Mi día a día con el iPhone

Mi día a día con el iPhone

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Soy usuario de un iPhone desde diciembre del año 2008, cuando conseguí un iPhone original traído de los Estados Unidos. Actualmente estoy con el hasta ahora buque-insignia de la casa y voy a pasar a relataros como es un día a día con mi iPhone.

iPhone

Curiosamente hace tiempo que dejé de usarlo como despertador y no porque no sea una opción válida para mí, sino porque prefiero tenerlo apagado en horario nocturno a no ser que pernocte solo fuera de casa. Pasé de usarlo de despertador a dormir con él en modo avión a tenerlo finalmente apagado.

Tras despertarme y tomar el desayuno es cuando lo conecto. Repaso los últimos mensajes recibidos por WhatsApp o Telegram, miro el correo y en todo caso las portadas de los periódicos. Una vez hecho, voy andando a mi trabajo y si veo algo que despierte mi atención, lo fotografío. Muchas veces son cosas sin importancia, pero me gusta tomar instantáneas de la vida.

Llamando iPhone

En mi trabajo la herramienta principal es el iPad, en mi caso un iPad mini 2 4G, que compagino con el iPhone. Como soy docente, ahí llevo mis clases y registros. Utilizo herramientas como Socrative, Kahoot o Additio. Tanto con el iPad como con el iPhone me conecto con un Apple TV a una pantalla para poder proyectar al alumnado lo que sea necesario.

Tras salir del colegio, vuelta a mirar las redes sociales, prensa y responder mensajería. Como aplicación de correo electrónico utilizo Spark, que a mi parecer es mejor que la nativa del dispositivo. Al volver a casa suelo enchufarme los auriculares, los del iPhone 5S que tenía entre 2013 y 2014, para aislarme un poco del mundo. Antes de entrar a casa, parada en un supermercado a por lo que haga falta y utilizo Apple Pay para abonar la compra.

iPhone usuaria

Una vez en casa suelo aparcar el teléfono, le activo el sonido (siempre lo llevo en silencio) y a cocinar, poner la mesa y comer. Vuelta a las clases por la tarde, donde el iPhone y iPad vuelven a ser protagonistas. Tras acabar la jornada y estar con la familia, suelo salir a correr un rato si no lo he hecho por la mañana. El iPhone permanece en casa y los registros de los entrenamientos van en el reloj, cuyos datos vuelco luego al terminal para poder analizarlas y disfrutarlas más tarde.

iphone-7-plus

Tras la cena, un último vistazo a esas aplicaciones punteras, a la prensa y redes sociales. Apagando y que descanse. Los fines de semana el ritmo es diferente y utilizo más aplicaciones de ocio, como buscar aviones, divertirme fotografiando o simplemente, dejándome el teléfono en casa y viviendo tranquilo sin él. Me encanta, pero no quiero ser un esclavo de él.

¿Cómo utilizas tu iPhone? ¿Nos lo cuentas en comentarios?

Archivado en iPhone
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs