El Touch ID del iPhone 5s, a fondo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una de las novedades que ya todos conocíamos casi seguro que traería el iPhone 5s ha sido el Touch ID, la manera que ha tenido Apple de llamar al archiconocido sensor biométrico. El iPhone 5s se convierte así en el pionero en el uso de estos sensores y aunque no el primero, sí que será el que lo estandarice y lo vuelva objeto de deseo. Así que si quieres saber más de este Touch ID sigue leyendo, porque te lo contamos todo.

Pantalla de reconocimiento de huella de iOS 7

Lleva rumoreándose durante todo el verano. Apple tenía preparada para nosotros el tan rumoreado sensor biométrico, al que han llamado Touch ID, y que a día de hoy nos permitirá usar nuestra huella dactilar como sustituta de la clásica contraseña.

Apple sabe que usamos el iPhone muchas veces al día, y que tener que introducir un código o una contraseña para desbloquear el teléfono, hacer una compra, iniciar sesión, etc. es una pérdida de tiempo. Por eso, con el iPhone 5s han introducido el Touch ID un lector de huellas dactilares incorporado en el botón Home del teléfono.

El Touch ID nos permite desbloquear el teléfono con tan solo apoyar el dedo en el botón Home. Es una forma realmente rápida y segura de acceder a nuestro iPhone, pero siempre y cuando el sensor funcione como debe y no falle el reconocimiento. No sabemos como evolucionará la calidad del reconocimiento cuando la grasa de nuestros dedos esté por encima del cristal de zafiro.

¿Cómo funciona el Touch ID?

De momento solo está restringido al sistema operativo, y los desarrolladores no tienen acceso a una API que permita el uso del Touch ID en sus aplicaciones. Suponemos que en un futuro esto será posible, cuando esté más probado, como ocurrió con Siri. De momento solo podemos usar nuestra huella para autorizar compras en la iTunes Store, App Store o iBooks Store.

Lo mejor del Touch ID es que puede leer nuestra huella en un ángulo de 360 grados, por lo que el iPhone 5s siempre sabrá que es nuestro dedo sin importar de qué posición lo posemos. Además, nos deja que introduzcamos nuestra huella varias veces para mejorar el reconocimiento de la misma.

Otra posibilidad es la de autorizar varias huellas, gracias a la cual también podemos autorizar su uso a otras personas. No olvidemos que el iPhone 5s ya no tiene botón Home, sino que el Touch ID simplemente es una superficie táctil capacitiva que detecta nuestros dedos, pero ya no es un botón.

El interior de Touch ID

Despiece del Touch ID

Este sensor está compuesto por varias capas que componen un cristal de zafiro superior, que protege el sensor y además sirve de lente. A su alrededor hay un anillo del color de la carcasa del iPhone cuya función es activar el Touch ID cuando acercamos nuestro dedo. Mientras tanto el sensor biométrico está apagado.

El sensor usa tecnología capacitiva avanzada que obtiene una imagen en alta resolución de nuestra huella que analiza varias capas subcutáneas de nuestra piel. Después analiza toda esa información con un alto nivel de detalle y precisión, donde identifica detalles en los surcos que ni el ojo humano puede ver. Incluso es capaz de analizar pequeñas variaciones en la dirección de los surcos.

Con todo esto Touch ID consigue la huella de mejor calidad disponible gracias a su sensor de alta precisión, la cual se almacena de manera encriptada en el Secure Enclave del procesador Apple A7, donde queda protegida de todo lo demás, y a la que solo puede acceder el sensor Touch ID. De hecho, ninguna aplicación puede acceder a nuestra huella; ni siquiera se almacena en los servidores de Apple o en iCloud. Por lo que si tenemos que restaurar nuestro iPhone, habrá que reconfigurar siempre el reconocimiento dactilar.


Como vemos, con el Touch ID se revoluciona la forma en la que utilizamos nuestro teléfono. Una vez más Apple revoluciona un mercado donde algo ya existía. Los sensores biométricos habían aparecido marginalmente en algunos terminales y los ordenadores portátiles los incorporan hace años. Sin embargo, la capacidad de integrarlo en el sistema operativo y establecer esa sinergia entre el software y el hardware solo la es capaz de crear Apple.

Será cuestión de tiempo que empiecen a salir terminales de gama alta de Android de fabricantes como Sony, Samsung o LG poniendo el grito en el cielo con las bondades del sensor biométrico. Pero Apple ha sido la primera en popularizarlo, y el iPhone 5C también ha sido el primer teléfono con procesador de 64 bits del mercado, al igual que el iPad 2 fue el primer tablet con procesador dual core del mercado.

Archivado en A fondo, Huellas dactilares, iPhone 5s, Sensor biométrico, Touch ID
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion