Siete cosas que podrías hacer para alargar la vida de tu antiguo Mac

COMPARTIR 0 TWITTEAR

MacBook Vintage Negro

Como casi todo en esta vida, todo tiene un final. Todos los dispositivos electrónicos tienen una vida útil relativamente corta y, por supuesto, los ordenadores tampoco iban a ser una excepción. En el recuerdo queda aquel día en el que te entregaron tu reluciente Mac y saliste corriendo para abrirlo, trastearlo y ponerte a funcionar con él. Pasan los años, versiones y más versiones aparecen pero tu, ya anticuado, Mac sigue al pie de cañón y así pretendes que sea por un tiempo más.

De bien es sabido que a los ordenadores de la empresa de la manzana mordida el tiempo nos les afecta de la misma manera que a los portátiles de la competencia. Bien por los componentes o bien por el sistema –no entramos a debatir esto– comprarte un Mac es sinónimo de durabilidad. Como casi todo, habrá excepciones y tiradas que salgan defectuosas, pero por general es un punto muy a favor de la gama de ordenadores de Apple.

En mi caso tengo un MacBook Pro de 2009 que, a día de hoy, me funciona como el primer día. Tras varios añadidos hardware y uno cuantos cambios a nivel de software puedo decir sin preocupación alguna de que tengo ordenador para un par de años más. Con esta serie de consejos, desde los más sencillos y económicos hasta los más complicados y algo más costosos, te enseñaremos a alargar al máximo la vida de tu Mac. Esperemos que te sirvan.

Arranque ligero

Aplicaciones en el arranque de OS X Comenzamos con los pasos sencillos y aquellos con los que no tenemos que gastarnos un duro.

Uno de los momentos más estresantes son aquellos segundos que pasan desde que enciendes tu ordenador hasta que está completamente operativo. Esto, con el ordenador recién adquirido puede no ser molesto pero con los años y con la cantidad insurgente que, a lo largo de la vida útil del equipo, instalamos esta acción puede posponerse una eternidad.

Para solucionar esto lo mejor es desactivar todos los programas posibles al arrancar el sistema para evitar que se atranque nada más iniciarlo. Para ello nos vamos a Preferencias del Sistema para después entrar en el apartado de Usuarios y Grupos. Elegimos nuestro usuario y pulsamos sobre la pestaña de Arranque donde podremos elimina todos los programas que no queramos que se inician al arrancar. Notaremos una mejoría en el rendimiento general.

Elimina toda filigrana gráfica de OS X

Otro sutil detalle que, aunque no lo vayamos a notar demasiado, nos hará ganar algo de fluidez en el sistema –sobre todo si hablamos de equipos antiguos– es la eliminación de toda floritura gráfica de la que se sirve OS X para darle un aspecto mucho más visual al sistema.

Para ello, nos vamos de nuevo a las Preferencias del Sistema y esta vez entramos dentro del apartado Dock. Una vez dentro tendremos que desmarcar las siguientes casillas:

  • Ampliación
  • Apertura de aplicaciones animada
  • Ocultar y mostrar Dock automáticamente

Fuera Dashboard y Centro de Notificaciones

Estas dos funcionalidades del sistema que, sin duda son una maravilla, no le sientan nada bien a los equipos antiguos –conllevan un consumo de procesador y memoria considerable– por lo que, con total tranquilidad, podremos deshacernos de ellas para ganar fluidez y que nuestra estancia en OS X no se convierta en un infierno.

Para eliminar el Dashboard, desde la terminal tendremos que teclear lo siguiente:

defaults write com.apple.dashboard mcx-disabled -bool YES

Siempre finiquitar con este comando para que la acción se lleve a cabo:

killall Dock

Si lo que queremos eliminar es el Centro de Notificaciones:

launchctl unload -w /System/Library/LaunchAgents/com.apple.notificationcenterui.plist

Seguido nuevamente por:

killall NotificationCenter

Si queremos volver a tener ambos elementos, en la primera línea de código –para el Dashboard– sustituir -bool YES por -bool NO y en la segunda –para el Centro de Notificaciones– sustituir unload por load y así podremos volver a disfrutar de estas herramientas.

Cuida el espacio en el disco duro

Aplicación Dropbox para iOS Esta también es una forma sencilla de hacer que tu equipo rejuvenezca de una manera asombrosa.

Para conseguir una mayor eficiencia en el equipo no está de mal disponer siempre de un espacio de almacenamiento adecuado y no andar siempre al límite. Para ello, las soluciones existentes en el mercado rozan el infinito. Te puedes ayudar de discos duros externos, de servicios de alojamiento en la nube como Dropbox o la propia Google con Drive o de una mejor gestión del espacio del que dispones en tu equipo.

SSD, nuevas alas para tu Mac

SSD para Mac Entramos en el apartado más técnico, más difícil y, lo que puede echar a la gente para atrás, más caro.

Son tres los que voy a nombrar y de ellos, incidiré mucho en este. El cambiar del disco duro estándar por una unidad de estado sólido hizo, literalmente, renacer a mi equipo. La velocidad de arranque del sistema, la velocidad de inicio de las aplicaciones –hablando de grandes pesos pesados como Adobe Photoshop o cualquier navegador–, el manejo de ficheros, etc. Vi como, de forma generalizada, mejoraba mi equipo en cuanto a tiempo, rendimiento y velocidad.

Hace unos años era impensable realizar esta acción pero, hoy en día, el precio de los discos duros de estado sólido han ido menguando siendo su compra algo asequible aunque todavía puedan verse prohibitivos en comparación a los discos duros tradicionales.

Sin lugar a duda, es un paso casi obligatorio si quieres darle una segunda vida a tu ordenador. Si a esto le sumamos que ya existe por ahí la posibilidad de poder crear –de forma extraoficial– una unidad Fusion Drive el éxito está asegurado.

Añadir memoria RAM

Segundo elemento, este mucho más sencillo que el anterior y también mucho más asequible. La idea es simple, ampliar la memoria RAM disponible en nuestro equipo. Con el paso del tiempo, las cantidades demandadas de memoria RAM por los programas más utilizadas son cada vez mayores, o al menos, el ritmo al que han crecido no es soportado por los equipos más modestos.

Para ello, ampliar la memoria RAM a nuestro equipo es una forma de darle un empujón más a su vida y que no caiga en desgracia. En este paso, es recomendable que nos informemos bien sobre el equipo que tenemos, que frecuencia máxima soporta, que tipo de memoria es y, lo más importante, qué cantidad máxima de memoria RAM soporta. De nada sirve meterle 16 GB si lo máximo soportado son 8 GB.

Batería nueva para la gama portátil

Y llegamos hasta el final de esta serie de consejos con un elemento clave para los ordenadores portátiles, la batería. Mucha es la gente que veo con su ordenador portátil –Mac incluidos– todo el día enchufados a la red. Mi sorpresa no sería tan abrumadora sino fuera porque, en muchas ocasiones, la respuesta es porque mi batería sin enchufar no dura más de media hora.

Lo siento, pero no. Mi MacBook Pro de 2009 empieza a darme problemas con la batería. Sus ciclos de carga se acercan a los 1000 y no hay duda de que cuando la batería me baje de la hora de duración será un elemento clave y primordial para cambiar. ¿De qué me sirve tener un portátil si tengo de todo menos portabilidad?


Estos son solo algunas de las acciones que podemos realizar para conseguir exprimir nuestro viejo equipo al máximo. En mi caso, un cambio hacia SSD y una ampliación de memoria RAM ha hecho que tengo ordenador portátil para lo menos dos o tres años más. Si tienes la oportunidad de probar algunos de estos consejos o ya lo has hecho, te invitamos a que nos cuentes la experiencia para que el resto de usuarios se aventuren a hacerlos.

Imagen principal | galaygobi

Archivado en Batería, Consejos, Dashboard, Memoria RAM, OS X, SSD
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion