Cosas que hacíamos antes de tener un smartphone

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Si eres alguien que nació ante de la década de los 90 podrás recordar cómo se vivía sin la necesidad de estar mirando a una pantalla cada pocos minutos. No quiero decir con ello que nuestra vida fuese mejor o peor, era diferente en muchos aspectos y hoy vamos a recordar algunas de las cosas que hacíamos antes de la irrupción de nuestros queridos teléfonos móviles inteligentes.

amigos

Quedar con los amigos o tu novio

Si tenías un poco de suerte, podías permitirte llamar desde tu casa a la suya, o hacerlo desde una cabina. Se respetaban normalmente los tiempos de descanso y las siestas. Si no existía la posibilidad de hacer llamada simplemente se quedaba de un día para otro en un lugar convenido, y si eras adolescente que daba sus primeros escarceos amorosos, de igual manera pero de un fin de semana para el siguiente.

Llevabas cámara de fotos

Antes nos perdíamos poder inmortalizar cualquier momento, incluso los más triviales. Sólo llevabas cámara de fotos a las excursiones o viajes, y era un aparato normalmente caro y del cual debíamos de esperar a acabar su carrete para poder ver los resultados, además pagando por ello.

Te conocías la ubicación de las cabinas

Si surgía un imprevisto sabías llegar a la cabina telefónica más próxima porque su número en las ciudades era mayor. Hoy apenas quedan y se plantea su desaparición total para años venideros. ¡Cuántas bromas telefónicas realizábamos de pequeños!

Crios-jugando-cabina

En los transportes públicos se viajaba distinto

No había pantallas que mirar, el que más se aislaba del mundo con un walkman o discman. El resto, leía en papel o miraba por las ventanillas.

metro

Teníamos los pulgares atrofiados

Ahora están en plena forma, la velocidad a la cual escribimos ha crecido de manera increíble. Hay quien los mueve a velocidad de vértigo.

adicción

Preguntabas por la calle

Si querías llegar a un sitio y no sabías cómo no tenías la aplicación de Mapas, simplemente parabas a cualquier desconocido y preguntabas. Lo peor que podía pasar era la famosa respuesta “perdona, no soy de aquí”, pero siempre terminabamos llegando.

Viaje-Malta-Valeta

Esta ha sido una pequeña muestra de aquellas cosas que ahora han ido pasando a un segundo plano, pero seguramente en comentarios puedas dejarnos muchas más. Te esperamos.

Archivado en Retro
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs