Una semana con Windows 8: lo que más me ha gustado

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Me he armado de valor y tras mucho pensarlo he probado a sobrevivir durante una semana con Windows 8. Mi experimento ha sido intentar hacer mi vida normal delante del ordenador prescindiendo de OS X y sin encender mi MacBook, para así probar como dios manda Windows 8, él y yo solos. Así que te voy a contar mi experiencia en una serie de artículos. En el de hoy hablaremos de las partes positivas.

8 ventanas

Ya estaba cansado de oír a muchas personas hablar bondades de Windows 8. A mi el concepto visto en vídeo no me acababa de convencer, pero no quería emitir un juicio precipitado antes de experimentar con este nuevo sistema operativo de Redmond durante unos días, y ver si realmente es tan bueno como lo pintan.

Así pues, mi equipo de trabajo pasó de ser el MacBook del que dispongo al PC de sobremesa que tenía en mi escritorio con OS X instalado. Le instalé Windows 8 en un disco duro y le di vida sobre un Core 2 Duo con 4 GB de RAM. Tuve bastantes problemas para conseguir que todo se instalara correctamente, pero en este primero de una serie de varios artículos voy a quedarme con lo positivo de Windows 8, lo que más me ha gustado.

El problema ante el que me enfrentaba no era pequeño. Llevo usando OS X desde hace ocho años a diario y solo he usado Windows 7 en contadas ocasiones. Mi época de power user de Windows acabó con Windows XP. Ante una situación así es difícil hacer el cambio, pues los hábitos, costumbres, flujos de trabajo o combinaciones de teclas cambian de un sistema a otro, pero me armé de valentía y aquí están mis argumentos a favor de Windows 8:

Funciona increíblemente rápido

Como os decía, mi ordenador no es ningún último modelo y se trata de un sencillo procesador dual core a 2,66 GHz, además que usé el disco duro que tenía antiguamente en el MacBook antes de ponerle el SSD: un disco duro de 2,5 pulgadas de 160 GB bastante lento.

Pues bien, aún con este hardware relativamente modesto la velocidad de Windows 8 es espectacular. Todo el sistema se mueve tremendamente fluido, las transiciones son muy suaves y aparentemente nada se atasca. El nivel de fluidez de la interfaz gráfica es tan alto que a veces no te das cuenta cuando el ordenador se ha congelado porque le estás metiendo mucha caña

Realmente hasta que no empiezas a hacer cosas y responde más lentamente no te das cuenta. Pero saltas al escritorio y la animación sigue siendo perfectamente fluida. El ordenador se puede ralentizar, pero la interfaz gráfica es capaz de disimularlo muy bien, cosa impensable en OS X, donde las animaciones pueden hasta desaparecer si el procesador está al máximo.

Multitarea con multiventana

Es otra de las cosas más interesantes que plantea la nueva interfaz Metro de Windows 8. Y es que si tenemos un monitor grande, probablemente desperdiciemos mucho espacio usando las aplicaciones a pantalla completa. Por eso tiene un modo multiventana en el que podemos dividir nuestra pantalla en varias zonas y ahí situar las aplicaciones que adaptan la interfaz a su tamaño.

En Windows 8 sólo podemos hacer esto con dos aplicaciones, pero con Windows 8.1 ya es posible hacer lo mismo con hasta 3 ventanas, dejando una central grande y dos pequeñas laterales, o como queramos. La combinación realmente la podemos elegir nosotros a nuestro antojo.

Por ejemplo tenemos un esquema de trabajo muy interesante gracias a esto. Así podremos tener el navegador en la pantalla central, la aplicación de mensajería instantánea en la izquierda, y nuestro timeline de Twitter a la derecha.

La integración con periféricos de Microsoft es exquisita

Teclado Windows

Como bien ocurre en OS X, que se integra como un guante con los periféricos de la manzana, como teclados, ratones, iPhone, iPod, etc. En Microsoft también han querido mejorar esta experiencia de usuario y si tenemos un teclado o ratón de su marca como es mi caso, tendremos muchas más posibilidades de personalización que si tenemos uno genérico o de otra marca.

Windows 8 nos da unos paneles de preferencias avanzados donde tenemos a nuestra disposición una configuración completísima de nuestros periféricos de Microsoft, con enlaces a la web, fotos reales de nuestros productos y la posibilidad de configurar todos los botones especiales de los mismos. No se si con el mando de la Xbox 360 también será posible porque no dispongo de uno USB.

Adiós Flip 3D, hola clon de Exposé

Clon de Exposé

Por lo que he podido comprobar esta opción sólo está disponible si tienes un ratón de Microsoft, porque cuando busco sobre ella por Internet lo único que veo son aplicaciones que emulan al Mission Control de OS X, pero Windows 8 ya no trae Flip 3D, por lo que es posible visualizar todas las ventanas de un plumazo como ocurre en OS X.

Por eso esta opción me apareció automáticamente asignada a uno de los botones de accesos directos. Puede que Microsoft haya introducido este app switcher con la boca pequeña para que no se le acuse de plagio al sistema de Apple, porque es literalmente clavado al antiguo Exposé de Snow Leopard, no ya al Mission Control que vino con Lion. Pero cuidado, esto no es algo negativo, para mi el Exposé es el sistema de cambio entre aplicaciones más eficaz que conozco.

Integración de Twitter y Facebook

Aplicación de Contactos de Windows 8

Como todo sistema moderno que se precie, la integración con las redes sociales es elemental, y Windows 8 no es menos. Tenemos acceso al botón compartir en absolutamente cualquier parte del sistema y la compatibilidad con Twitter y Facebook es plena.

Además, en la aplicación de contactos tenemos un hub enorme donde podremos hacer absolutamente de todo: desde ver todos nuestros contactos agrupados, hasta ver los timeline de nuestra cuenta de Facebook o Twitter. Todo con un diseño muy cuidado y completamente integrado con Windows 8, lo que es de agradecer.

El problema de estas aplicaciones y de la minimalista interfaz Metro es que la potencia de las aplicaciones se ve tremendamente reducida dado que se prescinden de muchas funciones y sólo podemos hacer lo básico, pero de esto ya hablaremos en el siguiente artículo, donde me quejaré de lo que no me ha gustado de Windows 8.

Botón derecho sobre apps metro

Menú contextual de Windows 8

Quizás parezca exagerado dedicarle un apartado a algo tan simple como el efecto que produce pulsar un botón, pero nada más lejos de la realidad. Es realmente útil tener a golpe de clic derecho un montón de opciones adicionales en la minimalista interfaz de Windows 8, que desaparecen para dejar protagonismo al contenido cuando no son necesarias.

En la interfaz Metro desaparecen los menús contextuales con los que cuenta cualquier sistema operativo clásico de ventanas al pulsar el botón derecho. Pero no olvidemos que Windows 8 presenta un concepto completamente distinto a lo que estábamos acostumbrados a usar en un ordenador. Microsoft ha sido el primero en aventurarse a dar un salto de cambio de concepto, un concepto que Apple inventó, y que no se han atrevido a evolucionar, todavía.


Esto ha sido todo por hoy, donde hemos sacado a relucir todas las ventajas y lo que en función a mi experiencia de uso puedo sacar en positivo del último sistema operativo de Microsoft. En la próxima entrega toca contar qué es lo que me ha gustado y en futuros artículos también contaré cómo fue el salto entre aplicaciones y qué tal se me dio eso de sobrevivir sin las aplicaciones de OS X.

Archivado en Multitarea, Opinión, OS X, Sistemas Operativos, Windows 8
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Pues bien por haber provado otro sistema que no sea de lo que usas habitualmente jeje, Yo en mi caso soy ex usuario de linux por mucho tiempo en es sistema y he usando un monton de distros a tal punto de mandar todo al carajo. y actualmente ando en Windows 8 porque ya no quiero lidiar con sistemas que tenga que esta todo el tiempo encima corrigiendo fallos tras fallos.

  • Tino dice:

    Soy usuario de Windows 8 y llevo toda mi vida con Windows. Me ha gustado bastante este artículo porque has demostrado voluntad de ser objetivo dejado a un lado tu portátil (habrá que ver el resto de artículos, pero de momento me ha gustado bastante éste) y estoy de acuerdo en la mayoría de cosas que dices. Respecto al Exposé, me acabo de enterar ahora de esa función y me he quedado un poco en pause, así que después de buscar mucho y mucho he descubierto que sólo funciona con ratones Microsoft, aunque es una lástima, ya que es un switcher bastante bonito y que siempre me ha gustado en Apple.

    A pesar de todo el curro que te has pegado, te recomendaría que probaras 8.1 cuando salga en octubre, ya que va a incluir muchísimas mejoras que van a arreglar la pequeña cojera que tiene ahora W8, como el botón inicio (que no vale para nada, pero la gente estaba como los pollos cuando les cortas la cabeza porque no tenían botón de inicio y no podían ir bien al baño ni con Activia), la integración total de Skype en el sistema, la proporción 50/50 al dividir la pantalla en 2 aplicaciones, y un montón de cosas más.

    Un saludo y continuad con estos posts, que gustan bastante y no está mal diversificar un poco de vez en cuando 😉

  • Juank dice:

    Amigo excelente artículo, yo desde que salió windows 8 lo he tenido en mi PC, sólo quería decirte que en el tema del mando de la Xbox es una pasada, tanto el USB y el inalámbrico, para el inalámbrico te valen los drivers del Windows 7, pero hay que arrancar el Windows 8 de forma distinta para poder instalar controladores no certificados y genial la verdad!! Tengo 2 inalámbricos y perfecto. El PC lo tengo paga jugar, me gusta mucho más este sistema operativo para los juegos 🙂

  • Alejandro Fuentes dice:

    Los comerciales de Microsoft son tan estúpidos… Me mato de risa cuando la china choco la cara con la mesa para maquillarse mas rápido xD

  • Edu dice:

    Pues a mi para equipos sobremesa con una pantalla grande es un sistema operativo que no lo veo nada útil, puede que para un portátil y una surface sea útil pero para pantallas grandes no me convence.

    Tal vez en la 8.1 que según comentáis alguno trae más opciones de pantalla opine de otra manera pero ahora mismo no.

    Por otro lado el rendimiento si que es muy bueno. De todas las maneras Windows 7 es un buen sistema operativo y Windows 8 realmente no aporta nada nuevo a la productividad. Creo que cambiar por cambiar no es una buena estrategia.

    • Tino dice:

      Para ordenadores de sobremesa sí que es bastante útil, otra cosa es que no se le pueda sacar tanto jugo como con una pantalla táctil o el touchpad del ratón, pero en un sobremesa, aparte de tener un inicio más rápido, la multiventana y todas las funciones que no tienes en Windows 7, tendrás un sistema muchísimo más optimizado y que, si utilizas el ordenador para jugar o para ejecutar programas potentes, notarás muchísimo

  • […] entera utilizando únicamente este sistema operativo. Hemos decidido mostrar primero esta semana las cosas buenas que hemos encontrado (que las hay) y dejar las malas para la próxima […]

  • […] seguimos con el especial que comenzamos el pasado sábado donde os cuento mi experiencia de una semana de uso con Windows 8. Lo primero que vimos fueron las […]

  • […] seguimos con el especial que comenzamos el pasado sábado donde os cuento mi experiencia de una semana de uso con Windows 8. Lo primero que vimos fueron las […]

  • […] con una nueva entrega del especial que comenzamos hace unos días donde os cuento mi experiencia de una semana de uso con Windows 8. Lo primero que vimos fueron las […]

  • […] con una nueva entrega del especial que comenzamos hace unos días donde os cuento mi experiencia de una semana de uso con Windows 8. Lo primero que vimos fueron las […]

  • […] con una nueva entrega del especial que comenzamos hace unos días donde os cuento mi experiencia de una semana de uso con Windows 8. Lo primero que vimos fueron las […]

  • […] nuestro experimento de utilizar windows 8 en vez de OS X. La semana pasada os contamos únicamente lo bueno que hemos visto, pero esta semana nos ponemos duros y daremos un repaso a todo lo que no nos ha gustado y […]

  • […] qué es lo que está fallando en este nuevo sistema operativo de Microsoft, ya que, como hemos analizado desde Applesencia, ha mejorado muchos de los defectos que venía arrastrando Windows desde su creación y presenta un […]

  • […] qué es lo que está fallando en este nuevo sistema operativo de Microsoft, ya que, como hemos analizado desde Applesencia, ha mejorado muchos de los defectos que venía arrastrando Windows desde su creación y presenta un […]

  • […] qué es lo que está fallando en este nuevo sistema operativo de Microsoft, ya que, como hemos analizado desde Applesencia, ha mejorado muchos de los defectos que venía arrastrando Windows desde su creación y presenta un […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion