones de Ian Diery, vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing de Apple por aquel entonces:

No solo queremos ser líderes en el segmento multimedia con los Macintosh, queremos ser líderes de la era multimedia.

El PowerCD comenzó a gestarse a mediados de 1992. Tras el éxito cosechado por el Apple Newton, Apple decidió crear la división Mac Like Things, cuyo cometido era la creación de equipos electrónicos destinados al usuario medio; gestado a partir de un diseño de Philips, se convirtió en el primer dispositivo de consumo independiente jamás fabricado por la empresa.

Características del PowerCD

Fotografía frontal del PowerCD

El PowerCD era capaz de reproducir CD de audio, de fotos grabadas con Kodak CD, y de datos. Además, podía ser conectado a equipos de sonido, televisiones y ordenadores Macintosh –donde además funcionaba como lector de CD-ROM a 1X— a través de SCSI.

Los controles de reproducción y funciones principales se hallaban en su parte frontal para facilitar su acceso, al igual que la pequeña pantalla LCD retroiluminada, cuyo objetivo era mostrar información de las pistas de audio. Por otro lado, podía ser alimentado con seis pilas AA o mediante un adaptador de 12V.

La base cobraba un desafortunado protagonismo. A pesar de ser removible, sin ella el PowerCD era completamente inservible, puesto que se encargaba de convertir el puerto SCSI de 25 pines en un adaptador con una bahía para pilas, y una toma de corriente; aún incluso conectado a un ordenador, la alimentación era necesaria para arrancar la unidad.

Por último, junto al PowerCD se lanzó una nueva gama de altavoces denominada AppleDesign Powered Speakers, una pareja de altavoces estéreo autoamplificados que fueron fabricados en plástico de color gris siguiendo las líneas de los Macintosh coetáneos.

Fotografía del paquete de ventas PowerCD

Lejos de lograr el impacto que se esperaba, terminó siendo descontinuado años más tarde con un protagonismo en el mercado prácticamente residual. Un rotundo fracaso, fruto de una serie de circunstancias, propias en su mayoría.

Hablamos de su desorbitado precio inicial de 499 dólares que, sin embargo, no se traducía en unas prestaciones que lo justificasen –sobre todo, comparándolo con la oferta de la competencia–; un proceso de instalación de drivers que suponía un auténtico galimatías; o la disolución de Mac Like Things pocos meses después de su estreno.

Antes de despedirnos, os dejamos con una extensa galería de fotos por cortesía del usuario de Flickr bjorn.keizers.

Hasta aquí hemos llegado por hoy. Dentro de 7 días continuaremos con nuestro particular repaso por la fructífera historia de Apple. ¡No os lo perdáis! Si ansiáis que desempolvemos algún producto en particular o si tenéis en casa alguno que os gustaría que incluyésemos en futuras entregas, os invitamos a que lo compartáis con nosotros.

Archivado en Apple Vintage, Historia
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion