Apple y su visión del mercado wearable

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nuevo concepto de iWatch

Desde hace tiempo Apple nos va dando pistas del camino que quiere seguir con su wearable. Contrataciones de antiguos empleados de Nike o de profesionales relacionadas con el mundo de la medicina, declaraciones de Tim Cook cada vez que se le pregunta sobre el tema y el desarrollo del coprocesador M7 son algunas de esas pistas.

Una de las mayores novedades de iOS 8 estará relacionada con la salud y el fitness. La integración en iOS 8 de la monitorización de nuestras constantes vitales y de nuestras estadísticas será una de sus grandes bazas.

Para ello, y según las últimas noticias, Apple incluiría una app a la que se la denomina en fase de desarrollo Healthbook y que sería capaz de monitorizar nuestras estadísticas, tal y como hacen las apps de Nike o Fitbit, por poner un ejemplo. Además, a mayores, Healthbook también monitorizaría nuestras constantes vitales. Valores tales como nuestra presión sanguínea, pulsaciones o niveles de glucosa serían medidos con esta app.

Pero esta integración será parte de un todo que Apple completará con su wearable, el iWatch, por llamarlo de alguna manera. El iPhone no es capaz de medir por si mismo nuestras constantes vitales, y a pesar de que hay diversas patentes de Apple que sugieren este tipo de tecnología para su smartphone es poco probable que esto se lleve a cabo. Para medir nuestras constantes vitales estará el iWatch, mientras que Healthbook sería el hilo conductor de toda la información recogida.

Hay muchos factores que nos dan pistas del camino que ha tomado Apple y de cómo será su apuesta en el sector de los wearables. Vamos a ir desgranando cada uno de ellos.

Coprocesador M7

Cuando se presentó el coprocesador M7 muchos vieron en él un adelanto del futuro iWatch. Este coprocesador de movimiento monitoriza todos los movimientos de nuestro iPhone, lo que, con la API que Apple puso a disposición de los desarrolladores, hace que el iPhone 5s substituya a la mayoría de las pulseras que monitorizan nuestra actividad diaria.

Nuevo coprocesador de movimiento M7

Pero lo importante de este coprocesador no es su función en sí, sino que es el reflejo de cómo Apple desarrolla sus productos. Apple prueba el mercado, pone en manos de los desarrolladores todo el potencial necesario, pero deja que sean estos los que hagan el trabajo y encuentren nuevos usos y aplicaciones.

Cuando Apple introdujo el M7 en el iPhone 5s lo que buscaba era un gran banco de pruebas, una muestra del potencial que podría alcanzar un futuro iWatch, y de paso, comprobar la receptividad de los desarrolladores a su propuesta.

Aplicaciones como Nike+ Move o Argus son un buen ejemplo del potencial del M7.

Contrataciones relacionadas con la salud y el deporte

A lo largo del año pasado Apple realizó una serie de contrataciones relacionadas con el ámbito de la salud y el deporte, que casi podríamos catalogar como estratégicas.

Una de las más sonadas fue la de Jay Blahnik, un conocido experto en fitness y consultor de instrumentación en muchos productos de Nike, como la Nike FuelBand y también de apps como Nike+. Otra de las contrataciones destacadas fue la de Todd Whitehurst, vicepresidente de Senseonics, empresa dedicada al desarrollo de productos de monitorización de glucosa.

Nike iWatch Blahnik

También durante este año Apple se ha mostrado muy activa y ha contratado a varios expertos en salud, como Ravi Narasimhan, de Vital Connect, empresa centrada en el desarrollo de sensores biométricos y Nancy Dougherty de Sano Intelligence, una pequeña startup que trabaja en un sensor capaz de realizar análisis periódicos de nuestra sangre incorporándolos al equipo de desarrollo del iWatch.

Hace unos días os contamos como también Michael O’Reilly, antiguo ejecutivo de Masimo Corporation, que se dedica al desarrollo de medidores de pulsaciones, empezó a trabajar para Apple el pasado verano.

Otro dato más que apunta en esta dirección es la reunión con la FDA, la Administración de Alimentos y Medicamentos de E.E.U.U. en diciembre para hablar sobre aplicaciones de salud. El alto cargo de la mayoría de los asistentes, entre ellos el citado anteriormente Michael O’Reilly hace pensar que no era una reunión cualquiera.

Todas estas contrataciones y noticias relacionadas con el ámbito de la salud y el deporte no son sino un indicativo de hacia donde quiere dirigirse Apple, cómo es su particular visión de los wearables.

Apple y su relación con Nike

La relación que mantienen Apple y Nike siempre ha sido cuanto menos curiosa, y se antoja todavía más si pensamos en un futuro iWatch. La presencia de Tim Cook en la junta directiva de la multinacional estadounidense ha propiciado que Apple siempre haya estado en una posición dominante en lo que respecta al desarrollo de apps relacionadas con la Nike Fuelband o Nike+ y también puede estar ayudando en el desarrollo del iWatch.

No hay que olvidarse tampoco de las múltiples declaraciones de Tim Cook sobre este sector, y en concreto sobre la Fuelband, de la que llegó a decir que la amaba, aunque era un sector todavía por explorar y mejorar. Sin embargo, siempre que ha tenido la ocasión, ha mostrado su escepticismo con los relojes inteligentes. Otro indicativo más.

Nuevas FuelBand SE de Nike

El año pasado se supo que ya hace más de diez años, en el año 2000, Jony Ive pidió a Nike un millar de sus relojes, concretamente Nike Presto Digital Bracelets y Oregon Series Alti-Compass de aluminio, para estudiarlos. Esto nos proporciona dos datos relevantes, que Apple lleva mucho tiempo desarrollando un iWatch, y que ya desde entonces tenían claro cual querían que fuese su enfoque.

Cabe preguntarse cómo le sentará a Nike que Apple lance un competidor directo de su Fuelband, más si cabe después de que dejase de desarrollar su app compatible con Android para centrarse en iOS. Quizás Nike está más implicada en el desarrollo del iWatch de lo que sabemos, aspecto que no descartaría.

El ecosistema

Este es sin duda uno de los puntos fuertes de Apple y de su modelo de negocio, y también una de las debilidades de los wearables hoy en día. La forma en que Apple integra todos sus dispositivos en su ecosistema es una de las mayores ventajas de las que dispondrá el iWatch. No tendremos que depender de que las compañías, como Fitbit o Nike, desarrollen sus apps para la plataforma móvil que utilicemos, y además, el hecho de desarrollar a la par todos los productos, iPhone, iOS 8 y iWatch refleja que la integración entre estos será máxima.


Apple no va a inventar nada en este segmento. Existen muchos productos capaces de medir constantes vitales, que incluso son vendidos en la Apple Store, pero no hay un producto que unifique todos estos datos en un único dispositivo, y a su vez en un único ecosistema. Este es el punto fuerte de Apple y es lo que lleva haciendo durante mucho tiempo.

Archivado en Coprocesador M7, Nike, Smartwatch, Wearables
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion