La historia del Macintosh

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Steve Jobs

¿Cuál es el futuro del iMac? Para responder esta pregunta debemos viajar al pasado y ver el origen y progreso de estos all-in-one (Todo en uno) que, sin duda, han marcado un hito tanto en la historia de la computación personal como en la de la propia Apple siendo este ordenador el que la salvó de una inminente quiebra.

El ADN de Apple

El ADN de Apple comienzó a finales de 1970 con un visionario llamado Jef Raskin. Este hombre, empleado de Apple, creó un proyecto cuyo objetivo era crear un ordenador para todo el mundo, esto se traduce en un coste bajo y un uso que olvidase las lineas de comando para así ser sencillo a los ojos del usuario medio. Este proyecto se llamó Macintosh debido al tipo de manzanas favoritas de Jef Raskin.

El equipo del Macintosh

Aunque no era bien visto a los ojos del CEO Michael Scott y sufrió varios cancelamientos, el proyecto siguió adelante y el 22 de enero de 1984 llegó al público el primer ordenador nacido de este proyecto, el Macintosh 128K. Este primer Macintosh se conoce como el primer ordenador con interfaz gráfica que tuvo éxito pues aunque hubo otros ordenadores con interfaz gráfica no cosecharon tantas ventas como este Macintosh.

El Macintosh 128K supuso el inicio del diseño all-in-one en la filosofía de Apple. No hacían falta más cables que el del ratón, teclado y el de corriente. Desde entonces Apple ha llevado el minimalismo en su ADN, ADN que se fue perdiendo desde que Steve Jobs perdiera el control de los proyectos que controlaba dentro de Apple y fuera echado por la junta directiva debido a las discrepancias que tenía con John Sculley el cual fue convencido por el mismo Jobs dos años antes para que fuera el CEO de Apple.

Macintosh 128K

El declive y la perdida de su ADN

Tras la marcha de Steve Jobs empezaron cambios. El nuevo jefe de la sección de desarrollo, Jean-Louis Gassée, tenía una filosofía muy estricta sobre el porcentaje de margen de beneficio que debían ganar por cada producto vendido el cual se resumía en su frase:

Cincuenta y cinco o muerte.

El número de ordenadores Apple disponibles para la venta creció rapidamente, aparecieron el Macintosh II, el Plus, el IIcx, el IIci, el IIfx, etc. Todos con unos precios desorbitados sobre todo si tenemos en cuenta que no traían ni pantalla ni teclado. Debido a esta estrateguia las acciones de Apple bajaron y el dinero que cosecharon los exitosos ordenadores Macintosh fue desapareciendo.

En enero de 1990, Gassée abandonó la compañía. Estando Apple ya en las últimas decidió presentar el Macintosh Classic que vio la luz en octubre de 1990 a un precio de salida de $1000. Con este nuevo Macintosh Apple quería “captar nuevos cliente con una rebajada de precio de todos sus productos y un rediseño desde cero” como John Sculley dijo en la presentación del Classic. También según declaraciones del director de marketing de Apple:

Estamos preparados para hacer lo que sea para que más gente use Macintosh… El plan es ser tan agresivos con el precio como lo necesitemos.

John Sculley con ordenadores Macintosh

Apple se gastó más de 40 millones de dolares en marketing para anunciar sus ordenadores Macintosh y así atraer a nuevos compradores. Debido al bajo precio y el fuerte marketing, la demanda se elevó bastante y Apple no pudo hacerle frente a tantos pedidos. Como solución a esto se invirtió para doblar la capacidad de producción y utilizaron mensajería aerea para acelerar las entregas.

Steve Jobs trae de vuelta la esencia del Macintosh

Steve Jobs volvió a Apple en 1997 cuando, tras la compra de su empresa NeXT, se convirtió el el nuevo CEO de Apple la cual estaba ya en sus últimos días. Para sacar a la empresa que confundó del agujero en el que estaba Steve dicidió traer de vuelta la esencia del Macintosh.

En 1998 Steve Jobs presentó el iMac, un all-in-one perfecto para el consumidor equipado con el sistema operativo Mac OS 8 que suponía uno de los mayores cambios en cuanto a software se refiere en los equipos de Apple. Podríamos decir que el lanzamiento del iMac salvó a Apple de la bancarrota o de ser malvendida a otras compañías del sector que ya acechaban como buitres viendo como Apple moría. Más tarde llegaron más productos que utilizaban el prefijo Mac como el Macbook, Macbook Pro, Macbook Air, Mac Mini, Mac Pro, entre otros y como no el sistema operativo que todos ellos llevan, OS X.

El iMac es la categoría de productos más antigua que Apple conserva y que todavía se sigue renovando año tras año. Sin duda todos los productos que Apple vende llevan una parte del ADN que se creó en aquel proyecto arriesgado y clandestino que fue el proyecto Macintosh.

Archivado en Historia, Macintosh, Steve Jobs
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs