Así se fabrican los cristales de zafiro que podrían traer los futuros iPhone

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ayer conocíamos que Apple ha realizado una inversión para la construcción de una planta de producción de zafiro, con la que poder hacer pantallas más resistentes para futuros dispositivos de la empresa. Pues hoy os traemos como se hacen las pantallas de zafiro para los distintos smartphones del mercado y si su coste es muy elevado o no. No nos equivocamos si decimos que la tecnología no dejará de sorprendernos.

Pantallas hechas con Zafiro

Si ayer os traíamos que Apple ha incluido para sus planes de futuro, la construcción de una planta de fabricación de cristal de zafiro en Arizona, hoy os enseñamos cómo se fabrican estos resistentes cristales y cómo piensan emplearlos para la construcción de los futuros iPhone. Estos cristales son más resistentes que los convencionales y aguantaran graves golpes y caídas.

Hace unos meses, se presentaba en Barcelona un cristal de zafiro, desarrollado por la empresa GT Advanced Technologies, el cual podría ser el doble de resistente que el Gorilla Glass. Este último, ha sido utilizado y se utiliza en la actualidad por numerosas empresas del mercado como Asus, Samsung, LG, Nokia, Google etc. Por ejemplo, nos encontramos este tipo de cristal en el último terminal de Samsung: El Samsung Galaxy S4.

GT Crystal Systems, es una empresa muy céntrica de la ciudad de Salem, en los alrededores de Boston, Estados Unidos. Un factor que debemos tener en cuenta sobre ella, es que no es una empresa centrada únicamente en la producción de pantallas de zafiro, sino que da más importancia a vender la tecnología necesaria para que otras empresas puedan construir estos cristales. El núcleo de esta tecnología se basa en unos 60 hornos especiales, los cuales soportan cada uno alrededor de 2100 grados de temperatura.

Fabricación

El proceso de fabricación es relativamente sencillo. Se coloca una semilla de zafiro, del tamaño de un disco de hockey, en el fondo de un barril de molibdeno de un solo uso, llamado crisol. Este crisol, se llena a continuación con una mezcla compuesta de condensado corindón (una forma cristalina de óxido de aluminio) y de material de zafiro sobrante de mezclas anteriores.

El crisol lleno se coloca en el interior del horno, el cual se asienta sobre una pequeña plataforma de helio líquido frío que evita que la semilla de zafiro se derrita antes de tiempo. El horno se cierra herméticamente, se evacua el aire de su interior, y la temperatura se eleva hasta los 2100 grados centígrados, lo que permite que los materiales se fundan correctamente.

Cilindro de Cristal de zafiro

A continuación, el material se somete a una serie de ciclos de enfriamiento durante los próximos 16 o 17 días, tiempo durante el cual el zafiro se cristaliza lentamente de abajo hacia arriba. Después de este periodo, obtenemos una sección cilíndrica de 115kg de zafiro industrial bautizado como boule. Después de este proceso de creación, solo falta incorporarlos a los dispositivos.

Aplicación

Hacer un smartphone con una pantalla de este material, es un proceso también bastante simple. Con una máquina, se recortan, con unas dimensiones específicas, rectángulos de este cristal. A continuación se pulen las piezas y se cortan en rodajas con un espesor apropiado para cada terminal. Después con una perforadora se crean agujeros para incorporar los botones necesarios de cada terminal, y así obtenemos un protector de pantalla delgada y ligera más resistente que el Gorilla Glass.

Coste

Hablando de dinero, el coste de producción de estas pantallas sigue siendo un factor importante, pero que se está reduciendo con el paso del tiempo. Hace unos meses, estos cristales de zafiro costaban alrededor de 30 dólares para cada smartphone. En la actualidad, su precio es de unos 15 dólares para cada terminal y con la futura generación de smartphones, dentro de 12 o 18 meses, se ha previsto que su coste se vea reducido hasta llegar a los 10 dólares para cada teléfono.


De cara al futuro, GT Advanced Technologies, no solo se compromete a la fabricación de más pantallas de zafiro, sino a la venta de estos hornos especiales a otras empresas. Esto debería llevar a una reducción en los costes de producción y a un aumento considerable de estas pantallas en el mercado. Esto significa que en un futuro no muy lejano, todos podremos llevar nuestro smartphone en el mismo bolsillo que nuestras llaves, monedas y otros objetos, sin preocuparnos acerca de si nuestra pantalla se verá perjudicada.

Archivado en Fabricación, Pantallas, Smartphone, Zafiro
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs