¿Era necesario el iPad mini en el catálogo de Apple?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ya tenemos el iPad mini entre nosotros. No fisicamente, es cierto, pero esto es algo que sucederá en pocos días. Los rumores que se daban en la red desde que apareció el primer iPad y que hablaban de un iPad reducido por fin se cumplieron. No era algo en lo que confiaran desde Cupertino, pero parece que los tiempos cambian y lo hacen también para Apple

El nuevo ipad mini es ya una realidad

El iPad mini ha pasado de ser un rumor a una realidad. Ayer, Phil Schiller presentaba un dispositivo al que las filtraciones, como ya ocurrió en el caso del iPhone 5, habían restado cualquier capacidad para producir sorpresa. ¿Que aporta el iPad mini en el mercado? ¿Era necesario? Vamos a intentar arrojar algo de luz sobre estas cuestiones que muchos usuarios se plantean.

Inicialmente el lanzamiento del iPad mini confirma lo que muchos se temían. Apple ha cambiado. ¿Por que? Apple era hasta hace bien poco una compañía que abría sus propios caminos, creaba nichos de mercado nuevos con lanzamientos increíbles viendo posibilidades donde nadie más lo hacía. Esto, junto unido a unos dispositivos de calidad, era algo formidable.

Con el iPad mini sin embargo Apple no ha hecho nada nuevo ni original. Ha seguido la senda que otros fabricantes marcan, como ya ocurrió con el aumento de pantalla en el iPhone 5. Muchos podrán decir que es lo que demanda el mercado y es cierto, pero a Apple nunca le ha importado eso. Son famosas las palabras de Jobs en las que afirmaba:

Muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas

El iPad, quizá la última aportación de Jobs, creó un mercado nuevo, el de las tablet, iniciando la llamada era post PC. Pero a los dos años, las otras marcas, viendo que era imposible seguir el ritmo marcado por Apple y su iPad, comenzaron a lanzar tablet de tamaño más reducido, para arrebatar ese mercado en que el iPad no podía competir. Productos de coste reducido y poca calidad la mayoría, si bien había productos decentes como la gama Galaxy Tab de Samsung. Y ha sido con el lanzamiento del Nexus 7 de Google y la consolidación del Kindle Fire de Amazon (ambos productos sobresalientes), cuando Apple le ha visto las orejas al lobo. Ha visto como si les dejaba más ventaja, podía perder, no solo el mercado de las tablet pequeñas, sino que esto, dada en parte la situación económica actual, podría provocar un menoscabo en las ventas del iPad, el encontrar la gente otros productos más baratos y de buena calidad.

Apple decide entrar así en un mercado en el que no estaba presente, pero dejando su sello en forma de diseño exquisito y precio más elevado. El diseño no lo vamos a negar, es increíble, con el marchamo de Apple, y el precio también, más alto que el de la competencia, casi 100 euros más caro. Pero tras ver las características me asalta la duda.

El iPad de 16 GB con Wi-Fi cuesta 329 euros y como ya hemos contado, es un dispositivo que no está a la última en hardware. Ojo, no es antigüo ni mucho menos, solo que para abaratar costes ha prescindido de aspectos como la pantalla Retina o el chip A6 (no ya el A6X). Por 70 euros más, encontramos un iPad 2, con las mismas características básicamente, pero con una pantalla de 10 pulgadas. ¿No parece interesar más la compra de este ultimo si atendemos a razones monetarias? Yo tengo uno y a día de hoy cumple perfectamente.

Aquí es donde entra Apple y su maquinaria. Usando una base similar, el iPad mini por ejemplo permite usar Siri, cosa que en el iPad 2, Apple se ha encargado de limitar. ¿Por? Pues para forzar el cambio a otra generación para todos aquellos usuarios que deseen estar a la última. Al mismo tiempo crea un nuevo mercado y orienta el dispositivo a la lectura, con la aparición de una nueva versión de iBooks. Es una tablet más pequeña que algunos usuarios pueden usar para leer más cómodamente, si bien leer en una tablet, sea iPad, Nexus, etc, es tremendamente incomodo y cansino para la vista. Se trata por lo tanto en último termino de intentar abarcar nuevos clientes y no perder los que ya se tenían.

¿Crees que es una maniobra acertada? Este lanzamiento, como además ya se ha comentado en este blog, puede hacer que disminuyan las ventas del iPad tradicional, por lo que se puede convertir en un arma de doble filo. Personalmente, si tuviera que comprar ahora un iPad, me decanto por el nuevo iPad, el de 9,7 pulgadas, pues considero que está preparado para soportar mejor el paso del tiempo. Me extraña que Apple lo vuelva a revisar en marzo, mes en el que se solían lanzar las renovaciones del iPad. Sin embargo, si veo posible que no en mucho tiempo, como le ha pasado al iPad 3, Apple renueve el iPad mini. Ha sido lanzado, creo que deprisa, para no dejar más ventaja a la competencia, ajustando especificaciones, bajando sus prestaciones para hacerlo lo más barato posible. Si sus ventas son buenas, no me extrañaría ver en menos de un año, un iPad mini con pantalla Retina y mejor procesador, algo que como les puede pasar a los compradores de un iPad 3, no haría mucha gracia los que posean un iPad mini actual.

Lo que está claro con este lanzamiento, y ojo, me parece un producto muy bueno que va plantar cara a la competencia, es que los vientos ya no soplan en la misma dirección dentro de Apple. La muerte de Jobs ha cambiado el rumbo de la compañía, creo que eso es innegable y el tiempo dirá si la nueva dirección que ha tomado es la buena.

Archivado en iPad, iPad mini, Nexus 7, Pantalla Retina
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Juani dice:

    He leído por ahí que también lo han sacado para seguir y ampliar su utilización en el campo de la educación. Desde mi experiencia utilizando en educación con niños tanto el Ipad como tabletas Android, sin duda me quedo con Android. Pero bueno, es solo mi experiencia.

    • Jose Antonio Carmona dice:

      Muchas gracias por tu comentario Juani. En mi caso para la educación veo ideal el iPad de 10 pulgadas siempre y cuando no fuese tan cerrado

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion