Steve Jobs no tenía mucha simpatía por los ratones con botones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Magic Mouse Mighty Mouse

Los ratones de Apple siempre han sido bastante parcos en el uso de botones, algo que, a veces, los ha penalizado para usos determinados. Al parecer, el motivo de la elección de este tipo de diseño para sus ratones era la poca simpatía que sentía Steve Jobs por los botones, algo que sirvió como motor de empuje de Apple para innovar en éste área, de acuerdo con lo que ha dicho el ex ingeniero de Apple Abraham Farag en una entrevista.

Farag, que actualmente es el propietario de la empresa de desarrollo de producto Sparkfactor Design cuenta como en 1999 fue contratado por Apple para formar parte del equipo encargado de diseñar un sucesor para el controvertido ratón con forma de disco de hockey incluido en el iMac G3 de 1998, el cual tuvo muchas criticas por su tamaño, su cable corto y la tendencia que tenia a girar en la mano del usuario.

El equipo de diseño de Apple había trabajado en cinco prototipos completos para mostrar a Jobs, con botones bien diferenciados mediante lineas de corte y diferentes piezas de plástico. Farag señaló que el equipo tomó una decisión de último minuto para trabajar en un prototipo más, que se parecía al Apple Desktop Bus Ratón II, prototipo que no estaba finalizado cuando Steve Jobs se reunió con el equipo de diseño para valorar todas las alternativas.

Historia ratones Apple

El prototipo, según palabras de Farag, era como una mancha gris, destinado a ser guardado en una caja antes de que Jobs llegase, desechándolo. Sin embargo, cuando Steve Jobs llegó a la reunión y observó los diferentes prototipos, inmediatamente se fijó en el prototipo inacabado, decidiéndose inmediatamente por él.

Eso es genial. No quiero tener ningún botón.

El modelo inacabado que Jobs había elegido finalmente se convirtió en el Apple Pro Mouse, que se comenzó a vender en el año 2000. Cuando, el equipo de diseño se puso a trabajar en un sucesor para este ratón, volvieron a tratar de incluir botones en él. En una reunión en la que se evaluaban los diferentes prototipos y en la que no iba a participar Jobs, volvió a ocurrir otra de esas genialidades tan suyas.

Vista frontal del Apple Pro Mouse

De repente Jobs pasó caminando, de regreso de otra reunión en la que acaba de participar. Al ver los prototipos en la mesa, se detuvo y se acercó, y después de observarlos no pudo evitar dar una sincera opinión.

¿Qué imbéciles han trabajando en este proyecto?

Farag recuerda como un silencio absoluto se apoderó de la sala, nadie quería ser el chivo expiatorio. Para salir del paso, el propio Farag atribuyó los prototipos a solicitudes realizadas por la división de marketing, que pedía el desarrollo de un ratón con varios botones.

Yo soy el equipo de marketing. Es un equipo de uno, y no vamos a hacer ese producto.

Después de decir esto, Jobs dio media vuelta y se marchó. Lo demás, no hace falta más que ver los siguientes ratones de Apple, como el Mighty Mouse o el actual Magic Mouse para saberlo. La “cabezonería” de Steve Jobs provocó que el equipo de diseño y los ingenieros de Apple tuvieran que darle muchas vueltas al asunto para cumplir con lo que el pedía. Así era Steve.

Archivado en Steve Jobs
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Pableras dice:

    A mi el magic mouse me encanta. Es cierto que al principio cuesta un poco acostumbrarse a él, pero luego resulta super cómodo de usar. Por ponerle un grandísimo pero: es una lástima tener que recurrir a software de terceros para poderle sacar todo el jugo (muchísimo jugo)

    Eso si, para jugar a según que juegos es insufrible, sobre todo si se usa la ruleta (zoom) y click derecho/izquierdo (disparo) jejejejeje

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion