Apple, de marcar el camino a seguir el de otros

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Steve Jobs

Steve Jobs, un genio y un visionario. No era perfecto, pero sabía cómo hacer las cosas y tenía una visión especial para los productos, cómo enfocarlos y sobre todo, para anticipar qué es lo que quería el mercado y marcarle el camino.

“Muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas.”

Esa era la filosofía en esencia. La gente no piensa, la gente se deja llevar, la gente no es capaz de saber qué necesita y eres tú quien tiene que saber qué y cómo dárselo. Ese era Steve Jobs y esa era Apple.

Apple, marcando el camino a los demás

Si analizamos Apple históricamente, en la gran mayoría de sus productos ha ido por delante del mercado, anticipándolo, creando nuevas categorías y enseñando a la gente qué es lo que quiere, algo que es muy complicado de hacer.

Steve Jobs Macintosh

Jobs tuvo una visión especial cuando estuvo en el Xerox PARC y vio el prototipo de interfaz gráfica con ratón y luchó contra viento y marea para sacar esa visión cuando la tendencia y la visión del mercado no iban más allá de la línea de comandos y el teclado. De hecho, los propios ejecutivos de Xerox no supieron ver la verdadera utilidad del ratón.

Años después, cuando volvió a Apple, mientras las marcas jamás pusieron diseño en sus productos, él quiso marcar las tendencias en este sentido creando productos con espíritu propio como el iMac. Apple fue el primero en usar y eliminar los discos o las unidades ópticas, el primero en incorporar WiFi a los ordenadores…

En 2001, cuando una empresa de ordenadores como Apple quiso sacar un reproductor musical, producto sobre el que nadie apostaba, Jobs le dijo al mercado qué era lo que necesitaba y le dijo a la gente cómo iba a comprar la música de ahí en adelante.

De igual forma, en 2007, mientras todos usaban stylus y pantallas resistivas con interfaces de ordenador no adaptadas, Apple reinventó los smartphones, las interfaces móviles, llevó internet real a los móviles y llevó aplicaciones de calidad de escritorio. Le dijo a los operadores de telefonía que ellos no eran los que tenían que surtir de servicios a los teléfonos, sino que tenía que hacerlo la propia marca del teléfono.

Steve Jobs iPhone

Y en 2010, mientras los conceptos de tabletas existentes iban por otros derroteros y nadie imaginaba un sistema operativo móvil en una tableta, le dijo al mercado qué debía ser una tableta. Creó nuevas categorías que Apple no había explorado hasta entonces, y lo hizo diciéndole al mercado que daba tumbos hasta ese momento, cómo debía hacerlo.

¿Qué quiero decir con esto? Que Apple hasta ahora ha ido marcándole al mercado cuál era su camino, por dónde debía ir y qué productos debía comprar. El mercado siempre ha estado perdido, las marcas han ido probando para ver qué quería la gente (como Samsung que llegó a tener más de 30 tamaños diferentes de dispositivos para conocer la tendencia de sus clientes) pero Apple, con la ayuda de Jobs, siempre ha sabido tener su propio camino y que todos los demás fueran detrás de ellos.

Ese es el principal motivo por el que las marcas retrasan lanzamientos o marcan sus calendarios en función de lo que Apple dicte… porque desde hace muchos años es lo que Apple y Steve Jobs han hecho: dictar el camino a los demás, gracias a esa visión especial y a no tener miedo a probar, experimentar, investigar y ver más allá, apostando y arriesgando mucho.

Apple, siguiendo el camino de otros

Hace ya casi 3 años que Steve Jobs murió. Y Jobs dejó marcado un camino antes de abandonar este mundo. Pero la inercia de Steve Jobs y su influencia han empezado a desaparecer.

WWDC-2014-Recap

El pasado 2 de junio en la Conferencia Inaugural de la WWDC vimos claramente como Apple cedió a las exigencias de los que comparaban iOS con otros sistemas operativos, después de años: widgets, sistemas de archivos, extensiones, teclados de terceros…

iOS 8 puede parecer un cambio menor con respecto al 7, pero es el más importante gran cambio a nivel estructural del sistema operativo. Lo que hace es crear una serie de servicios, opciones y extensiones del sistema que lo llevan mucho más allá, sin perder la seguridad intrínseca del sistema.

El verdadero potencial de iOS 8 lo veremos meses después cuando las apps empiecen a actualizarse, pero al final si analizamos fríamente (por muy buenos que sean los cambios) vemos que iOS se ha adaptado a las funcionalidades que otros sistemas operativos ya incorporan, aunque a su manera. Se ha plegado al mercado.

Y entonces llegamos al 9 de septiembre y la presentación del iPhone 6, el 6 Plus y el Apple Watch. Apple Pay, un proyecto que ya empezó a gestarse en la mente de Steve Jobs pero que no pudo realizarse porque la tecnología no lo permitía, es sin duda lo mejor que se presentó y es lo único que tiene el sello y el alma de la Apple de Steve, innovadora y que marca caminos. El resto, no.

iPhone 6 y iPhone 6 Plus

iPhone 6 y iPhone 6 Plus es la muestra que Apple ha sucumbido a lo que el mercado quiere en un momento determinado. Apple ha dado al mercado lo que este quiere en vez de marcarle al mismo qué ha de querer (una importante diferencia). Son terminales demasiado grandes y han complicado en exceso la vida de los desarrolladores con 2 nuevas resoluciones a trabajar, de forma que ahora todo ha de ir en 6 resoluciones diferentes (7 si desarrollamos para iOS 6).

Pero además, dentro de eso vemos “parches” que no son propios de Apple. Porque el iPhone 6 Plus trabaja internamente a una resolución más alta que la que muestra. Los desarrolladores hemos de trabajar a 1242×2208, pero luego el panel reduce la resolución por hardware hasta los 1080×1920 del panel. Sin duda, la explicación es porque les ha resultado más fácil usar un panel Full HD, mucho más sencillo de conseguir, que uno con la resolución real. Y también nos da a entender que el futuro iPhone 7 Plus tendrá dicha resolución de 1242×2208. Por lo tanto, es importante notar que el iPhone 6 Plus no funciona en relación 1:1 con respecto a lo que dibuja. Ya decían los rumores que Apple tenía problemas con los paneles para el terminal de 5’5″ y esta es la prueba de dichos problemas.

¿Son un error estos teléfonos? No, no lo son porque Apple está respondiendo a las exigencias de un mercado, a las exigencias de inversores que si no tienen más beneficios trimestre tras trimestre no quieren invertir, a unos accionistas que solo piensan en dividendos, a un mercado chino que quiere teléfonos grandes (uno de los principales motivos de la existencia del 6 Plus) y a una tendencia establecida por la competencia, no por Apple. Y sí, es un error en el sentido que rompe y olvida la filosofía y el espíritu de Apple: marcar el camino.

Apple Watch

¿Y el nuevo Apple Watch? Steve Jobs fue quien dio la clave que sustenta por qué el Apple Watch no debería existir. Lo hizo en el año 2010, cuando presentó el iPad.

Para poder crear una nueva categoría de dispositivos, estos han de ser mucho mejores en determinadas cosas, en determinadas tareas clave. Deben ser realmente mucho mejores para hacer determinadas cosas importantes. Mejor que un portátil y mejor que un smartphone.

La existencia del iPad se justificaba porque es mejor con él navegar por internet que con un portátil o un smartphone, entre otras muchas cosas como: leer noticias, ver redes sociales, juegos educativos, determinados juegos casuales, determinadas tareas ofimáticas itinerantes…

Pero, ¿qué puede hacer el Apple Watch mejor que un smartphone? ¿qué puede hacer mejor que una banda de ejercicio con sensor, un pulsómetro o un mismo smartphone en el bolsillo? La respuesta es simple: nada. El reloj inteligente es una tendencia de mercado impuesta por las marcas con la excusa de vender más, cuya única realidad como dispositivo es que permite hacer cosas que hacemos con otros productos de manera más incómoda e improductiva.

El Apple Watch es la mejor aproximación hasta la fecha de un reloj inteligente, muy por encima de la competencia. Pero no tan buena como para justificar la existencia de ese sector de “tecnología vestible”. No tienen una función clara. Hay otras formas mejores y más cómodas, y en el caso del Apple Watch que solo funciona con iOS, el potencial mercado es muy limitado.

Apple Watch Keynote

El Apple Watch es el producto que Steve Jobs jamás hubiera lanzado en este momento y una apuesta arriesgada de Apple, que pretende que los desarrolladores busquemos funciones para que el reloj sea mejor que otros productos y se justifique la existencia de toda una nueva categoría. Pero, lo siento, no se justifica. Solo veo incomodidad. De uso, de autonomía, de concepto… Sigo sin saber qué puedo hacer mejor con él que con otros dispositivos.

¿Podrá haber hueco en el futuro? Es probable, pero hoy día donde los jóvenes usan como reloj el móvil, querer vender un reloj no tiene sentido. Y gastarse 349 dólares en un complemento de moda, bajo mi prisma, tampoco. Pero Apple, siguiendo los designios del mercado, ha querido crear una nueva categoría que no se sostiene. Seguramente será el reloj más vendido y tendrá éxito, dará dinero y los inversores estarán contentos, no lo dudo. No por nada es el mejor dispositivo de su categoría, a todos los niveles. Pero el espíritu de Apple se ha quebrantado.

Siguen siendo los mejores en encontrar soluciones y sus productos están por encima del resto a nivel de calidad, es indudable para mi y para muchos. Pero el mercado, los accionistas, la competencia, los dividendos, la bolsa, los beneficios, los medios de comunicación, incluso los usuarios de Android… todo eso ha convertido a Apple en la compañía que mejor hace su trabajo, pero que en el camino ha perdido lo que la diferenciaba del resto: ser la compañía que le decía al mercado hacia donde ir. Ahora, simplemente harán lo que el resto, mejor que el resto, pero lo mismo. Esa es la diferencia entre la Era Cook y la Era Jobs.

Archivado en Apple Watch, iPhone 6, iPhone 6 Plus, Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Steve Jobs, un genio y un visionario. No era perfecto, pero sabía cómo hacer las cosas y tenía una visión especial para los productos, cómo enfocarlos y sobre todo, para anticipar qué es lo que quería el mercado y marc……

  • Jesús dice:

    Ante todo muchas gracias a ti y a applesencia por los interesantes posts. Ciertamente Apple ha avanzado cuando innovó en informática – entorno gráfico en PC, SO – pero al crear su división de telefonía se la jugó con la creación de un mercado nuevo exclusivista con supuestas nuevas necesidades que el mundo imitaría posteriormente. Le salió bien, y lo aplicó al campo informático con desigual resultado. Pero como dices, no se puede llamar creación o innovación a dar más (más grande, más rápido, más bello) de lo mismo. Por tanto Apple lleva una temporada más preocupada de defender/aumentar su cuota de mercado que de orientarse al cliente. Sus razones tendrá. Saludos cordiales,

  • Israel dice:

    Estoy de acuerdo contigo en casi todo, esta claro que Apple ya no es el modelo a seguir . Pero con lo del aumento de pantalla creo que Apple ha acertado ya que los usuarios de hoy no son los mismo que los de 2010 cuando salio el Iphone 4 y cumplía con todas nuestras demandas. Hoy en día el Smartphone no es solo una maquinita para Textear sino que se ha convertido en una consola portatil, un visor de videos entre otros… Es verdad que el aumento de pantalla supone algunas molestias pero recuerda que cuando salio IOS 7 era lo mismo y hoy dia todos encantados con el. POST Data: El cambio es dificil de aceptar, pero una vez hecho se ven los beneficios

  • Tony dice:

    Hace tiempo que no leía un artículo , tan claro y directo del cambio que a sufrido Apple , totalmente de acuerdo Felicidades por el artículo

  • Ian dice:

    Muy de acuerdo con tu opinión sobre el cambio de tendencia de Apple. En lo personal, no me gusta, aunque sé que no le irá mal, al menos a corto-medio plazo.

    Sobre lo de que el iWatch es caro, yo también lo creía, hasta que vi el precio de los relojes de moda y cambié de opinión…

  • idrocas dice:

    Mis amigos, por lo regular aquí en Applesencia se es muy parcial en los artículos, pero este que se lee el día de hoy tiene mejores bases.

    Para mi el día de la presentación me pareció observar en la transmisión una falta de pasión tanto del personal de Apple como de la audiencia, algo hacia falta y eso ahora es mas notable.

    Parecería que Apple en estos días empezaría a pagar el precio de haber dejado el peso del nombre, la credibilidad, la confianza y la imagen de la empresa sobre una persona.

    En esta ocasión no hay quien venda la idea de la nueva perfección, la innovación, la revolución, la reinvención, la genialidad; es un momento complicado para Apple ya que no tiene un personaje que sea capaz de vendernos piedras.

    Se dijo en algún momento pero no se le dio importancia, la comunidad de Apple tenia síntomas parecidos a los de un culto, estos cultos sin su dirigente o mesías, llegan al punto en donde se fraccionan, se cuestionan, actúan erráticamente buscando su camino porque sus nuevos profetas no tienen la capacidad de su fundador, pero lo mas preocupante es que pueden llegar a dividirse y asi terminar con el culto original, tal vez para desaparecer.

    Saludos! Suerte y buen día!

  • Daniel dice:

    Artículo interesante. Es obvio que la creatividad de Apple va en declive, pero tengo ciertas discrepancias con respecto al iWatch.

    Está claro que es un producto inacabado, pero también es un producto con mucho potencial.

    ¿Por qué? En primer lugar porque tiene su propio SDK. Los desarrolladores encontrarán utilidades distintas a las que se les puede dar a un tablet o smartphone, sobre todo orientadas al fitness, a la seguridad y a la salud.

    Una persona mayor no tiene por qué saber usar un smartphone, pero si puede “vestir” un smartwatch que vaya monitorizando parámetros relacionados con la salud y emitir alertas en función de los resultados.

    Un niño va a perder un smartphone, pero es más difícil que pierda un dispositivo que va “pegado” a él. ¿Alguien dijo niños perdidos?

    Abre la puerta a otro tipo de sensores, por ejemplo en ropa deportiva o relacionados con Siri y HomeKit.

    Y esto es solo un atisbo. Es lo que se me ha ocurrido tras 48h de la keynote. ¿Os imagináis dentro de 2 años?.

    El verdadero camino no lo marcará Apple, sino los desarrolladores. Porque no es sólo una nueva categoría de producto, es un mundo de posibilidades en la muñeca, si supera su gran handicap, la batería.

    Un saludo

  • Juan Ignacio dice:

    No puedo estar más de acuerdo con lo que escribes aquí, sí señor.

  • Christian dice:

    Me pongo de pie!!! Excelente artículo hablando las cosas como son, ya estaba harto de tanto fanatismo hacia la marca Apple, la mayoria de editores sean del blog que sean solo hacen alabar y subir mas allá de las nubes a un Iphone 6 que ni es el mejor y ni lo será, pero usted ha hecho un artículo objetivo,sin exagerar en el mérito que se merece la marca,ha hecho que renazca en mi ese deseo por leer las criticas y comentarios hacia Apple, un excelente trabajo y mis más grandes felicitaciones por su artículo,tenga por seguro que tiene un lector más de sus blogs.

  • Julian dice:

    Primera vez que leo en este blog una persona tan bien documentada y objetiva, no soy usuario de IOS y tampoco estoy en contra de el, también se que es un buen sistema que a muchos les gusta, pero lo que choca es la forma tan fanática en la que escriben algunos artículos, llegando a ser imprecisos algunos de ellos, en fin bien por usted caballero

  • Estimado Julio César, vaya que he disfrutado este artículo. Coincido contigo, en el tema de los wearables, en particular, de los Smart Watches. Se han realizado diversos estudios que demuestran que este producto es moda. Quienes han comprado Samsung Gear, le han dado uso seis meses y luego se olvidan de él. ¿Razones? Ya lo describes, no tiene alma y funcionalidad propia. Depende de un smartphone, phablet o tablet. Respecto al mismo soporte de movilidad, no veo a las personas escribiendo mensajes de texto en la reducida pantalla del reloj. De momento es un nicho en el que Samsung y otras marcas apuraron el paso pero no hay claridad del comportamiento del consumidor: deporte? Salud? Entretenimiento? Negocios? Mejor todo para ver qué resulta. Percibo más oportunidades en una categoría de wearables y su relación con la domótica. Samsung, LG y Apple ya lo entendieron y cada uno avanza a su ritmo. El paso definitivo, finalmente, creo que será la voz IP como reconocimiento de comandos por parte del usuario. De ser así, estamos próximos a tener un “Jarvis” como Tony Stark.

  • Jared dice:

    Excelente artículo , soy usuario y fan de Apple pero desde la muerte de Jobs las cosas han cambiado , eso se nota. Y es una lástima saber que la empresa se movía en innovación gracias a solamente una persona

  • David Mora dice:

    El mejor artículo que he leído, sobre como apple se ha dejado amedrentar por las demandas de los usuarios, que lastima que el legado de jobs se vea opacado por el miedo a dejar que la competencia cometa todos esos errores mientras se perfeccionan de estilizan y se crean nuevas necesidades de los mismos usuarios que no sabemos que necesitamos, esa fue la pregunta que siempre impulsó a apple mientras estaba jobs, sin importar que demandara el público en general pues no sabíamos que era lo que queríamos, excelente y muy buen artículo

  • No puedo estar más de acuerdo. Conciso, concreto y muy claro. Como comento aquí (http://bit.ly/1qKnMyd) en apple empieza a tener miedo de ser apple…

  • Nedrie dice:

    En primer lugar quería darte la enhorabuena por tan buen artículo y por plasmar lo que muchos usuarios de Apple nos tememos desde que Jobs nos abandonó a la suerte de accionistas e inversores de la marca de la manzana hace ya 4 años. Creo que los nuevos iphones presentados recientemente son víctimas de esa situación y ahí has acertado de lleno, pero creo que con el tema del Apple watch es pronto para valorarlo y sólo un visionario estilo Steve podría vaticinar si estas en lo cierto o no. Desconozco si es cierto que los smartwatchs no eran de su beneplácito, pero desde mi punto de vista creo que pueden ser el nuevo gadget indispensable de masas. Esta claro que el primer Apple watch será más rudimentario y parco que sus sucesores, tendrá que mejorar autonomía, diseño, conectividad, funcionabilidad… etc pero hay que recordar que el primer iPhone, si no recuerdo mal, no tenía ni cámara, incluso la posterior actualización ni siquiera podía realizar vídeos. Lo que quiero decir con esto es que Apple ha conseguido crear un reloj inteligente mejor que cualquiera de los que ya existen, tal y como ha hecho siempre, coger un producto ya existente y ofrecer la mejor experiencia de usuario posible con la tecnología disponible en ese momento. Por supuesto habrá que esperar a tenerlo entre las manos para poder comprobar el recorrido de todas sus funciones, pero personalmente creo que han vuelto a conseguir marcar el camino a la competencia que no tardarán en copiar (y a la postre mejorar) lo que se presentó el pasado 9 de septiembre. Si estamos en lo cierto o no, sólo el tiempo lo dirá.

  • […] además de Apple Pay y Apple Watch. Aquella presentación dejó una sensación agridulce a algunos como a mi, que comenzaron a vislumbrar la falta de originalidad en Apple, dejándose dominar en exceso por […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion