Aparecen los primeros benchmarks del nuevo MacBook Pro con pantalla Retina de 13 pulgadas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Si hay algo que nos quedara por saber acerca de los nuevos MacBook Pro además de cómo eran por dentro es su rendimiento respecto a la generación anterior. Pues bien, ambas incógnitas ya están resueltas y aunque la CPU apenas muestra mejoras de velocidad, tanto el almacenamiento flash como la GPU integrada Intel Iris rinden hasta el doble de rápido.

Presentación del MacBook Pro de 13 pulgadas

El nuevo MacBook Pro con pantalla Retina no solo sufrió de una importante rebaja para convertirse en un equipo mucho más accesible, sino que también disfruta ahora de las bondades de la nueva familia Haswell de Intel, como el bajo consumo o la renovada GPU integrada Intel Iris.

Pues bien, en MacWorld han decidido ponerla a prueba y compararla con la Intel HD 4000 de los antiguos MacBook Pro con pantalla Retina de 13 pulgadas, y sale bastante bien parada. Los test utilizados han sido Cinebench y Unigine Valley Benchmark, donde este nuevo equipo demuestra un rendimiento alrededor de un 50% superior.

En algunos casos no solo se triplica el rendimiento, sino que además se triplica, en comparación con la GPU que montaban los antiguos Ivy Bridge. Las diferencias a nivel CPU sin embargo, no son tan grandes, y son un 10% más potentes. Incluso en el modelo básico de 13 pulgadas, con MathematicaMark 8 solo mostró un 1% de mejora respecto al mismo modelo con procesador Ivy Bridge.

El almacenamiento flash

Almacenamiento Flash

En cuanto al rendimiento del puerto PCIe de los nuevos discos SSD, el modelo de 256 GB era un 33% más veloz que el mismo disco de la misma capacidad en la generación previa, en una prueba de la copia de un archivo de 6 GB. Seguramente en el movimiento de archivos pequeños la diferencia será casi nula, y solo se nota cuando son necesarias altas tasas de transferencia.

Como segunda prueba, probaron el Blackmagic Disk Speed Test en los tres modelos de 13 pulgadas y vieron que el modelo de 512 GB era más del doble de rápido que el modelo básico de 128 GB, con una velocidad de 710 MBps y 316 MBps, respectivamente. Esto es cuestión de lógica. Pensemos que un SSD es un RAID interno, por lo tanto cuantos más chips de memoria tenga el disco, más se podrá dividir el trabajo y mayores velocidades se podrán alcanzar; y ahora que SATA ya no hace cuello de botella, pues podemos ver velocidades así.

Sin embargo, las velocidades de lectura en los modelos actuales eran casi iguales: 700 MBps vs. 734 MBps. Sin embargo, los modelos antiguos (early 2013) se movían en torno a los 400 MBps, bastante menos que los nuevos Retina.

Archivado en Benchmarks, GPU, Intel Iris, MacBook Pro con pantalla Retina, Rendimiento
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion