Diario de una Switcher: AirDrop

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Si estás cansado de andar transportando tus archivos de un dispositivo a otro utilizando memorias flash o cualquier otro tipo de unidad externa, AirDrop es la solución. Con esta utilidad podrás trasladar de un equipo a otro archivos, programas y demás utilidades sin necesidad de cables ni pendrives.

Hoy os traemos hasta Diario de una Switcher una de las aplicaciones novedosas que trajo consigo OS X Lion: AirDrop. Una alternativa al Bluetooth que nos permite el intercambio de archivos entre ordenadores Mac.

AirDrop es una de las implementaciones que trajo consigo el paso de Snow Leopard a OS X Lion. Se trata de una utilidad, que encontramos disponible en el Finder y que se sitúa en su barra lateral. Este es su icono:

Diario de una Switcher: AirDrop

Ya en su momento os trajimos una serie de especiales sobre Lion, entre ellos uno explicaba algo más sobre AirDrop.

Meses después de su lanzamiento queremos evaluar su uso y ahondar en algunos detalles que nos harán comprender tanto la seguridad como el funcionamiento de esta utilidad.

Funcionamiento

Como bien sabemos utiliza un código TLS creando una especie de red privada entre nuestros dos equipos con sistema operativo Macintosh y creando así mismo un Firewall, comunmente conocido como cortafuegos que no permitirá ningún acceso no autorizado ni deseado por ninguna de las dos partes que participan del intercambio de archivos.

Aqui os dejamos un pequeño gráfico del funcionamiento del protocolo TLS que hemos encontrado en monografias.com y que quizás nos ayude a entender mejor como funciona.

Grafico funcionamiento protocolo TLS

Una vez entendido esto

Vamos a la práctica

Abriendo el Finder de nuestro Mac veremos AirDrop, debe estar activado en ambos equipos, es decir, los dos equipos tienen que verse y reconocerse entre sí, el equipo que enviará el archivo aparece en el centro de una especie de sistema planetario y todos los equipos disponibles en su periferia así como orbitando. Pinchamos sobre el archivo que queremos enviar y lo depositamos sobre el icono del equipo al que deseamos enviarlo, antes de comenzar con el envío el propio AirDrop nos preguntara si realmente deseamos enviarlo.

Ya sabemos que pueden llegar a resultar pesadas tantas confirmaciones pero recordad que pese a tratarse de un sistema seguro, no podemos olvidar que no existe ningún tipo de contraseña o clave que debamos introducir, por tanto, no está de más que nos aseguremos que es ese el archivo deseado para enviar y el equipo el destinatario adecuado.

Una vez enviado el usuario destinatario recibirá un aviso en su AirDrop, debiendo elegir entre aceptar el envío, aceptar y abrir o rechazar, si solo lo acepta se quedara a su disposición en la carpeta de descargas. Como veis es más que sencillo y a la vez seguro.

AirDrop Pantalla principal

Evaluación y opinión

Después de varios meses utilizando AirDrop se ha revelado como el medio de intercambio de archivos más cómodo y rápido entre equipos con sistemas operativos Mac, podemos olvidarnos de memorias externas, de introducir en los USB de nuestros preciados equipos, cualquier elemento proveniente de a saber qué propietario, y dejaremos de lado el copiar y pegar pudiendo así modificar sin desearlo documentos. Con AirDrop te aseguras de que lo que envías es el mismo archivo que tienes en tu máquina.

Si bien destacamos AirDrop como una implementación genial dentro de OS X Lion hemos encontrado un inconveniente y es que no todos los ordenadores resultan compatibles, algo que Apple debía plantearse si quiere seguir fidelizando clientes. No todos podemos permitirnos actualizar al ultimo sistema operativo o quizás no nos interese por determinadas causas, pero ciertas mejoras, evidentes como ésta, bien podían ser compatibles con la mayoría de Sistemas Operativos. Claro que entonces… ¿Dónde estaría el negocio?

Archivado en AirDrop, Diario de una Switcher, Mac OS X Snow Leopard, OS X Lion
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion