Una semana con Windows 8: las aplicaciones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Aquí está la cuarta y última entrega de mi experiencia durante una semana con Windows 8, donde he intentado usar el ordenador día a día, normalmente, prescindiendo de OS X y sin usar mi Mac, para poder criticar a Windows 8 con conocimiento de causa. Hoy os voy a hablar de cómo fue la transición respecto a las aplicaciones y cuál fue mi experiencia a la hora de las equivalencias con las aplicaciones de Windows

8 ventanas azules

Volvemos con la última entrega del especial que comenzamos hace unas semanas donde os cuento mi experiencia de una semana de uso con Windows 8. Lo primero que vimos fueron las primeras buenas impresiones, lo más positivo del nuevo sistema operativo de Redmond y en general todo lo que hace grande a Windows 8.

Después vimos qué es lo que no me gustó de la experiencia para más tarde pasar a hablar de cómo el flujo de trabajo de OS X es muy superior. Pero hoy toca hablar de aplicaciones. La parte más importante de la experiencia de uso con un ordenador es el sistema operativo, y directamente después tenemos las aplicaciones, que son las que realmente nos permiten hacer cosas con el ordenador.

Así pues quiero contaros cual ha sido mi experiencia de uso después de venir de Mac, donde siempre se ha criticado al sistema de la manzana por falta de aplicaciones. Pero eso hace años que cambió. Ahora en OS X hay muchísimas más aplicaciones para todo, y gracias a la App Store, estas tienen un diseño y funcionalidades muy superiores.

Sin más te cuento cuales fueron las aplicaciones que utilicé para suplantar las que usaba en OS X y permitirme seguir realizando mi día a día como siempre.

Aplicaciones equivalentes

Si vais visitando las distinas páginas de las aplicaciones y las ponemos cara a cara, vemos como en general el aspecto de la web del desarrollador es horrible en el caso de Windows, y eso ya nos advierte de la interfaz a la que nos vamos a enfrentar. Son aplicaciones que sirven para hacer determinadas cosas, pero en las que la interfaz se deja de lado y nadie se preocupa por ella.

Pero no solo eso, muchas de esas aplicaciones están descuidadas, llevan años sin actualizarse y aún siguen estancadas en el pasado, limitando sus posibilidades por tener que seguir soportando Windows XP, con más de 10 años de antigüedad. Sin duda el choque es muy duro cuando estás acostumbrado a bonitas aplicaciones para Mac que luego en Windows son tan feas.

La Windows Store

Captura de la Windows Store

Además, en OS X te puedes perder por la Mac App Store con aplicaciones completas, mientras que en la Windows Store solo hay aplicaciones para la interfaz Metro, y ya sabemos que Metro es muy limitado, son aplicaciones de juguete y muchas de ellas de pago, con potencia de chiste. Muy decepcionante este aspecto, la verdad.

Saliendo en busca de aplicaciones

Páginas que recomiendan aplicaciones

Si queremos ir por aplicaciones más potentes tendremos que salir en busca de ellas por Google e ir navegando entre cientos de sitios web de dudosa fiabilidad que nos ofrecen descargar aplicaciones desde una propia aplicación del sitio que nos asegura la descarga segura, y luego es un coladero de virus que nos instala troyanos, spyware y adware a montones.

Es precisamente esto lo que vuelve locos a los usuarios que no entienden de ordenadores y usan Windows, se bajan lo primero que pillan del primer sitio que Google les planta, cuando en realidad muchas de esas páginas están preparadas para ofrecer el resultado que Google busca y por eso nos aparecen las primeras. Luego lo que nos descargamos nada tiene que ver con lo que buscábamos.

La Mac App Store

Fondo de la Mac App Store sobre un MacBook Air

Cuenta con muchas restricciones al igual que la App Store de iOS, pero gracias a esto hay un control y aplicaciones de calidad. Cualquiera que le de la gana no puede subir una aplicación y tiene que pasar por los filtros de Apple. Esta es la razón por la que si un usuario llega a Mac y no tiene ni idea, sabe que bajando apps desde la Mac App Store estará seguro y exento de software malicioso.

Igualmente OS X y iOS tienen la ventaja de que son miles los blog de Apple que hacemos recopilaciones y análisis de aplicaciones y el usuario no va tan perdido, pudiendo saber qué es lo que más le conviene si busca un tipo de aplicación en concreto.


Y hasta aquí llega el final de este especial de mi experiencia con el sistema operativo de Redmond. Espero que hayáis disfrutado leyéndolo tanto como yo viviendo la experiencia que fue dura los primeros días pero que me sirvió para demostrarme que debo de seguir en OS X, que se adapta mucho mejor que Windows a mi forma de trabajar.

Pero nunca está de más probar cosas nuevas, no hay que cerrarse a nada. Ahora al menos puedo decir que Windows 8 sigue sin convencerme con conocimiento de causa, y con unos argumentos bien contrastados, objetivos y sólidos.

Archivado en Mac App Store, Windows 8
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Tino dice:

    Estoy de acuerdo con muchas cosas que has dicho, pero también estoy en desacuerdo con otras muchas, como que no especifiques que tu experiencia de usuario se basa en una beta (Windows 8.1 todavía no ha sido lanzado oficialmente) o lo de las aplicaciones llenas de virus, para eso está softonic, donde te las puedes descargar muy fácilmente y sin ningún virus.

    No obstante, me gusta que hayas dejado de lado tu SO para trabajar única y exclusivamente en éste, eso demuestra que por los menos has hecho el esfuerzo y no has hablado de boquilla

    • Tino dice:

      Se me olvidó añadir que no hay que olvidar que Windows 8 es un sistema que acaba de nacer, y que compararlo así, “a pelo” con un sistema como Mac OS es un poco descabellado de momento, por lo que sería interesante (en mi opinión) ver otra comparativa dentro de 1 año o 2 (si nos acordamos) xD

    • Diego Liarte dice:

      En realidad que use Windows 8.1, Windows 8 o Windows 7 para lo que he dicho no influye en lo más mínimo.

      De Softonic no me fío un pelo, ese instalador que tienen propio mete basura a raudales, con adware, barras para navegador, etc. Lo más fiable es ir a la página oficial del desarrollador.

      Me alegra que te haya gustado 🙂

      • Tino dice:

        Ah bueno, eso sí es verdad, softonic te ofrece muchísima publicidad xD, pero con darle a No tienes, y por lo menos te aseguras de que el archivo viene sin virus y que la página de dónde te lo estás descargando no es falsa

  • David dice:

    Si en el artículo anterior no podía estar en más desacuerdo con el poco rigor y exactitud en este estoy totalmente de acuerdo.

    Aunque lo de la tienda cambiará con Windows 8.1 con acceso a miles de APIs nuevas y los programas ya no serán tan básicos y de ‘juguete’.

    Pero si lees los tortuosos caminos que han seguido para programar en la nueva interfaz como los que han sufrido los de VLC te darás cuenta que la tienda es un paso necesario para librarse de programas hechos soportando compatibilidad con el vetusto XP. Les ha servido para dejar atrás obsoletas DLL que frenaban la evolución y perpetuaban métodos ineficientes de ejecutarse. Y eso les ha servido incluso para mejorar el VLC normal tanto de Windows como de Mac.

    Pero precisamente esto es lo mismo que ha pasado con la App Store de iPhone. Con los primeros programas con APIs muy limitadas. Aún veo absurdo que no pudiera haber una app de alarma que no pudiera funcionar sin tener que estar abierta en primer plano toda la noche con la pantalla encendida.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion